Skip to main content
Mitos sobre la incontinencia urinaria

Mitos sobre la incontinencia urinaria

¿Sabías que hay muchos mitos sobre la incontinencia urinaria? ¿Cortas el chorro de la orina porque has oído que eso fortalece los músculos del suelo pélvico? ¿Te aguantas las ganas de hacer pis porque crees que así entrenas tu vejiga y mejoras la incontinencia urinaria?

Si tú también te has hecho alguna vez estas preguntas, no te pierdas este vídeo en el que desmontamos los mitos más extendidos sobre la vejiga y el suelo pélvico.

Transcripción del vídeo: 

¡Hola, qué tal? Soy Laura Rojas, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y coautora del blog de En Suelo Firme, y en este vídeo quiero contarte algunas de las falsas creencias más extendidas sobre el suelo pélvico y su papel en la micción.

MITO 1: Cortar el chorro de la orina es bueno para entrenar los músculos del suelo pélvico

El denominado Stop-Pipí, que se recomendaba antiguamente, está completamente desaconsejado, ya que causa más problemas que beneficios a nuestra vejiga.

En ocasiones los fisioterapeutas (o los urólogos, matronas y ginecólogos) podemos recomendar realizar esa maniobra de cortar la orina a modo de prueba. Esto es: una sola vez, para localizar los músculos del suelo pélvico y ver si somos capaces de cortar el chorro completamente, si nos cuesta o si somos incapaces de lograrlo.

Como digo, sería sólo una prueba puntual, pero no debe hacerse de forma sistemática.

Ya que podemos alterar el vaciado normal de la vejiga, propiciar infecciones de orina y, a la larga, provocar que la vejiga y los músculos del suelo pélvico que cierran la uretra se pierdan la coordinación entre sí.

MITO 2: La incontinencia urinaria se soluciona con bolas chinas y Kegels

Aunque los ejercicios de suelo pélvico más famosos son, sin duda alguna, los ejercicios de Kegel, debes saber que el entrenamiento del suelo pélvico va mucho más allá de los Kegels y que, de hecho, en algunos casos no son recomendables.

Para potenciar los músculos del suelo pélvico, los fisioterapeutas os enseñamos ejercicios que, además, implican otros músculos y estructuras del cuerpo: como el diafragma (músculo respiratorio), el transverso del abdomen (músculo más profundo de nuestros abdominales), la musculatura lumbar, el trabajo postural, el trabajo respiratorio, el trabajo propioceptivo…

Y para ayudarnos en este entrenamiento podemos utilizar diversas técnicas o métodos: como los hipopresivos, determinados ejercicios de Pilates, métodos de reeducación postural como el Método 5P, o dispositivos, como pueden ser los biofeedback, los electroestimuladores, los cinturones pélvicos… y un sinfín de herramientas que van mucho más allá de las bolas chinas (que, igual que te decía de los Kegels, ni son la única ayuda ni están indicadas para todas las mujeres).

Cada incontinencia urinaria puede tener una causa diferente y, por tanto, un tratamiento distinto.

MITO 3: Aguantar las ganas de orinar todo lo que puedas es bueno para la vejiga y el suelo pélvico

No debemos aguantar las ganas de orinar sistemáticamente hasta el punto en el que vamos al servicio corriendo o incluso con molestias.

La vejiga es un órgano muscular, diseñado para almacenar la orina y a medida que se va llenando de orina, el músculo vesical se distiende. Cuando la vejiga alcanza un determinado volumen de llenado nos avisa en forma de “ganas de orinar”. Ante esta situación, pueden pasar dos cosas: bien que hagamos caso de esas ganas y vayamos a vaciar la vejiga o bien que pospongamos las ganas. Es decir, que nos aguantemos.

Si nos aguantamos las ganas, la vejiga seguirá llenándose, es decir, distendiéndose y, al cabo de un tiempo, nos avisará de nuevo a  través de las ganas de orinar. Si, una vez más y como hábito, posponemos las ganas y esperamos a ir al baño cuando nuestra vejiga nos ha dado ya varios avisos y está tan llena que incluso nos causa molestia (como dolor por encima del pubis), estamos poniendo en riesgo este órgano (por forzar su distensión) y también nuestro suelo pélvico.

¿Por qué el suelo pélvico? Porque para aguantarnos las ganas de hacer pis, de forma consciente o no, contraemos esta musculatura y si esto se prolonga en el tiempo, mantenemos esa tensión en el suelo pélvico hasta el momento que vamos a orinar. Y la tensión mantenida en el suelo pélvico, como en cualquier otro músculo del cuerpo, puede traernos consecuencias: desde dolor a dificultades para relajarse y dificultar la micción, la defecación o las relaciones sexuales, etc.

Como conclusión: Se ha de orinar cuando se sienten las ganas y antes de que esas ganas provoquen molestia o presión dolorosa en la zona de la vejiga.

En determinados casos, desde la Fisioterapia, realizamos lo que se llama un entrenamiento vesical, es decir: recomendamos espaciar el tiempo entre una micción y otra, cuando detectamos que la persona va a orinar de forma más frecuente de lo normal. Pero esto siempre se hace de forma controlada con un profesional sanitario y tras estudiar el caso concreto de cada paciente.

MITO 4: Hacer pis por si acaso es bueno

Igual que no es bueno aguantarse las ganas de forma repetida, tampoco lo será ir cada dos por tres al baño sin ganas de orinar. Muchas personas hacen pis sin tener ganas cuando, por ejemplo, van a salir de casa, o tras acabar la jornada laboral antes de dejar su puesto de trabajo… Se convierte más en una costumbre que en una necesidad.

Es lo que se llama “hacer pis por si acaso”.

Si midiéramos el volumen de estas micciones, en la mayoría de los casos, veríamos que son muy pequeñas cantidades, y que la vejiga puede perfectamente almacenar esa cantidad sin distenderse en exceso. Estas micciones por si acaso no están recomendadas porque obligamos a la vejiga a vaciarse cuando el volumen de orina que le ha dado tiempo a almacenar es muy pequeño. Esto puede provocar que nuestra vejiga “se acostumbre” a orinar siempre en pequeñas cantidades y necesitemos ir más veces al servicio sin necesitarlo realmente.

MITO 5: Sólo tienen incontinencia urinaria las mujeres y especialmente las que son mayores

No. Los hombres también pueden presentar incontinencia urinaria. Y en cuanto a la edad, aunque existe un tipo de incontinencia urinaria asociado al envejecimiento, no sólo las personas mayores presentan incontinencia: también puede ocurrir en niños, en adolescentes, en mujeres que no han dado a luz, en deportistas jóvenes, en embarazadas, etc.

Cuando una persona, joven o en edad avanzada, hombre o mujer, presenta pérdidas de orina, es necesario acudir al especialista para conocer el origen de la incontinencia y llevar a cabo el tratamiento adecuado para cada caso.

MITO 6: Si se escapan sólo unas gotitas o sólo de vez en cuando, no es grave.

Y con una compresa, adiós problema. Rotundamente NO. Se denomina incontinencia urinaria a cualquier pérdida involuntaria de orina.

Pueden existir escapes leves, moderados o severos (desde pequeñas gotas a escapes completos del contenido de la vejiga), pero en todos los casos nos referimos a incontinencia urinaria y no es algo normal, ni algo a lo que debamos resignarnos.

Ante las pérdidas de orina, recomendamos siempre acudir al médico y detectar las causas que están detrás de esa incontinencia.

En la mayoría de los casos, desde la Fisioterapia, la incontinencia urinaria mejora o se resuelve por completo.

MITO 7: Todas las mujeres, especialmente las que han dado a luz, tendrán incontinencia urinaria

Este es otro mito extendido. No todas las mujeres tienen por qué tener problemas, pero lo que sí es cierto es que un músculo en desuso o “sometido a mal uso” puede acabar atrofiánose, debilitándose o dañándose y dar lugar a disfunciones.

Son numerosos los factores que, combinados entre sí, o un único factor perpetuado en el tiempo, pueden acabar provocando problemas relacionados con esta zona.

Algunos de esos factores de riesgo son el sobrepeso, los deportes de impacto (running) o hiperpresivos (crossfit), el embarazo y el parto, el factor genético, el sedentarismo, la menopausia, el estreñimiento, la tos crónica, las malas posturas, el cargar peso, etc.

