¿Conoces los síntomas del prolapso? ¿Sabes que se estima que la mitad, una de cada dos, de las mujeres que dan a luz sufrirá un prolapso más adelante?

¿Que la mitad de las mujeres a partir de 55 años sufren problemas por uno o más prolapsos?

¿Que a partir de ciertos grados la única solución para el prolapso es la cirugía?

¿Y que en muchos casos evitarlo o, al menos, ayudar a que no empeore está en gran medida en tus manos?

Desafortunadamente, la información y la educación preventiva en salud pelviperineal que estamos recibiendo hoy en día en muchos países es obviamente insuficiente, con lo que conocer qué es un prolapso, identificar los hábitos y circunstancias que pueden provocar su aparición o su agravamiento y saber reconocer sus síntomas es todavía una asignatura pendiente para muchas de nosotras.

Síntomas del prolapso: signos de alarma que toda mujer debe conocer

Al mismo tiempo, muchas de las personas a las que se les acaba de diagnosticar un prolapso no se explican cómo ha podido aparecer este problema, cómo no se lo han detectado cuando estaba en un grado más leve y les resulta muy chocante y frustrante conocer que esta situación se podría haber evitado con unas simples pautas y el entrenamiento de su musculatura del suelo pélvico y del core.

Síntomas de un prolapso

Qué es el prolapso

El prolapso, la llamada «epidemia silenciosa» de nuestro tiempo, es una patología callada por

Modelo embarazada de 8 meses (@sarahstage) • Instagram

Modelo embarazada de 8 meses (@sarahstage) • Instagram

millones de mujeres a las que la sociedad exige una recuperación inmediata tras el parto, donde coger unos kilos de más durante el embarazo es motivo de desaprobación colectiva y donde los absurdos cánones de “belleza” actual se imponen hasta en ese momento vital de una mujer.

Básicamente, un prolapso, tal y como te explicaba mi compañera Laura Rojas en este post, es el descenso, en mayor o menor grado, de uno o varios órganos de la cavidad pélvica (vejiga, utero o recto) hacia el exterior, bien a través de la vagina, o bien a través del recto o ano, lo cual genera un estado de shock y ansiedad importante en la persona que lo padece deteriorando en gran medida su calidad de vida social y sexual.

Causas del prolapso

En general, la aparición de un prolapso es debida a la debilidad de los músculos del suelo pélvico que fallan en su función de sostén.

Cuando esa debilidad tiene su origen en motivos fisiológicos, genéticos o patológicos: carencia de estrógenos, factores neuromusculares, aparición de un tumor, tras una cirugía abdominal o pélvica, etc. nuestra capacidad para modificar su evolución está exclusivamente limitada a la prescripción médica.

Pero, en la mayoría de ocasiones las causas de un prolapso son otras más circunstanciales:

  • Un traumatismo obstétrico: parto instrumental, multiparidad, etc.
  • Una hiperpresión ejercida sobre estos músculos de manera repetida y continua: levantar peso habitualmente, realizar ejercicios hiperpresivos, practicar deportes de impacto, estreñimiento crónico, tos crónica…
  • El descenso en el nivel de estrógenos que se produce con la menopausia que debilita la calidad de los tejidos y músculos del suelo pélvico.

En estos casos, la recuperación de la salud de nuestro suelo pélvico, con la ayuda de un profesional experto en este tema, está en gran medida en nuestras manos.

Por una parte, tal y como te detallamos en este post, debemos aprender a mantener en forma nuestros músculos del suelo pélvico y por otra parte y de igual importancia, debemos evitar todos los hábitos perjudiciales, intentar protegernos cuando no se pueden evitar y saber identificar cuál es el límite al que nuestro cuerpo puede llegar que no debe superar.

Síntomas del prolapso

Debes saber que hay casos de prolapso leve en los que los síntomas son prácticamente imperceptibles.

Cantantes e instrumentistas de viento someten su suelo pélvico a grandes hiperpresiones

Cantantes e instrumentistas de viento someten su suelo pélvico a grandes hiperpresiones

Y es que, como te decía al principio de este artículo, no recibimos suficiente información ni educación en salud de nuestro suelo pélvico y hay prácticas tan inofensivas aparentemente como cantar, tocar un instrumento de viento o transportar una tabla de surf que pueden llegar a resultar nefastas si no se compensan por otro lado fortaleciendo los músculos del suelo pélvico para minimizar el efecto de la hiperpresión que ejercen y que puede acabar debilitando esa musculatura.

En este artículo te comentaba Laura por qué ella, una persona joven y nulípara, que en principio no debería tener ningún problema de suelo pélvico, también debe entrenarlo y prevenir malas prácticas.

Además, te recomendamos que aprendas a identificar las situaciones de riesgo y las evites o te protejas cuando debas realizarlas. En este artículo te detallamos cuáles son las causas principales de la debilidad del suelo pélvico.

