Skip to main content
Tipos de pesarios para el prolapso

Qué son los pesarios para el prolapso y tipos de pesarios

¿Sabes qué son los pesarios para el prolapso?

¿Quieres conocer en qué tipo de problemas de suelo pélvico pueden ayudarnos los pesarios para el prolapso?

En el vídeo de hoy te lo cuento.

¡Hola! ¿Qué tal? Soy Laura Rojas, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y coautora del blog de “En Suelo Firme” y en este vídeo quiero compartir contigo qué son los pesarios.

Qué es un prolapso

Los pesarios para el prolapso unos dispositivos que se utilizan desde hace siglos y, sin embargo, siguen siendo unos grandes desconocidos entre nosotras.

Si cuando hablamos de prolapso todavía hay muchas personas que no saben lo que es, cuando utilizamos la palabra pesario parece que ya estamos hablando en otro idioma.

Así que lo primero es saber qué es un prolapso y para ello te recomiendo que visualices este vídeo de nuestro canal Youtube en el que te hablo sobre esta disfunción de suelo pélvico.

En resumen, para que te quedes conmigo en este vídeo decirte que el prolapso es el descenso de un órgano pélvico.

Los músculos del suelo pélvico dan sostén a estos órganos que son la vejiga, el útero, el recto, pero por diversos motivos pueden descender de su lugar y tener asociados una serie de síntomas que incomodan mucho a la mujer y disminuyen su calidad de vida.

Cuando nos diagnostican un prolapso, en muchas ocasiones, la única solución que se nos da es la cirugía.

Evidentemente, ante ciertos tipos de prolapso, la cirugía es la única solución, pero no siempre.

Por eso me gustaría que, si te acaban de diagnosticar de un prolapso y te han hablado sólo de cirugía, te informes en una segunda opinión o acudas a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico para que valores si con fisioterapia, con rehabilitación de esta musculatura, podríamos mejorar los síntomas y con ayuda de un pesario, de los que te voy a hablar a continuación, pudiéramos también vernos beneficiadas.

Qué son los pesarios para el prolapso

Un pesario es un dispositivo que colocado en la vagina recoloca ese órgano descendido y lo fija en su lugar.

¿Un pesario me va a curar el prolapso?

El prolapso, una vez que tú quites el pesario, va a seguir ahí, pero mientras tú lleves puesto este dispositivo va a recolocar el órgano y no sólo va a recolocarlo, sino que nos va a liberar los síntomas asociados al prolapso.

Síntomas asociados a un prolapso

Por ejemplo, la sensación de pesadez vaginal.

Muchas mujeres describen que tienen una sensación de bulto en la vagina, efectivamente el órgano está descendiendo por la vagina y le crea esa molestia, esa sensación de bulto. Cuando recolocamos el órgano esa sensación disminuye o incluso desaparece.

Beneficios al utilizar pesarios para el prolapso

Mejoran la irrigación y oxigenación de los tejidos

Vamos a mejorar la irrigación y la oxigenación de los tejidos.

Imagina que si teníamos un bulto obstruyendo la vagina y ahora lo liberamos, estos músculos, estos tejidos vaginales, vuelven a tener espacio para contraerse, relajarse, para hacer adecuadamente sus funciones.

Así que vamos a mejorar oxigenación y riego sanguíneo y con ellos, si finalmente fuera necesaria una intervención quirúrgica, vamos a poder llegar a esa intervención con una musculatura mucho más preparada.

Disminuyen y pueden eliminar la incontinencia urinaria de esfuerzo

Otro de los beneficios que podemos sentir al utilizar un pesario es ver disminuida o eliminada la incontinencia urinaria de esfuerzo que algunas mujeres sienten, por ejemplo, al practicar deportes de impacto.

¿Por qué se produce esto? porque con el pesario elevamos las paredes vaginales y corregimos el ángulo del cuello de la vejiga. De esta manera, igual que hacían los tampones para la incontinencia, de los que te hablé en otro video, damos un soporte a la uretra y con ello minimizamos o eliminamos las pérdidas de orina.

Quien debe prescribir el uso, tipo y tamaño de pesario para el prolapso

Entonces si te han diagnosticado un prolapso puedes directamente comprarte un pesario.

Mi recomendación es que primero te valores con un especialista ginecólogo que maneje y conozca los pesarios o fisioterapeutas, que también los hay formados en este campo.

Dependiendo del tipo de prolapso, es decir, qué órgano ha descendido, dependiendo del grado, es decir, cuánto ha descendido y dependiendo de otros factores como, por ejemplo, la edad de la mujer, la necesidad de recambiar ese pesario (el pesario no se pone y ya se queda de por vida, el pesario va a recambiarse cada 3-6 meses) o puede ser un pesario de ‘quita y pon’, pero eso sí, va a depender de si la mujer tiene la destreza suficiente para ponerlo y quitarlo, y si su prolapso es adecuado para este tipo de pesario.

También vamos a tener en cuenta la vida sexual de la mujer, puesto que algunos pesarios pueden mantenerse durante las relaciones sexuales sin notarse.

También puedes utilizar un pesario de ‘quita y pon’, esos que tú misma puedes reemplazar y retirarlo antes de las relaciones, si así lo deseas.

Descárgate nuestra Guía Comparativa de Tipos de Pesarios.

Tipos de pesarios para el prolapso

Hoy en día existen multitud de modelos diferentes según el tipo de prolapso y según el grado.

