Top Menu

Porteo seguro

Porteo seguro: todo lo que necesitas saber para portear cuidando tu suelo pélvico

Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+13Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn8Email this to someone

Hoy en el blog de En Suelo Firme tenemos el honor de contar con la participación de Lorena Gutiérrez, fisioterapeuta especialista en suelo pélvico y experta en porteo ergonómico, método del que nos hablará en profundidad en esta entrevista que hemos preparado para todas esas mamás y papás que desean llevar a sus bebés cerquita, pero sin olvidar el cuidado de su postura y, con ello, de su suelo pélvico.

¡Esperamos que os guste!

En Suelo Firme: ¡Bienvenida, Lorena! Muchas gracias por regalarnos parte de tu tiempo y aceptar nuestra invitación para realizar esta entrevista.

Lorena Gutiérrez: En primer lugar quiero agradecer a En Suelo Firme la oportunidad que ha brindado a FisioByM de estar en su blog con un tema que me apasiona y que es el porteo ergonómico. Sigo a En Suelo Firme desde hace un tiempo y considero un honor colaborar en un proyecto tan comprometido con la salud de la mujer y con el que me siento tan identificada. Espero que las lectoras disfruten de esta entrevista, tanto como yo contestándola.

¿Qué es el porteo seguro y cuáles son sus beneficios frente al uso del tradicional cochecito?

Portear de forma segura es hacerlo respetando las necesidades del bebé y del adulto. Es decir, es hacerlo de forma ergonómica, con un portabebé que permita un ajuste adecuado para garantizar una postura adecuada del frágil cuerpo del bebé y que reparta el peso correctamente en el cuerpo del adulto.

A pesar de lo que muchas personas piensan, el uso del cochecito y del porteo no están reñidos, sino todo lo contrario. Es perfectamente complementario y habrá momentos en los que sea más práctico el porteo y otros momentos donde lo sea el cochecito. Pero en este caso, como fisioterapeutas, tenemos mucho que aportar sobre la salud del bebé y del adulto que portea. No sólo en relación a la salud postural de ambos (cuidado de la espalda, caderas del bebé, etc.), sino también en relación al desarrollo psicomotor del bebé.

El porteo es un excelente estímulo en cualquiera de las fases del desarrollo del bebé, y para sacarle el mayor provecho posible es muy importante conocer tanto el desarrollo normal del bebé como la técnica del porteo a fondo.

Los beneficios del portear son los derivados de tener a nuestro bebé cerca: el bebé se siente protegido y tiene la necesidad de llorar menos para reclamar la atención de sus padres, sus necesidades son cubiertas más rápidamente, duermen mejor, favorece el establecimiento de la lactancia materna y la creación del vínculo. Además, para el adulto que portea, supone una excelente herramienta para cuidar su espalda y su postura, ya que el peso del bebé queda repartido en varios puntos de su tronco, lo que evita dolores de espalda.

¿Existe alguna contraindicación para portear?

Muchas personas con problemas de espalda piensan que el porteo no es para ellos y se sorprenden al comprobar cómo un portabebé adecuado les ayuda a repartir mejor el peso del bebé y a no sobrecargar una única zona de su espalda. En estas imágenes se puede observar cómo un portabebé ergonómico utilizado de manera adecuada ayuda a corregir la postura del adulto, cuidando su espalda.

Porteo-y-postura-En-Suelo-Firme

Porteo-y-Postura-En-Suelo-Firme-2Por otra parte, hace unos meses colaboré con la autora del libro de Julia Bernal “Porteo en Situaciones Especiales: Una crianza en brazos sí es posible”, aportando información acerca del porteo en familias donde el papá o la mamá tienen algún problema de movilidad. En este libro se da a conocer el porteo en situaciones especiales, donde uno de los componentes de la familia vive una situación como problemas de movilidad, retraso del desarrollo del bebé, etc., y todo lo que el porteo puede ofrecerle.

Cuando una madre o un padre llevan a su hijo en el portabebés, ¿han de cuidar de alguna manera su propia postura para evitar dolores de espalda, cuello…?

Esto es fundamental para poder disfrutar del porteo. Este cuidado se consigue en primer lugar eligiendo el portabebé adecuado y, segundo, realizando un buen ajuste. Ejemplos de portabebés ergonómicos son la bandolera, el fular, la mochila ergonómica, el mei tai, pero no todos son válidos a todas las edades ni momentos del desarrollo del bebé. Por eso es necesario dejarse asesorar por parte de una persona especializada y es muy recomendable que se pueda probar el portabebé antes de adquirirlo.