Los síntomas que advierten de la presencia de un prolapso varían de una persona a otra y dependen del tipo y del grado de prolapso que le afecta.

Tipos de síntomas del prolapso

Como te decía, hay personas que prácticamente no advierten ningún síntoma de padecer un prolapso, sobre todo en casos muy leves, mientras que otras pueden sufrir uno o varios de los síntomas que vamos a describir.

Por otra parte, también debes saber que padecer uno de estos síntomas puede tener otras causas médicas y no ser un indicador exclusivo de la presencia de un prolapso.

Por todo ello, siempre debes acudir a un profesional sanitario para que valore y diagnostique el estado de salud en tu caso concreto.

Síntomas del prolapso vaginales y pélvicos

Estos síntomas a menudo empeoran cuando se está de pie durante un largo periodo de tiempo, al finalizar el día o cuando al acudir al baño a defecar se hacen esfuerzos.

  • Sensación de bulto en la vagina.
  • Pesadez o presión dentro de la vagina.
  • Sensación de bulto saliendo por la vagina.
  • Bulto visible en la entrada de la vagina.
  • Abertura vaginal dilatada, excesiva y ancha, asociada frecuentemente a prolapso de útero.
  • Dolor y/o malestar en la zona lumbar.
  • Presión abdominal y/o dolor.
  • Dificultad al insertar un tampón o tampón que se sale una vez introducido en la vagina.

Síntomas del prolapso en la vejiga urinaria

  • Orinar muy frecuentemente de día y/o de noche.
  • Fuerte urgencia miccional asociada a escapes de orina.
  • Incontinencia urinaria de urgencia.
  • Chorro de orina irregular que puede ser muy lento, tardar excesivamente en vaciar la vejiga, parar varias veces.
  • Vaciado incompleto de la vejiga urinaria.
  • Infecciones urinarias y síntomas asociados de repetida aparición.
  • Chorro de orina que varía según la postura del cuerpo.

Síntomas del prolapso intestinales

  • Dificultad de vaciado del intestino, necesidad de apretar en exceso y sensación de no conseguir vaciar el recto.
  • Estreñimiento que requiere apretar en exceso e incluso manipular con los dedos para ayudar a la expulsión de las heces.
  • Incontinencia fecal, especialmente asociada al prolapso rectal.
  • Sensación constante de presión en el recto o necesidad de ir al baño.
  • Dificultad de controlar los gases.
  • Urgencia intestinal, necesidad urgente de acudir al baño a defecar.
  • Sensación desagradable durante o después de defecar.

Síntomas del prolapso sexuales

  • Dolor o sensación desagradable durante o después de las relaciones sexuales con penetración.
  • Dificultades en la penetración, sobre todo en los casos de prolapso más elevados.
  • Escapes de orina durante las relaciones sexuales.
  • Sensación de orgasmo disminuida o inexistente.
  • Excitación sexual disminuida.
  • Desinterés sexual.

Aprendamos a mantener el buen tono, fuerza y elasticidad de los músculos de nuestro suelo pélvico, a reconocer e intentar evitar los malos hábitos y prácticas que perjudican y deterioran su salud, a protegernos cuando no podemos evitar esas circunstancias y a acudir a un especialista ante la menor sospecha de que algo no funciona de manera normal.

Habla con tu especialista, pregúntale cualquier duda que tengas, busca respuestas.

¡Acabemos con los tabús y paremos esta epidemia silenciosa!

Como siempre, te recordamos que nuestros consejos y recomendaciones son genéricos y que jamás deben sustituir la prescripción de un profesional sanitario sobre una condición física particular.

Si te ha gustado este artículo y crees que puedes ayudar a alguien más, por favor, compártelo en las redes sociales.

No te pierdas ninguno de nuestros posts semanales apuntándote a nuestra newsletter.

  • ¡Rebajado!
    kGoal suelo pelvico kgoal

    kGoal

    129,99 
    Añadir al carrito Detalles
  • Elvie que-hay-en-la-caja-foto-con-numeros Elvie-En Suelo Firme comprar

    Elvie Trainer

    199,99 
    Añadir al carrito Detalles
  • 3Dee silla de oficina ergonómica 3D

    1,019,99 1,420,00 
    Seleccionar opciones Detalles

¡Comparte!

Escrito por: María

Como tantas otras mujeres actuales, madre y trabajadora, que tras sufrir un primer parto muy traumático y un segundo con prácticamente la misma violencia obstétrica que el primero, decide poner todos los medios a su alcance para superar sus secuelas físicas y psíquicas. Sorprendida por el tabú social que existe en torno al suelo pélvico y sus disfunciones, descubre la reeducación abdominopélvica, algo que en España ni se ofrece, ni se subvenciona y sobre lo que ni siquiera se informa, pero que está totalmente normalizado en otros países del entorno europeo. Tras recuperarse y comprobar el desamparo en el que se encuentran otras muchas mujeres en su misma situación, decide unirse a Laura y Pilar y fundar juntas En Suelo Firme para romper tabúes y facilitar el acceso a información sobre el suelo pélvico.

