La enuresis, también conocida como incontinencia nocturna, es la micción involuntaria que padecen los niños mayores de 5 años durante el sueño. Estos escapes tienen una incidencia del 15% en niños de 5 años, un 7% en niños de 8 años y un 2% a los 15 años. No obstante, hay niños que nunca han adquirido el control de su esfínter, lo que se conoce como enuresis primaria; y otros niños que tras conseguirlo lo pierden (enuresis secundaria).

Causas de la enuresis nocturna

Las causas de la enuresis son todavía desconocidas, aunque se considera que podría deberse a varios factores:

El sistema vesicoesfinteriano tiene que ver

Podría ser consecuencia de un retraso del proceso de maduración vesical. Algunos niños que mojan la cama durante el sueño suelen tener la capacidad de la vejiga reducida, en comparación con los niños que no lo hacen, y además, su vejiga no es tan elástica por lo que necesitan eliminar la orina con más frecuencia. Son los niños que durante el día se precipitan al baño y a veces para cuando llegan ya es tarde.

Factores genéticos y psicosomáticos

La herencia es un factor predominante. Cuando los dos padres han sido enuréticos, el niño tiene un 77% de probabilidad de serlo, si uno de los padres ha sido enurético el niño tiene un 44% de serlo, y si ninguno de los padres lo ha sido el niño tiene una probabilidad del 15% de serlo igualmente.

Este trastorno guarda relación con la esfera afectiva del niño. A pesar de su gran capacidad de adaptación a situaciones nuevas, son muy sensibles a cualquier cambio en su entorno familiar. Podrían ser el caso de los niños que sufren enuresis secundaria nocturna, por algún cambio como el nacimiento de un hermanito/a, el divorcio de sus papás, el inicio del colegio o en momentos de la vida estresantes para él.

Incorrecto control de los esfínteres

Los niños o niñas que aprenden muy rápido a retenerse demasiado o los niños en los que el aprendizaje del control de esfínteres se ha visto perturbado o acelerado por alguna causa como que tienen que iniciar el colegio.

enuresis-nocturna

Hormona antidiurética

Algunos niños no producen suficiente hormona antidiurética, que es la que retrasa la producción de orina durante la noche y su vejiga se llena demasiado.

Factores del sueño

Hay niños que tienen un sueño muy profundo y no se despiertan cuando la vejiga está llena y para cuando se despiertan el escape ya se ha producido.

Debido al estrés que puede llegar a causar esta situación en el niño y en el entorno familiar, siempre es recomendable valorar el estado psicológico del niño, las expectativas de la familia, los aspectos sociales y su entorno cultural para asegurar un mayor éxito de las medidas que se planteen.

Además de todos estos aspectos, el pediatra recogerá todos los datos necesarios para diagnosticar la enuresis nocturna y establecer un tratamiento adecuado. A partir de este momento, el abordaje del niño ha de ser multidisciplinar siendo la fisioterapia una parte importante dentro del tratamiento.

Fisioterapia como tratamiento de la enuresis

Consiste en estimular la madurez de la vejiga, eliminando los errores de aprendizaje y trabajando los correctos hábitos y reflejos miccionales. La adquisición del control de los esfínteres depende del desarrollo físico y psicológico, pero también de la educación. La fisioterapia de suelo pélvico en pediatría, utiliza una serie de métodos de reeducación lúdicos, suaves, enriquecedores y adaptados a la personalidad del niño.

El tratamiento de la enuresis nocturna infantil inicia por la comprensión del funcionamiento de la vejiga y los esfínteres. Explicamos al niño a través de cuentos cómo funciona una vejiga normal y cuáles son los buenos y los malos hábitos miccionales, así como, los posibles problemas que pueden aparecer en la vejiga si durante el día no orinamos bien. Le enseñamos las pautas y los ejercicios para cuidar y entrenar su vejiga y la musculatura de su suelo pélvico para que la vejiga crezca sana.

Identificar el suelo pélvico

Con un libro de pegatinas, enseñamos al niño con enuresis infantil a localizar la musculatura del suelo pélvico y a jugar a sentir el movimiento del suelo pélvico.

Ejercicios de reeducación vesical

A través de un calendario miccional analizaremos lo que el niño bebe y lo que orina y estableceremos la buena frecuencia miccional. Observaremos también las noches que sale seco con un sol, y las que sale mojado con una nube. Nuestro reto: conseguir todo soles y decir ¡adiós al pipí!

Biofeedback de suelo pélvico

Es una forma de reeducación en la que el niño se hace consciente de un proceso fisiológico, como es la contracción y relajación del suelo pélvico.

Para hacerlo consciente, existen sistemas informáticos que transforman la contracción en señales visuales que se presentan al niño en una pantalla de forma lúdica y clara, simulando un videojuego.

De esta forma el niño puede aprender como contraer y relajar correctamente la musculatura de los esfínteres.

enuresis-nocturna

Estimulación del nervio tibial posterior

Mediante estímulos eléctricos producidos en el lugar correcto y con la intensidad adecuada se consigue normalizar, a través del sistema nervioso central, la excesiva actividad de la vejiga (hiperactividad vesical) que acompaña muchos cuadros de incontinencia urinaria nocturna en niños. Esta técnica, respaldada con un nivel de evidencia científica muy elevado, está indicada en los casos que exista una hiperactividad vesical.

Y ahora que ya conoces qué es la enuresis y que la fisioterapia cuenta con técnicas efectivas en un porcentaje significativo de niños, además de indoloras e inocuas, sin efectos secundarios. Aprender a orinar bien durante la infancia previene y protege de posibles problemas en el futuro. Si tu hijo tiene este problema es recomendable que consultes un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico sobre las opciones de su tratamiento.

¡Comparte!

Escrito por: María Medrano

María Medrano es fisioterapeuta, directora de la Clínica Pelvia de Pamplona, y autora del libro A hacer pipí también se aprende, un pequeño texto para ayudar a papás y mamás a resolver los problemas de enuresis, los malos hábitos miccionales, identificar las infecciones y a que se deben los escapes de orina.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos (+)

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal con la excepción de ActiveCampaign Inc., EEUU, acogido a los acuerdos UE-U.S. Privacy Shield.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Los comentarios y el nombre que escribas se publicarán y se verán públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "Anónimo".