A FisioByM y a En Suelo Firme nos preocupa en gran medida el cuidado del suelo pélvico. ¿Qué papel juega esta parte esencial de nuestro cuerpo cuando porteamos?

Durante el embarazo nuestro cuerpo cambia: lo hace nuestra postura, la forma en que trabaja nuestra faja abdominal y nuestro suelo pélvico. El nacimiento de nuestro bebé es un cambio aún más drástico para nuestro cuerpo. Si hemos tenido un parto vaginal, el suelo pélvico se ha visto distendido; si ha sido por cesárea, la faja abdominal ha sufrido una lesión que también va a afectar a nuestro suelo pélvico. Además de cambiar nuestro centro de gravedad, aparecen nuevos movimientos que hasta entonces no habíamos practicado con tanta frecuencia, asociados al cuidado de nuestro bebé: abrazar, amamantar, asear a nuestro bebé, etc. Es decir, movimientos para los que debemos flexionarnos hacia delante.

En el posparto necesitamos que se reequilibre la faja abdominal y el suelo pélvico, y que vuelva a trabajar de forma coordinada. Para ello necesitamos hacer una buena recuperación posparto (para lo que es muy recomendable acudir a un Fisioterapeuta especializado). Pero es importante saber que el porteo nos va a ayudar a que el peso de nuestro bebé queda integrado en nuestro centro de gravedad, y que nuestra postura sea más adecuada. En el artículo “El Porteo como herramienta para cuidar tu postura y tu suelo pélvico”, hablo más a fondo sobre ello.

No obstante, no debemos pensar que el porteo de forma aislada va a ser lo que nos haga recuperarnos, sino que es importante que sigamos con nuestra rutina de ejercicios de kegel (que habremos empezado durante el embarazo) y posteriormente lo completemos con ejercicios hipopresivos para tonificar nuestro abdomen.

¿Hasta qué momento o peso del bebé podemos prolongar el porteo?

Realmente no hay una edad a la que se deba dejar de portear sino que depende de las necesidades del adulto y del bebé o niño/a. Igual que comentaba anteriormente, existen portabebés más aconsejables para el recién nacido y otros portabebés o nudos de fular más aconsejables para repartir adecuadamente en la espalda de la persona que portea.

Portear con el bebé pegadito a nuestro pecho parece la postura más frecuente, pero ¿es posible portear también a la cadera y a la espalda? ¿En qué situaciones recomiendas este tipo de porteo?

En estas tres posiciones del bebé se respeta la postura ergonómica (espalda en forma de C y piernas en forma de M). La única postura totalmente desaconsejada es llevar al bebé por delante de nuestro cuerpo y mirando hacia delante, ya que en este caso su columna se arquea formando una C invertida, el peso está suspendido de la pelvis, las piernas quedan colgando. Además, el bebé queda expuesto a un nivel de estimulación que no siempre puede gestionar adecuadamente.

Realmente se podría portear en la espalda a un bebé de cualquier edad, pero sólo una persona muy experimentada con el porteo es capaz de sentirse cómoda a la hora de colocarlo por sí misma. La posición más habitual en los bebés recién nacidos en por delante de nuestro cuerpo o en la cadera, y cuando el bebé empieza a tener un mayor control de tronco y el adulto una mayor destreza con el porteo, se pueda empezar a probar en la espalda. Portear en la espalda tiene la ventaja de que la parte delantera de nuestro cuerpo queda libre y tenemos mayor visibilidad (cuando el bebé es más mayor).

Las mujeres en el posparto inmediato, ¿han de tener en cuenta alguna recomendación especial a la hora de portear?

Pueden portear desde que dan a luz, como explicaba en este artículoLa recomendación que siempre doy a las mujeres embarazadas y a sus parejas es que, si el porteo es algo que les atrae y están decididos a portear a su bebé, empiecen a informarse desde el embarazo. El embarazo es el momento en el que decidir el tipo de portabebé que quieren utilizar (el que mejor vaya con sus necesidades, respetando las necesidades del recién nacido), de practicar con un muñeco para tener soltura y seguridad. Sobre todo si nos decantamos por un fular, es importante probar diferentes tipos de nudos, cómo ajustarlo, hacernos con diferentes opciones de nudos, etc.

Entonces, ¿es posible mejorar la postura –y con ello beneficiar la actividad del suelo pélvico- o incluso trabajar la musculatura abdominal mientras porteamos a nuestros bebés?

