Me siento a escribir el post de hoy con dos intenciones pero, sobre todo, muy feliz. La primera intención es transmitirte un mensaje claro: todas necesitamos cuidar el suelo pélvico. Y la segunda, compartir contigo la noticia que nos alegra el día: En Suelo Firme ha cambiado su aspecto y, no sólo eso, mejora por fuera pero también por dentro. Como habrás podido comprobar al acceder a la web,  nos hemos embarcado en lo que, quienes entienden de diseño, llaman un proceso de “restyling” o, dicho en nuestro idioma: una remodelación, modernización, renovación, rejuvenecimiento.

Cuidar el suelo pélvico

Llevábamos tiempo queriendo mejorar nuestra imagen…

Pero sobre todo queríamos cumplir nuestro deseo de seguir ayudando a las miles de personas que cada día acceden a Ensuelofirme.com en busca de información, ayuda, productos o consejos para cuidar el suelo pélvico.

Este cambio de imagen y de estructura se debe también a nuestro afán de ponértelo más fácil, de que encuentres a la primera de cambio aquello que buscas: sean profesionales en tu lugar de residencia, artículos del blog sobre una temática concreta, productos específicos de la tienda o servicios online y offline.

¡Sí! Esto también es nuevo: podemos ofrecerte nuestra ayuda si vives en Madrid o alrededores, pero también si vives lejos de aquí o tienes dificultades para desplazarte, a través de nuestros servicios online, consultas por videoconferencia y cursos  para cuidar el suelo pélvico que podrás realizar desde tu propia casa en el horario que más te convenga.

¡Inauguramos esta nueva etapa con un nuevo post!

La historia que hoy te cuento es el ejemplo que hace meses una amiga me comentó sobre la búsqueda de información en nuestra antigua web. Y, gracias a ella, nace este post, en el que quiero gritar a los cuatro vientos que TODAS necesitamos conocer y cuidar el suelo pélvico.

Sigamos compartiendo ?

El otro día una amiga me comentó:

— Laura, he entrado a En Suelo Firme y no he encontrado nada para mí. Sólo vi ejercicios para embarazadas, mamás recientes o mujeres con problemas de pérdidas de orina, histerectomía o cosas así…

Esta buena amiga no tiene hijos, tampoco incontinencia ni diagnóstico de prolapso, pero es una mujer activa que hace un par de años entró en la menopausia y le preocupa la posibilidad de que estos problemas puedan aparecer.

¿En serio no encontraste nada? Creo recordar haber escrito un post sobre menopausia y suelo pélvico… Cuando llegue a casa lo miro y te cuento.

El caso es que por la tarde abrí el ordenador, tecleé la palabra clave “menopausia” en el buscador y encontré el post al que me refería: “Menopausia y suelo pélvico: cómo ponerte en forma sin riesgos”.

Aparecieron otros sobre la menopausia muy interesantes…

Artículos que hablan sobre:

Me quedé un rato dándole vueltas. Me puse en el lugar de mi amiga e intenté comprender cómo es posible que, teniendo más de 120 artículos en nuestro blog, ella entrara y sólo encontrara información para embarazadas, mamás o mujeres con problemas manifiestos.

Haciendo autocrítica llegué a la conclusión de que, aunque desde En Suelo Firme ofrecemos mucha información: información para mujeres que hacen deporte, información sobre distintas técnicas de tratamiento o mantenimiento (biofeedback, electroestimulación, Hipopresivos, ejercicios de suelo pélvico), información para embarazadas y puérperas, información sobre la postura, sobre el efecto de los tacones, información para ellos

Tal vez no estábamos dándole el protagonismo suficiente a la información preventiva que estas lectoras necesitan ni, tal vez, incidiendo todo lo necesario en un mensaje fundamental, el que en las siguientes líneas, a modo de manifiesto, he tratado de condensar:

Cuidados suelo pélvico

Y por eso he escrito este post. Para recordarte que necesitas (sí, ¡tú también!) cuidar el suelo pélvico y para explicarte, a través de los siguientes enlaces, cómo puedes empezar a hacerlo si, como mi amiga, no eres madre, no estás embarazada, ni entra en tus planes serlo (ni en el futuro o al menos por el momento).

A continuación encontrarás un listado con los artículos del blog fundamentales en los que encontrar las respuestas a ese “por dónde empezar” que suele frenarnos cuando queremos iniciarnos en cualquier actividad física o cambio de hábito:

Mejores cuidados para el suelo pélvico

Espero que con este manifiesto sobre cuidar el suelo pélvico y con todos los posts que te he enlazado desde este artículo comiences hoy mismo a aprender a cuidar y entrenar tu suelo pélvico.

Además, te recuerdo que hemos creado una nueva categoría en el blog, llamada Prevención y Salud, donde encontrarás organizados en torno a esta temática todos los posts, actuales y futuros, para potenciar tu bienestar íntimo.

Por último, no olvides seguirnos en redes sociales para estar al día de nuestras novedades que… ya verás, en esta nueva etapa ¡serán muchas!

Si además no quieres perderte ninguno de nuestros artículos semanales y quieres disfrutar de las ventajas exclusivas de nuestros suscriptores, ¡apúntate GRATIS a nuestra newsletter!

¡Comparte!

Escrito por: Laura Rojas

Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y licenciada en Periodismo por la UCM, combina su labor asistencial como fisioterapeuta pelviperineal con su labor divulgativa a través de En Suelo Firme. Su formación y experiencia en el ámbito de la comunicación se unen a una fuerte vocación de servicio y a un inagotable interés por la salud integral de la mujer, desarrollada en el ámbito de la fisioterapia obstétrica y uroginecológica, valorando y tratando los trastornos funcionales del periné, que pueden afectar a nivel urológico, coloproctológico, ginecológico y sexológico, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la mujer y el hombre en las distintas fases de su ciclo vital.

Artículos relacionados

Deja un comentario

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento: (+)

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Fines del tratamiento: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
  • Derechos que le asisten: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.

Los comentarios y el nombre que escribas se publicarán y se verán públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "Anónimo".