¿No sabes cuál elegir entre tantos tipos de vibradores distintos que existen? ¿Tienes dudas entre un masajeador interno o uno externo? ¿Entre un succionador de clítoris o un estimulador? Descubre la amplia variedad de formas, colores, tamaños, diseños y funciones de estos dispositivos y encuentra a tu mejor aliado para el placer entre todos los masajeadores y estimuladores que puedes encontrar en nuestro catálogo.

Beneficios del uso de vibradores

La experiencia clínica y multitud de estudios avalan el uso terapéutico de los vibradores en el tratamiento de las disfunciones del suelo pélvico. Parece demostrado que el uso de un patrón de vibración constante y continuo relaja los músculos y, por eso esto se utiliza para tratar cicatrices, contracturas y puntos gatillo. Por el contrario, un patrón de vibración que cambia repentina o periódicamente activa y contrae la musculatura, razón por la que supone una de las herramientas más eficaces para tratar una vagina que ha quedado ensanchada tras el parto o un suelo pélvico debilitado.

Pero, ¿qué tiene que ver el suelo pélvico con las distintas clases de vibradores? La salud perineal no se resume en solucionar pérdidas de orina, escapes de gases, debilidad muscular, prolapsos, o una diástasis abdominal; sino que el placer forma parte inherente de la vida. Una vida sexual plena es uno de los pilares fundamentales de la salud en general y del bienestar perineal en particular.

Con la estimulación de la musculatura del suelo pélvico mejora la propiocepción del periné; es decir, la capacidad que tiene el cerebro de sentir el propio cuerpo, o en este caso, el suelo pélvico. Y gozar de una buena propiocepción, es algo esencial para mantener en plena forma el periné.

No obstante, es imposible entrenar el suelo pélvico sin ser capaz de sentirlo. Solo si aprendes a localizarlo y conectas con cómo lo sientes, podrás activarlo y relajarlo a voluntad.

Pero el aumento de la propiocepción no es el único beneficio que los vibradores tienen reservado para el suelo pélvico. Además de mejorar la circulación sanguínea y, con ello la lubricación, su finalidad es llevarte de la mano hasta la mismísima cima del placer. Y es que, el orgasmo es uno de los mejores ejercicios para el suelo pélvico.

Durante el mismo, la vagina experimenta una serie de contracciones involuntarias (se cree que de diez a quince contracciones por segundo) y casi el 80% de las fibras que componen los músculos del suelo pélvico son fibras involuntarias. Por ello es uno de los ejercicios más recomendados para recuperar el tono de esta musculatura o para combatir la atrofia vaginal en situaciones como la menopausia o tras una histerectomía.

¿Qué tipos de vibradores existen?

En apenas unos años el mundo de la juguetería erótica ha pasado de modelos fálicos bastante simplones a diseños sorprendentes y originales, con formas divertidas, futuristas, para uso individual o en pareja, de tamaño y aspecto discreto para quien así lo quiera, de uso silencioso, de calidad súper premium y aspecto lujoso. Pero entre tantos tipos de estimuladores de colorines, tecnologías patentadas, patrones de vibración y formas lúdicas es fácil perderse. Por eso, este sencillo esquema resolverá todas tus dudas.

1) Vibradores internos o de punto G

En el mercado existe una amplísima variedad de vibradores de uso interno, la mayoría con una forma más o menos fálica y más o menos explícita, pues están pensados para ser introducidos. Dependiendo de la marca y el modelo, cuentan con más o menos patrones y grados de intensidad de vibración.

Están diseñados básicamente para centrarse en la estimulación de la zona G y por ello, suelen tener una longitud algo inferior a los consoladores fálicos tradicionales. En cualquier caso, se pueden usar externamente en la vulva o en otras zonas del cuerpo que resulten estimulantes o relajantes. Pero, ¿qué tener en cuenta a la hora de elegir entre los diferentes tipos de vibradores eróticos?

Lo primero de todo, su forma y diseño, porque es importante que te guste y que te sientas cómoda con él; así como el material con el que esté fabricado, ya que es importante que se haya empleado silicona de grado médico u otro material hipoalergénico. También el origen y fiabilidad del fabricante, la transparencia en el cumplimiento de las normativas y requerimientos de calidad nacionales y europeos, y la presencia del certificado CE, son factores decisivos a la hora de decantarse por un producto u otro.

Así pues, también deberás tener en cuenta que normalmente los dispositivos que funcionan con pilas son mucho más baratos que los que funcionan con batería. Pero frente al inconveniente de su precio, los últimos suelen ser más compactos, más fáciles de limpiar y sumergibles. Dicho esto, es imprescindible que conozcas el funcionamiento de tu nuevo vibrador, en cuanto si está diseñado para estimular el punto G o no.