Por supuesto que es posible, como he explicado más arriba, aunque para ello debemos tener una adecuada conciencia postural para identificar cuál es nuestra postura adecuada. La práctica habitual del porteo, junto con los ejercicios de Kegel e Hipopresivos (sin olvidar la práctica de ejercicio aeróbico moderado), son una excelente combinación para una adecuada recuperación posparto.

No obstante, hay que tener en cuenta unas recomendaciones básicas para que el porteo no ejerza una presión positiva en nuestro vientre que pueda entorpecer la recuperación del suelo pélvico. Más bien hay que intentar que el portabebé ayude en cierto modo a la activación de la faja abdominal.

¿Qué tipo de ejercicios podemos realizar a la vez que porteamos? ¿Qué factores debemos tener en cuenta para hacerlo de forma segura tanto para la madre como para el bebé?

El primer ejercicio que podemos hacer para asegurarnos que tenemos una postura adecuada es una “toma de conciencia de nuestra postura”. Es decir, no podemos corregir nuestra postura si no somos conscientes de ella. Es importante que el bebé esté colocado a una altura adecuada (a la distancia de “un beso”, es decir que podamos besar su cabecita sin tener que inclinarnos hacia delante). El bebé debe ir siempre en posición ergonómica (también llamada posición de ranita), con la columna en forma de “C” y las piernas en forma de “M”.

En las clases de Fisio-Gimnasia que impartimos desde FisioByM, hay muchos ejercicios que realizamos junto a nuestro bebé (incluso porteándolo), de forma que la mamá pueda cuidarse y recuperarse en su posparto, sin necesidad de separarse de su bebé (y que a la vez también se beneficia de estos ejercicios).

¿Qué mensaje le enviarías a una mujer embarazada que quiere portear a su bebé cuando nazca y no sabe por dónde empezar?

Como comentaba más arriba, lo primero que le diría es que no espere a haber dado a luz, sino que el embarazo es el momento óptimo para formarse, informarse y tomar la decisión del tipo de portabebé con el que empezará a portear. No existe una única opción buena, sino que es importante identificar las necesidades que va a tener, si el papá también desea portear y quieren que sea un portabebé que se adapte a los dos, la época del año en la que va a nacer el bebé, etc. Es buena idea practicar con un muñeco de forma que cuando nazca el bebé tengamos cierta habilidad. En este artículo puedes encontrar más información al respecto.

Una vez más, agradecer vuestro interés por mi trabajo y poner a disposición de las lectoras de en Suelo Firme la sección de publicaciones sobre porteo ergonómico de mi blog y, si desean consultar alguna duda, pueden hacerlo a través de la sección gratuita de mi blog Consultas Online.

Y por supuesto, espero teneros pronto en el blog de FisioByM, ya que estoy segura que mis lectoras estarán encantadas con vuestra aportación. ¡Hasta pronto!

 

Lorena Gutiérrez, creadora y directora de FisioByM “Fisioterapia para Bebés y Mamás”, es fisioterapeuta especializada en salud de la mujer, educadora de masaje infantil y asesora de porteo ergonómico.

 Lleva a cabo una actividad divulgativa en su blog y formativa, tanto de forma presencial como online. Es mamá de un peque de 2 añitos, y en el momento de esta entrevista está embarazada de 35 semanas, con lo que su experiencia personal y profesional han ido muy de la mano en los últimos años, enriqueciéndose mutuamente.

Y, como no, portea a su hijo desde que nació, lo que le ha dado la oportunidad de conocer y analizar los efectos del porteo en el cuerpo de la mujer.

La puedes encontrar en su página web aquí: FisioByM, en su canal de YouTube y en las redes sociales Facebook, Google+ y Twitter: @FisioByM

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+13Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn8Email this to someone

, ,

Un comentario para Porteo seguro: todo lo que necesitas saber para portear cuidando tu suelo pélvico

  1. Laura Domingo, 17 de julio de 2016 at 19:34 #

    Hola! ¿Es seguro el porteo para mujeres que han estado en fisioterapia (biofeedback y ejercicios de kegel) luego de una episiotomia y un desgarro perineal grado 3? Gracias

Deja un comentario

A los efectos de lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, usted queda informado y presta su consentimiento para que sus datos personales sean utilizados con la finalidad de gestionar correctamente el uso del foro. Los datos serán conservados de modo confidencial y no comunicados a terceras empresas o personas.

Si se nos proporcionan datos de terceros, la persona que lo haga deberá, bajo su responsabilidad, informar al afectado de lo dispuesto en esta cláusula y obtener previamente su consentimiento. En todo caso, pueden ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la siguiente dirección de e-mail: info@ensuelofirme.com