A estos factores, habría que sumar una etapa de especial importancia para la mujer, por el cambio hormonal que con ella sucede, y es la menopausia.

Y UNA GRAN VERDAD…

El conocimiento es nuestro gran aliado para prevenir y mejorar problemas de suelo pélvico

Efectivamente. Porque no saber lo que es bueno o malo para nuestro cuerpo, el desconocimiento de los malos hábitos de nuestro día a día es, en sí mismo, un factor de riesgo.

Muchos pacientes que leen el blog o que llegan a consulta nos dicen “¡Ay, si yo hubiera sabido esto antes!”.

Y es verdad. Porque si conocemos nuestro cuerpo, si aprendemos lo que potencia nuestro suelo pélvico y lo que puede perjudicarlo, si sabemos qué es normal y qué no lo es, tendremos a nuestro alcance más herramientas para cuidarnos y para buscar ayuda cuando detectemos el más mínimo síntoma.

El conocimiento es poder, por eso desde En Suelo Firme trabajamos para desmontar no sólo los mitos sobre la incontinencia urinaria, sino sobre todos los temas relacionados con la salud del suelo pélvico, con el cuidado y el bienestar íntimos.

Por eso, también, queremos que mujeres y hombres accedáis con mayor facilidad a esta importante información sobre vuestro cuerpo, vuestro suelo pélvico, y así poder disfrutar más, pero sobre todo, MEJOR, nuestra vida en todos sus ámbitos. 

Si te ha gustado este vídeo, por favor, dale a me gusta; si crees que pude ayudar a otras personas, compártelo; síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter y YouTube; y ¡apúntate GRATIS a nuestra newsletter!

¡Nos vemos muy pronto en un próximo vídeo, muchas gracias por estar ahí!

  • 90,19  IVA incluido

    Available : En Stock

    Caja de 30 tampones para la incontinencia urinaria de esfuerzo que te permitirá hacer ejercicio y llevarlo puesto hasta 16 horas seguidas sin miedo a las pérdidas de orina.
  • 159,99  119,99  IVA incluido

    Available : En Stock

    Revolucionario entrenador del suelo pélvico femenino que adapta su tamaño al cuerpo único de cada mujer, con biofeedback inteligente visual y táctil que detecta el estado y actividad de tus músculos…
  • 199,99  149,99  IVA incluido

    Available : En Stock

    Elvie Trainer es un ejercitador de Kegel ergonómico, muy pequeño y discreto y con biofeedback visual, que se controla desde tu smartphone mediante una app gratuita, guiándote y monitorizando tu…
Facebook
Twitter
Google+
veces compartido
0

ESCRITO POR Laura Rojas

Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y licenciada en Periodismo por la UCM, combina su labor asistencial como fisioterapeuta pelviperineal con su labor divulgativa a través de En Suelo Firme. Su formación y experiencia en el ámbito de la comunicación se unen a una fuerte vocación de servicio y a un inagotable interés por la salud integral de la mujer, desarrollada en el ámbito de la fisioterapia obstétrica y uroginecológica, valorando y tratando los trastornos funcionales del periné, que pueden afectar a nivel urológico, coloproctológico, ginecológico y sexológico, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la mujer y el hombre en las distintas fases de su ciclo vital.

Related News

Síndrome de vejiga hiperactiva

Vejiga hiperactiva: qué es y cómo tratarla

Tipos de incontinencia urinaria

Tipos de incontinencia urinaria

Una respuesta a “Mitos sobre la incontinencia urinaria”

  1. Altagracia Núñez dice:

    Tengo dos operaciones de la vejiga y menos la 2 funda me pusieron la malla y estoy peor no detengo la orina se me salen que me recomiendas estoy desesperada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Importante: El nombre que escribas se verá públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "anónimo"


Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal con la excepción de ActiveCampaign Inc., EEUU, acogido a los acuerdos UE-U.S. Privacy Shield.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de la navegación de los usuarios y así mejorar nuestros servicios y ofrecerte las mejores ofertas y promociones adaptadas a tus preferencias e intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies