Diástasis abdominal postparto después del embarazo Skip to main content

DIÁSTASIS ABDOMINAL POSTPARTO

 

Como fisioterapeuta especializada en suelo pélvico, trabajo regularmente con mujeres que han dado a luz y tienen problemas relacionados con la diástasis abdominal tras el embarazo. Lo primero y más importante que debo recalcar es la necesidad de asegurar que todas las mujeres y los profesionales de la salud entiendan y reconozcan la diástasis postparto y sus implicaciones. No se trata de un problema puramente estético que se soluciona mandando ejercicios abdominales, esta disfunción implica componentes emocionales y funcionales.

 

El problema de la diástasis después del embarazo es multifactorial. En primer lugar, y tal vez lo más significativo para algunas personas es el efecto que puede tener en la imagen corporal, la confianza en sí mismo y la salud mental en general. Todos sabemos la importancia de considerar el modelo biopsicosocial en los pacientes y entender que las condiciones físicas pueden tener un impacto perjudicial en el bienestar psicológico. El grupo más grande con el que asociamos la diástasis es en el de las mujeres que han dado a luz. Estas mujeres ya han aceptado un cambio en la forma del cuerpo y un potencial aumento de peso durante el embarazo, y la presencia de la diástasis que persiste en el período postnatal puede incidir de forma negativa en términos de imagen corporal, fuerza y capacidad.

 

En la mayoría de casos, la diástasis de los rectos abdominales se resuelve espontáneamente en el período de postparto. En otras ocasiones esta separación persiste y necesita un tratamiento específico basado en fisioterapia como herramienta principal en el tratamiento conservador de la mano de cambios en el estilo de vida y hábitos del día a día. Hoy día, se considera que es el único método de tratamiento conservador que puede dar lugar a la disminución de la diástasis como demuestran estudios recientes (Michalska et al 2018)

Diástasis abdominal tras embarazo

 

Siempre animo a las madres a que comprueben si tienen diástasis abdominal postparto antes de hacer ejercicios abdominales, o antes de retomar su actividad deportiva, ya que la mayoría de las actividades deportivas y los ejercicios abdominales tradicionales generan una hiperpresión en el abdomen, que en presencia de diástasis y sin un buen patrón de activación pueden ser perjudiciales aumentando la distensión de la línea alba y generando otros problemas como estreñimiento o disfunciones del suelo pélvico.

 

El punto de partida en el que se encuentra esta disfunción es quizás lo que más determine el éxito del tratamiento de fisioterapia, por lo que evaluar correctamente la diástasis antes de iniciar el tratamiento es uno de los pilares fundamentales en el abordaje de la disfunción presente en estas mujeres. Es muy importante que la valoración y el tratamiento sean muy individualizados, teniendo en cuenta el punto de partida, las expectativas y los objetivos que queremos obtener con la fisioterapia.

 

Cuando realizamos la evaluación, queremos conocer la anchura, profundidad y longitud de la diástasis abdominal tras el embarazo, así como la habilidad que tiene la paciente de generar tensión y transferir carga a través de la línea alba. Es por ello la importancia que tiene evaluar individualmente qué sucede en la cavidad abdominal y pélvica cuando cada mujer realiza diferentes ejercicios o actividades funcionales. Esta valoración la realizo en consulta a través de un examen ecográfico y de la palpación manual de la línea alba, aunque es muy importante enseñar a la paciente a autoevaluar y cuestionarse si su competencia abdominal es la correcta en cada ejercicio o actividad que realiza, recalcando si es necesario los patrones de activación o la sinergia con la musculatura del periné.

 

Ejercicios para diástasis de rectos abdominales en mujeres

 

  • La rehabilitación para la diástasis debe ser activa. Si la línea alba y las aponeurosis son capaces de generar suficiente tensión para controlar las articulaciones de la parte baja del tórax, la columna lumbar y la faja pélvica a través de la contracción de los músculos profundos, entonces el entrenamiento será probablemente efectivo para restaurar la función.
  • Necesitamos modificar las actividades repetitivas con excesiva presión intraabdominal, que a menudo pasamos por alto a pesar de tener una influencia significativa. Aconsejo a las mujeres que eviten los ejercicios que causan el abultamiento de la pared abdominal, como es la elevación de las extremidades inferiores por encima del suelo cuando están acostadas boca arriba, los ejercicios abdominales clásicos, la tos intensa sin apoyo abdominal, así como el levantamiento de objetos pesados.
  • Estrategias de control de la presión a la hora de ir al baño. Educo a todos mis pacientes sobre la importancia de la técnica y la posición óptima de defecación. En primer lugar, la posición es la clave, estar sentada con las rodillas por encima de las caderas permite una mayor relajación y alargamiento del músculo puborrectal y por lo tanto abre el recto. Luego enseño a los pacientes a usar sus manos para apoyar su diástasis, similar a proporcionar apoyo a las heridas después de una cirugía abdominal o una cesárea. Esta posición y el refuerzo de la pared abdominal facilitan una mejor estrategia para el soporte controlado en el que la presión se dirige hacia la cavidad pélvica y no hacia la pared abdominal.
  • Otro factor que debe tenerse en cuenta es la influencia de la dieta. Insistimos mucho en la reducción de los alimentos que hacen que se hinche la barriga o son difíciles de digerir. Lo ideal aquí es realizar un trabajo en equipo junto a un nutricionista. Asegurarse de que comemos una dieta bien equilibrada que incluya agua para la hidratación, así como fuentes de alimentos con fibra para reducir el riesgo de estreñimiento.

 

Diástasis abdominal postparto tratamiento

 

Una vez explicados los puntos más relevantes que forman parte de la educación del paciente en la primera sesión en la que se realiza la valoración inicial, me voy a centrar ahora en las sesiones de fisioterapia después de la valoración. Normalmente establecemos un periodo de tres meses, con una o dos sesiones de fisioterapia a la semana, dependiendo de la valoración y la adherencia al ejercicio de la mamá.

 

Ejercicio activo

Después de la valoración comenzamos con el programa de ejercicios, que se centra en el fortalecimiento de los músculos centrales, especialmente el músculo transverso del abdomen, los músculos del suelo pélvico, los músculos superficiales y profundos de la espalda y el glúteo mayor. Cada semana nuestras pacientes reciben nuevos ejercicios, que deben entrenar en casa el resto de días que no vienen a consulta, siempre siguiendo una carga semanal progresiva sin perder la atención sobre la respuesta del abdomen ante cada ejercicio.

 

  1. Primero comenzamos en supino para la mayoría de ejercicios
  2. Progresamos con una posición en sedestación contra la pared o ejercicios en cuadrupedia
  3. Finalmente realizamos el trabajo de pie con ejercicios globales que trabajen con el peso del cuerpo

 

Cada ejercicio está sincronizado con la respiración. Para la activación de los músculos transversos del abdomen en cualquier posición, se instruye al paciente para que inhale y, mientras exhala, arrastre la pared abdominal hacia la columna vertebral metiendo el ombligo.

Depende del nivel de control abdominal o las preferencias de la mamá podemos incluir las clases grupales como un complemento al tratamiento de la diástasis abdominal. Es muy positivo realizar ejercicios grupales específicos para la rehabilitación postparto o clases de hipopresivos que ayuden a mejorar la imagen corporal a través de la reeducación de la postura y la activación de musculatura implicada en esta disfunción abdominal.

 

Diatermia

Una reciente incorporación al tratamiento de la diástasis abdominal es la radiofrecuencia o diatermia, este tipo de electroterapia proporciona una mejora de la calidad del colágeno que conforma la línea alba, y este proceso es un buen aliado para acelerar el proceso de regeneración tisular en combinación con los ejercicios de control y fortalecimiento abdominal.

 

Neuromodulación percutánea ecoguiada

Para un mejor control de la musculatura abdominal, si es necesario se puede realizar la neuromodulación percutánea ecoguiada. Se trata de una técnica que consiste en la estimulación eléctrica de un nervio periférico (en este caso de los nervios que controlan la musculatura abdominal profunda) a través de una aguja que se inserta a través de una guía ecográfica. Es una técnica totalmente segura que puede ayudar de manera muy eficiente a la mejora del control abdominal y a la eficacia de la contracción muscular.

 

 

 

¿ FUNCIONA EL TRATAMIENTO DE DIÁSTASIS ABDOMINAL POSTPARTO?

 

A partir de la experiencia clínica y los estudios clínicos, sabemos que resolver una diástasis postparto no es tan simple como seguir unos pocos ejercicios abdominales para «cerrar la separación”. Una sesión de tratamiento de sólo 45 minutos una vez a la semana no es suficiente. Tampoco basta con realizar ejercicios de Kegel en casa. A pesar de la complejidad del tratamiento y la inversión que requiere, vemos con cierta frecuencia casos de éxito en la mejora tanto de la apariencia como de las limitaciones funcionales de una diástasis a partir de las 8 semanas. Esto concuerda con lo que muestran los últimos estudios científicos al respecto:

 

 

Diástasis después del embarazo

 

Es totalmente normal tener tripita las primeras semanas durante el parto, debido a que el útero y los órganos de la cavidad abdominal tienen que volver a su tamaño normal y esto es un proceso natural en el que no debemos interferir. Muchas mamás se preguntan si el usar una faja abdominal justo después del parto puede reducir el riesgo de diástasis o puede ayudar a corregirla cuando ya han pasado varios meses y esa tripa no ha vuelto a su sitio. La idea de “apretar” el abdomen con una faja pensando que cerrando la separación de la diástasis pasivamente hará que el tejido se recupere más rápido, no encaja con el proceso de reparación del colágeno. El tejido conectivo del que está formado la línea alba, requiere carga y estímulos para regenerarse, todo lo contrario al efecto que produce una faja.

 

En el día a día, vemos como algunos médicos y profesionales sanitarios recomiendan las fajas postparto, mientras que otros piensan que son una completa pérdida de tiempo. Si miramos la evidencia actual, el tema sigue siendo complejo ya que la mayoría de las investigaciones sobre fajas abdominales se han hecho en pacientes de cirugía general, y no específicamente en mamás posparto. Por ejemplo:

 

EJEMPLOS ESTUDIOS DIASTASIS ABDOMINALES EMBARAZO

 

  • Un estudio de 2010 demostró que las fajas abdominales ayudaban a los usuarios sometidos a cirugía abdominal, a caminar más lejos que los que no las usaban y a controlar el dolor y la sensación de incomodidad, sin especificar mejoras en la cicatrización o recuperación de la musculatura abdominal.
  • Otro estudio, publicado en el International Journal of Gynaecology and Obstetrics en 2016, determinó que «las puntuaciones de dolor y malestar postoperatorios después de un parto por cesárea no variaban al llevar faja abdominal”.
  • Otro estudio más, publicado en la misma revista al año siguiente (2017), informó de que los pacientes que utilizaban fajas abdominales después de las cesáreas experimentaban una reducción del dolor y de la molestia de los síntomas, además de una menor pérdida de sangre.

 

Aunque ninguno de estos estudios publicados examina los efectos positivos a largo plazo ni los efectos sobre la musculatura abdominal, sí vemos los beneficios de llevar faja abdominal respecto al dolor. Desde aquí animo a cualquier mujer que haya sido mamá recientemente a que pruebe la sensación de alivio y seguridad que ofrece una faja elástica los primeros días si hay dolor, sin olvidarse de iniciar, cuando sea posible, el tratamiento que realmente reactivará nuestra musculatura abdominal, que es el ejercicio activo.

 

Como conclusión, no pienso que una diástasis después del embarazo se cierre más rápido por llevar faja. En cambio sí que ayuda a mejorar la sensación de bienestar de la mamá durante su recuperación, de modo que recomendaría su uso acompañado del tratamiento activo que proponga el equipo especialista en suelo pélvico.

 

 

Laura Fuentes es fisioterapeuta graduada por la UCAM, especialista en suelo pélvico a través del Máster Propio Universitario de Fisioterapia en Disfunciones de Suelo Pélvico de la UMA, aunque recientemente se ha formado en el campo de la neurociencia y el dolor crónico por el Máster de Neurociencias y Dolor de la UGR.  En los últimos años realiza su labor asistencial como fisioterapeuta en JLFISIOS, en sus sesiones combina la terapia manual y el ejercicio terapéutico, aunque siempre de la mano de nuevas tecnologías como la ecografía, la neuromodulación, la tecarterapia o el biofeedback.

Un abordaje global y a la vez específico para cada persona es el pilar fundamental para Laura, escuchar y comprender es clave para establecer los objetivos de la rehabilitación, y con ello la mejoría en calidad de vida y autonomía de la persona.

Si quieres conocer más, puedes encontrarla en la web: www.jlfisios.com o en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Importante: El nombre que escribas se verá públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "anónimo"


Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal con la excepción de ActiveCampaign Inc., EEUU, acogido a los acuerdos UE-U.S. Privacy Shield.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de la navegación de los usuarios y así mejorar nuestros servicios y ofrecerte las mejores ofertas y promociones adaptadas a tus preferencias e intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
X