Pesarios según el grado de prolapso

Existen pesarios para prolapsos leves, para prolapsos avanzados.

Existen pesarios para incontinencia urinaria, existen también pesarios de cerclaje, que son un tipo de dispositivo cuando hay una incompetencia del cuello uterino durante el embarazo.

La mayoría de ellos están fabricados en materiales como la silicona de grado médico para infecciones y alteraciones de los tejidos vaginales.

Tenemos los pesarios en forma de anillo con distintos grosores.

Existen algunos que incluyen un soporte uretral para corregir el ángulo del cuello vesical y disminuir así la incontinencia urinaria de esfuerzo.

Pesarios según el tipo de prolapso

Estos pesarios que tengo para enseñarte son unas tallas grandes. Me parecía lo más adecuado para que los vieras bien en la cámara, pero para elegir una talla u otra y saber cuál es la que se adapta a ti, vamos a necesitar una valoración de un especialista, valorar vía vaginal cómo está el prolapso, cómo es nuestra vagina y en función de eso recomendarnos una talla u otra, así que no te asustes que no todas necesitamos una talla como ésta, sino que dependerá de tu caso concreto.

Existen pesarios con formas que pueden llamar nuestra atención, como, por ejemplo, el pesario club que se utilizan para descensos uterinos graves, es decir, para prolapsos avanzados.

Por último, quisiera mostrarte pesario cubo, pesario muy interesante que da muy buenos resultados porque no necesita que la musculatura del suelo pélvico se encuentre en muy buen estado, porque tiene unas concavidades, como puedes observar en sus paredes, que al ser colocado en la vagina van a hacer una succión, una presión negativa que colocará el pesario cubo y nos dará un soporte uretral y una corrección de ese órgano descendido, sin necesidad de que sean nuestras paredes vaginales las que les den soporte, como sí sucede, por ejemplo, en los pesarios con forma de anillo.

¿Qué hacer ante un prolapso diagnosticado?

Lo primero es escuchar la opinión médica que nos ha diagnosticado este prolapso y cuál es su sugerencia del tratamiento.

Si sólo nos hablan de cirugía, mi recomendación es que pidas una segunda opinión.

Puede ser que sí, que efectivamente necesites una cirugía, o puede ser que consigamos evitarla o retrasarla con la ayuda de pesarios para el prolapso y con la ayuda de Fisioterapia de suelo pélvico.

Además de utilizar un pesario para el prolapso, si en tu caso está indicado, y de realizar los ejercicios de suelo pélvico y ejercicios abdominales respetuosos con tu suelo pélvico que tu fisioterapeuta te paute, también te recomiendo un aspecto fundamental y es la revisión de hábitos nocivos o hábitos perjudiciales para tu prolapso.

Hábitos que empeoran el prolapso o lo hacen reaparecer

Estreñimiento, malas posturas, cargar peso, deportes de impacto… son hábitos que en el día a día no nos damos cuenta, pero pueden hacer que el prolapso vaya a más o, en el caso de que te hayan operado, si tú mantienes esos hábitos en el día a día, el prolapso pueda aparecer.

Y esto es muy importante y yo soy muy pesada con mis pacientes, porque si no corregimos esos hábitos del día a día, ya puedes hacer muchos hipopresivos, muchos ejercicios de Kegel y mucho trabajo de transverso, que si no corriges ese estreñimiento, esas malas posturas, ese cargar pesos de manera inadecuada, o ese posible sobrepeso en tu abdomen, vamos a tener dificultad para conseguir con éxito los objetivos que nos marquemos en nuestro plan.

Si tienes cualquier duda sobre los pesarios para el prolapso déjala en comentarios.

No obstante, permíteme recordarte que jamás vamos a dar una prescripción personalizada para tu caso concreto, porque sin una valoración presencial es imposible contestar a la multitud de casos que muchas veces nos presentáis.

Si te ha gustado el vídeo dale al “like”, por favor, compártelo si crees que puede ser de ayuda a alguien, suscríbete al canal y síguenos en redes sociales.

Nos vemos la semana que viene en un próximo vídeo.

¡Muchísimas gracias por estar ahí!

ESCRITO POR María

Una de tantas mujeres actuales, madre, trabajadora, licenciada, con idiomas, que tras sufrir un primer parto muy traumático y un segundo con prácticamente la misma violencia obstétrica que el primero, decide poner todos los medios a su alcance para superar sus secuelas físicas y psíquicas. Le sorprende entonces el tabú social que existe en torno al suelo pélvico y sus disfunciones y descubre la reeducación abdominopélvica, algo que en España ni se ofrece, ni se subvenciona, y sobre lo que ni siquiera se informa, pero que está totalmente normalizado en otros países del entorno europeo. Tras recuperarse y comprobar el desamparo en el que se encuentran otras muchas mujeres en su misma situación, decide unirse a Laura y Pilar y fundar juntas En Suelo Firme para romper tabúes y facilitar el acceso a información sobre el suelo pélvico.

Related News

Como ponerse un cinturon pelvico

Cómo ponerse correctamente un cinturón pélvico

Bolas chinas, la guía más completa. Todo lo que siempre quisiste saber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Importante: El nombre que escribas se verá públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "anónimo"


Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal con la excepción de ActiveCampaign Inc., EEUU, acogido a los acuerdos UE-U.S. Privacy Shield.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de la navegación de los usuarios y así mejorar nuestros servicios y ofrecerte las mejores ofertas y promociones adaptadas a tus preferencias e intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
X