Skip to main content
Que-es-un-prolapso,-causas-y-sintomas

Qué es un prolapso, las causas y síntomas más frecuentes

Si quieres conocer qué es un prolapso, las causas y síntomas más frecuentes que pueden indicar que tienes esta disfunción de suelo pélvico, no te pierdas el siguientes vídeo en el que nuestra compañera, Laura Rojas, nos cuenta en qué consiste un prolapso y cuáles son los síntomas para detectarlo precozmente.

¡Hola! ¿Qué tal? Soy Laura Rojas, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y coautora del blog de “En Suelo Firme” y en este vídeo pretendo que todas conozcamos qué es el prolapso, cuáles son los síntomas que pueden hacer sospechar que tienes un prolapso y también que le demos la vuelta a ese nombre que han acuñado algunos autores, que es epidemia silenciosa, para referirse al prolapso.

Silenciosa porque muchas mujeres todavía no saben lo que es, porque a las mujeres nos cuesta hablar cuando tenemos una disfunción del suelo pélvico o porque simplemente no nos atrevemos a ir al médico y pedir ayuda.

En cualquier caso, vamos a apostar por la información, hay que saber qué es un prolapso y cómo se detecta para, en caso necesario, acudir al médico, acudir al ginecólogo o al fisioterapeuta, para ponernos manos a la obra.

¿Qué es un prolapso?

Un prolapso es el descenso de un órgano pélvico.

¿Qué es un órgano pélvico? Pues bien, en la pelvis, vamos a encontrar una serie de órganos, como es la vejiga, el útero, el recto. Cuando alguno de estos órganos desciende de su posición, denominamos a ese descenso un prolapso.

El prolapso puede ser del compartimento anterior, del compartimento medio o del compartimento posterior. Dependiendo el órgano prolapsado y dependiendo del grado de descenso, hablaremos de un tipo de prolapso o de otro.

Áreas de la pelvis en las que se puede producir un prolapso

Si nos referimos al área de la pelvis en la que se ha producido el descenso, podemos hablar de:

  • Descensos en el compartimento anterior, nos referiremos al descenso de uretra y al descenso de vejiga, uretrocele y cistocele.
  • Cuando hablamos del compartimento medio, nos vamos a referir al descenso de útero o de cúpula vaginal, histerocele y prolapso de cúpula vaginal.
  • Y cuando hablamos del compartimento posterior de la pelvis, nos vamos a referir al prolapso rectal, al rectocele o al enterocele.

Factores de riesgo que pueden provocar un prolapso

Sobrepeso y obesidad

Hablamos en primer lugar del sobrepeso y de la obesidad.

Embarazo y parto

También el embarazo y el parto pueden suponer factores de riesgo para la aparición de este descenso de órgano pélvico.

Tos crónica

Aquellas mujeres que presentan tos crónica, debido al tabaquismo, a una bronquitis, sean asmáticas, también pueden estar en riesgo de prolapso.

Hiperpresiones: deportes hiperpresivos o de impacto, cargar pesos, etc.

Otro factor de riesgo son las hiperpresiones repetidas sobre el suelo pélvico: hiperpresiones por deportes de impacto, como correr, saltar, etc., hiperpresiones por deportes en los que se produce una flexión del tronco de manera repetida, como son los abdominales tradicionales, también a aquellas personas que tocan instrumentos de viento, o incluso algunos cantantes cuya técnica no esté muy depurada, también pueden estar haciendo hiperpresiones sobre el suelo pélvico.

Estreñimiento crónico

Cuando tenemos estreñimiento crónico por los pujos repetidos sobre el suelo pélvico, podemos acabar debilitando esta parte de nuestro cuerpo y produciendo el descenso.

Predisposición genética

La predisposición genética también es un factor de riesgo, es decir, si tu madre, hermanas, abuelas han presentado prolapso, yo te recomendaría que cuidaras especialmente tu suelo pélvico y que acudieras a una valoración de fisioterapia, porque ese componente genético afecta a los tejidos de sostén.

El suelo pélvico no solo son músculos, es en gran parte tejido conectivo que da sostén a los órganos pélvicos y ahí es donde se presenta ese factor genético que nos puede predisponer a sufrir un prolapso.

Enfermedades neuromusculares

Hablábamos del tejido conectivo y también nos tenemos que fijar en las enfermedades neuromusculares o enfermedades que afecten al colágeno porque va a haber una mayor predisposición al prolapso.

Cirugías pélvicas, histerectomías, etc.

También en el caso de cirugías pélvicas como, por ejemplo, una histerectomía, hemos de tener cuidado porque los órganos van a intentar ocupar ese espacio que el útero ha dejado, es decir, puede aparecer un prolapso de vejiga, puede aparecer un rectocele, así que en casos de cirugía pélvica tengamos cuidado porque también es un factor de riesgo.

Es recomendable hacer fisioterapia de suelo pélvico para tonificar estas estructuras y evitar, en la medida de lo posible, que aparezca un prolapso.

Escuela de Suelo Pélvico AbP En Suelo Firme

¿Conoces nuestro Método ABP de tonificación abdomino pélvica? Totalmente online, acceso ilimitado, desde donde lo necesites, cuando puedas y todas las veces que quieras.

Menopausia

Por último, citar la menopausia debido al déficit de estrogénico que se va a producir en esta etapa y que puede poner en riesgo la estática pélvica, la musculatura del suelo pélvico y debemos prestar especial atención a nuestro cuerpo en esta etapa de la vida.

Síntomas del prolapso

Los problemas de la estática pélvica, es decir, los prolapsos suelen conllevar una serie de síntomas que pueden aparecer al mismo tiempo o ir apareciendo poquito a poco, dependiendo de la mujer y dependiendo del prolapso que está presente.