También qué cantidad de patrones de vibración tiene, si incorpora específicamente un modo continuo que ayuda a relajar la musculatura o si, por el contrario, incluye cambios que activen la musculatura. Así como la intensidad de dicha vibración para que te proporcione una sensación agradable aunque seas muy sensible.

2) Vibradores externos

Pasamos ahora a los vibradores externos, en concreto a los succionadores y estimuladores de clítoris. Los primeros utilizan una tecnología de pulsos de aire que estimula el clítoris sin contacto directo, a diferencia de los segundos, que sí necesitan contacto con éste para llevar a cabo la estimulación.

2.1) Succionadores de clítoris

La descripción oficial de los fabricantes y las influencers en Instagram es que se trata de un dispositivo que estimula el clítoris “con pulsos de aire sin contacto directo”, pero esta afirmación puede dar lugar a confusión, sobre todo, en aquellas mujeres que sufren dolor en su vulva.

Un succionador de clítoris funciona a modo de ventosa con una boca que se apoya sobre el clítoris para hacer vacío, es decir, que sí hay contacto directo con la piel. Solo el centro de la misma es lo que no está en contacto con la piel. Y es que en su interior hay una membrana que sube y baja mediante pulsos de aire, lo que hace un vacío que simula una succión.

Pero, ¿qué tener en cuenta a la hora de elegir entre todos los tipos de masturbadores femeninos? En el mercado hay cada vez más marcas siguiendo el éxito del archiconocido Satisfyer, cuyos modelos más exitosos puedes encontrar en nuestra tienda online. Pero, teniendo en cuenta que estos tipos de vibradores femeninos solo se centran en la estimulación del clítoris y no se suelen utilizar en otras partes del cuerpo, es importante valorar su forma y diseño, el material con el que estén fabricados, el origen y fiabilidad de la marca, si funcionan con pilas o batería y qué patrones de vibración incorporan.

No obstante, los dos aspectos más importantes a valorar son la intensidad de succión y el tamaño de la boca. Los modelos Lelo Sona 2 y Sona 2 Cruise, por ejemplo, son succionadores de clítoris bastante intensos, aunque permiten cambiar tanto los patrones de vibración como la intensidad de la succión, teniendo el segundo además una tecnología de intensidad turbo que cuando detecta que haces más presión sobre la piel aumenta la intensidad de succión. Dichos dispositivos también cuentan con una boca más pequeña y suelen resultar más intensos ya que succionan justo en el clítoris.

Por ello, y pensando en aquellas mujeres con más sensibilidad o un clítoris más expuesto a quienes no les resulta agradable una intensidad de succión demasiado alta, los ingenieros de Lelo han desarrollado esta maravilla llamada Sila, que permite cambiar la intensidad de la succión hasta adaptarla con precisión a tu gusto o necesidad y que cuenta con una boca más ancha, que abarcan una superficie más amplia, proporcionando unas sensaciones más suaves y progresivas.

2.2) Estimuladores de clítoris

Son dispositivos de estimulación externa que precisan de contacto con el clítoris o zona erógena a estimular, bien mediante la aplicación de vibración o la simulación del sexo oral. En nuestra tienda online, podrás encontrar nuestra mejor selección en vibradores externos, balas vibradoras y simuladores de sexo oral.

Aunque si no sabes qué tipo de vibrador elegir, ten en cuenta su forma y diseño, el material con el que estén fabricados, la marca, si funcionan con pilas o batería, qué patrones de vibración incorporan y su intensidad.

3) Vibradores de estimulación doble (interna y externa)

Sí, existen dispositivos que fusionan estimulación interna y externa, y a su vez se dividen en dos grupos: los que se insertan para estimular el punto G y estimulan el clítoris como el Satisfyer Mono Flex, los lujosísimos Lelo Soraya 2, Ina Wave o Soraya Wave y el Double Joy de Satisfyer, que está pensado para usar en pareja; y los que se insertan para estimular el punto G y succionan el clítoris como el Satisfyer Pro+ G-Spot, y el modelo Enigma de Lelo.

Y ahora que ya conoces todos los tipos de vibradores para mujer que existen, ¿quieres uno que se inserte?, ¿solamente estimular el clítoris?, ¿te gustaría probar la estimulación doble? ¿o mejor un succionador? Echa un vistazo a nuestro catálogo y si tienes más dudas al respecto, no dudes en preguntarnos.

¡Comparte!

Escrito por: En Suelo Firme

Artículos relacionados

Deja un comentario

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento: (+)

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Fines del tratamiento: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
  • Derechos que le asisten: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.

Los comentarios y el nombre que escribas se publicarán y se verán públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "Anónimo".