Artículos relacionados

59 Comentarios

  1. Laura lunes, 30 de agosto de 2021 at 12:43 - Responder

    Ante todo quiero daros las gracias por mí y, si me lo permiten, por todas mis compañeras, por todas las mujeres a las que lográis llegar.

    En el año 2017, con 30 años, me realizaron una histerectomía y lo cierto es que en la consulta de mi ginecólogo solo se me informó de las consecuencias «obvias», pero poco o nada se habló de las consecuencias en el resto de estructuras pélvicas, de la necesaria recuperación del suelo pélvico (concepto para mí completamente desconocido y que si a día de hoy conozco no es gracias a los profesionales sanitarios del hospital, sino a Laura y vuestro canal de YouTube). He de decir que me trataron muy muy bien, que son unos grandes profesionales, que mi cáncer desapareció y me mimaron mucho, pero quiero constatar precisamente algo que dejas bien claro en este artículo y en tu presentación: hay una grandísima desinformación respecto al suelo pélvico y las disfunciones que ocasiona si este no se cuida y protege de la manera adecuada. No sé si se trata de desconocimiento, desinterés, tabú por parte de la comunidad médica, de ausencia de comunicación y sinergias entre médicos y fisioterapeutas, etc…no lo sé, pero es ¿triste? que nos enteremos de que hay que cuidar el suelo pélvico porque tras sentir cosas que no son normales vayamos como locas al buscador de nuestro navegador en lugar de contar con una educación al respecto o de que nos informen cuando nos sometemos a diversos tratamientos o procesos invasivos.

    Lo cierto es que vuestra labor es impresionante en la difusión y ayuda para acudir a un profesional sin ningún tipo de complejo. ¡GRACIAS!

    • Laura Rojas miércoles, 1 de septiembre de 2021 at 13:09 - Responder

      Hola Laura.
      Quiero agradecerte en nombre de todo el equipo tus palabras sobre nuestra labor, nos emociona haber sido de ayuda y poder seguir siéndolo para ti y para todas las mujeres que se encuentren en una situación como la tuya o pasan por una disfunción del suelo pélvico. A la vez, nos resulta frustrante saber que la sociedad, aunque avanza, lo hace muy despacio y, la mayoría de los casos, la información es escasa (cuando no inexistente) y tenemos que «buscarnos la vida» para encontrar soluciones a nuestros problemas.
      Por nuestra parte seguiremos esforzándonos para que esta información llegue al mayor número de mujeres posible. Te deseo, te deseamos, todo lo mejor, Laura. Un abrazo grande para ti y para todas las mujeres que nos leen.

  2. Mirtha sábado, 26 de junio de 2021 at 3:04 - Responder

    Hola tengo todos los síntomas de prolapso nombrados arriba mas sangrado irregular en alguna ocasión.Con muestra de cepillado y una eco intravaginal también se ven 2 polipos pero pequeños en vagina…donde me dijeron q no es quirurgico.Tomo antiinflamatorio y analgésicos hace 7 dias por el dolor y no se me pasa.Que mecsuhieren?

  3. Vargasvd miércoles, 24 de marzo de 2021 at 19:50 - Responder

    Hola de verdad estoy muy preocupada ya q vi los comentarios y sientos esos sintomas muchas ganas de orinar muy seguido con lentitud pero abundante y siento muchas ganas de pujar y soy estitica no puedo contener casi las ganas de orinar y tengo en mi vagina una bulba q casi m sobresale rojisa siento miedo quiero saber si es prolapso y a q especialista acudir ya q la situacion economica no da para ir a tantos medicos a provar gracias y m serviria muchos sus consejos o recomendaciones

  4. Vargasvd miércoles, 24 de marzo de 2021 at 19:50 - Responder

    Hola de verdad estoy muy preocupada ya q vi los comentarios y sientos esos sintomas muchas ganas de orinar muy seguido con lentitud pero abundante y siento muchas ganas de pujar y soy estitica no puedo contener casi las ganas de orinar y tengo en mi vagina una bulba q casi m sobresale rojisa siento miedo quiero saber si es prolapso y a q especialista acudir ya q la situacion economica no da para ir a tantos medicos a provar gracias y m serviria muchos sus consejos o recomendaciones

    • Anonimo viernes, 17 de septiembre de 2021 at 5:06 - Responder

      Hola mi madre tiene esos síntomas pero ya hace casi 2 años q empezó con el popo saliendo x la vagina entonces quería saber tiene cura o hay cirugía es riesgosa , cuidados q hay q tener….fue tratada d cáncer en la matriz , tiene q ver algo con lo q está pasando ,mi mamá tiene 60 años

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos (+)

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal con la excepción de ActiveCampaign Inc., EEUU, acogido a los acuerdos UE-U.S. Privacy Shield.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Los comentarios y el nombre que escribas se publicarán y se verán públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "Anónimo".