Hablamos de síntomas urinarios y hablamos también de síntomas genitales.

Síntomas urinarios de prolapso

Dentro de los síntomas urinarios podemos hablar de incontinencia urinaria de esfuerzo, es decir, aquella en la que se produce la pérdida de orina cuando tosemos, reímos, saltamos, estornudamos, etc.

También hay una incontinencia urinaria de urgencia en algunas mujeres que presentan prolapso, esa incontinencia que supone una imperiosidad de orinar tenemos que apresurarnos para ir al servicio.

A veces, simplemente hay urgencia urinaria sin incontinencia, es decir, cuando tengo ganas de orinar tengo que ir muy rápido, pero consigue controlar, no hay escape, de acuerdo, eso sería la urgencia urinaria.

A veces se presenta disuria, molestias a la hora de vaciar la vejiga o sensación de vaciado incompleto de vejiga.

Otro de los síntomas urinarios que aparecen con el prolapso es la polaquiuria, esto quiere decir un aumento del número de veces que orinamos a lo largo del día, por encima de 8 suele ser llevar un número en el que habría que estudiar que está ocurriendo, a través de un diario miccional, por ejemplo. Descárgate aquí nuestro Diario Miccional en pdf.

Puede aparecer también incontinencia urinaria durante las relaciones sexuales, como síntoma de prolapso, y también presentar repetidamente infecciones de orina, las denominadas cistitis.

Síntomas genitales de prolapso

En cuanto a los síntomas genitales nos vamos a referir especialmente a la sensación de bulto o bola en la vagina.

Esta bola, a veces, puede ser visible colocando un espejo o, a veces, es sólo la sensación, pero no conseguimos verla y sí palparla, por ejemplo, durante la ducha, hay muchas mujeres que, de repente, dicen “he notado, cuando me estaba lavando, que tenía una bolita que yo antes no había notado”, pues esa es la sensación o la palpación de bulto a nivel vaginal.

A veces lo que hay es una sensación de pesadez en la zona del suelo pélvico, en la zona perineal.

Otras veces lo que sucede es que durante las relaciones sexuales hay dolor, lo que llamamos dispareunia.

En ocasiones es, más bien, una imposibilidad de llevar a cabo la penetración no es dolor, pero sí es molestia o incluso un rechazo de esa penetración.

Y la maniobra digital es otro de los síntomas genitales, en el que la mujer necesita utilizar sus dedos para evacuar las heces. Introduce los dedos a nivel vaginal y empuja hacia la pared posterior para llevar a cabo el vaciado del contenido rectal.

Pues estos son los síntomas tanto urinarios como genitales que las mujeres que tienen un prolapso pueden detectar para acudir a su médico y contarle lo que está sucediendo, o acudir a una valoración de suelo pélvico, en la que nos digan si realmente hay un prolapso, qué órgano está prolapsado y qué grado de prolapso presentamos.

Dependiendo del grado de prolapso y dependiendo del órgano prolapsado consultaremos con nuestro médico y nos dirá cuál es el tratamiento más oportuno para cada caso.

En el caso de tratarse de un prolapso de grado 1 ó 2, la fisioterapia puede ser de gran utilidad y resolver casi en la totalidad o en la totalidad, los síntomas asociados al prolapso.

Pues esto es todo lo que quería contarte sobre el prolapso.

Espero que ya todas las mujeres del mundo conozcan lo que es un prolapso y podamos detectarlo precozmente, porque si el prolapso se detecta en sus etapas más tempranas podemos trabajar para mejorar la musculatura y para mejorar esos síntomas que dificultan en gran medida la calidad de vida de las mujeres que lo sufren.

Si te ha gustado este vídeo, por favor, compártelo, dale a “me gusta”, suscríbete a nuestro canal de Youtube y síguenos en redes sociales.

¡Muchísimas gracias por estar ahí y nos vemos muy prontito en un próximo vídeo!

Facebook
Twitter
Google+
veces compartido
0

ESCRITO POR María

Una de tantas mujeres actuales, madre, trabajadora, licenciada, con idiomas, que tras sufrir un primer parto muy traumático y un segundo con prácticamente la misma violencia obstétrica que el primero, decide poner todos los medios a su alcance para superar sus secuelas físicas y psíquicas. Le sorprende entonces el tabú social que existe en torno al suelo pélvico y sus disfunciones y descubre la reeducación abdominopélvica, algo que en España ni se ofrece, ni se subvenciona, y sobre lo que ni siquiera se informa, pero que está totalmente normalizado en otros países del entorno europeo. Tras recuperarse y comprobar el desamparo en el que se encuentran otras muchas mujeres en su misma situación, decide unirse a Laura y Pilar y fundar juntas En Suelo Firme para romper tabúes y facilitar el acceso a información sobre el suelo pélvico.

Related News

Evitar que tu prolapso empeore con En Suelo Firme

10 reglas de oro para evitar que tu prolapso empeore

Medidas pesario uterino

Medidas del pesario uterino: Cómo saber tu talla correcta

Una respuesta a “Qué es un prolapso, las causas y síntomas más frecuentes”

  1. Daniella dice:

    Hola, hace un mes que me hicieron una histerectomía parcial abdominal más 5 cm del cuello uterino, desde el primer día que siento algo extraño en el canal vaginal, se lo dije a mi medico y me dijo que era normal. Ya va un mes y sigo sintiendo lo mismo, es normal? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Importante: El nombre que escribas se verá públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "anónimo"


Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico, S.L.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: info@ensuelofirme.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de la navegación de los usuarios y así mejorar nuestros servicios y ofrecerte las mejores ofertas y promociones adaptadas a tus preferencias e intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies