Sondas vaginales >
Sondas anales >
Aparatos >
Accesorios >
  • Electroestimulador suelo pelvico Elise-componentes Elise Electroestimulador suelo pelvico

    Tenscare ELISE

    149,99 
    Añadir al carrito Detalles
  • Tens parto Neurotrac Tens obstetrico Neurotrac
    Añadir al carrito Detalles
  • Añadir al carrito Detalles
  • Sin stock
    Pericalm-Electroestimulador suelo pelvico Pericalm-Neen-Electroestimulador suelo pelvico

    PERICALM

    128,17 
    Detalles
Envío gratis en 24/48 h

Envío gratis en 24/48 h.
Porque necesitas tu pedido ya.

Embalaje discreto

Embalaje discreto
Sin logos, marcas o fotos de producto.

Aplaza tus pagos

Aplaza tus pagos
Paga seguro, fácil e incluso a plazos.

Pago seguro y fácil

Pago seguro y fácil
Garantizado al 100%.

Marcas de prestigio

Marcas de prestigio
Productos certificados y avalados.

Garantía de dos años

Garantía de dos años
En todos los productos de la tienda.

Electroestimuladores para incontinencia urinaria

Es la aplicación de una corriente eléctrica no dolorosa similar a la que emiten nuestros nervios, mediante electrodos o mediante una sonda vaginal o anal, que provoca la contracción de los músculos del suelo pélvico, los cuales logran fortalecerse y tonificarse, o bien, con otros parámetros, relajarse en los casos de hipertonía. Los aparatos electroestimuladores permiten que el paciente pueda continuar su tratamiento y garantizan el mantenimiento en casa.

No obstante, al igual que sucede con cualquier otro músculo, el suelo pélvico no se rehabilita con una serie limitada de sesiones, sino que su mantenimiento es algo que debemos realizar de manera regular durante toda nuestra vida con diferentes técnicas y herramientas para mantenerlo en forma, es decir, con la fuerza, tono y elasticidad adecuadas.

Así pues, la electroestimulación es un tratamiento reconocido por su alta eficacia en los casos de incontinencia urinaria y anal provocados por una disfunción perineal o insuficiente funcionamiento de los esfínteres urinario y anal. También, con unos programas y/o parámetros diferentes, existen aparatos de electroestimulación del suelo pélvico que logran relajar esta musculatura en los casos de hipertonía o exceso de contracción.

Hoy en día existen aparatos para usar en casa con la supervisión de nuestro especialista, que incluyen programas pregrabados específicos para el tratamiento de los diferentes tipos de incontinencia urinaria o anal o hipertonía de la musculatura del suelo pélvico y que, dependiendo del caso, se pueden usar con electrodos, con una sonda vaginal o con una sonda anal.

Existen aparatos diseñados específicamente para tratamientos urogenitales que incluyen programas predefinidos para cada aplicación: desde la electroestimulación del nervio tibial posterior con electrodos adhesivos al tratamiento del dolor pélvico y todos los tipos de incontinencia: de esfuerzo, urgencia, anal… En el caso de los tens para el dolor obstétrico, cuyo uso está muy extendido en Europa y EEUU, mediante una corriente inocua alivian de manera natural sin medicación el dolor de la menstruación, diversos dolores durante el embarazo, dolor durante el parto, donde han demostrado ser una técnica eficaz para el control del dolor en más del 80% de los nacimientos sin efectos secundarios. El alivio del dolor obstétrico y durante el parto no tiene ningún efecto secundario conocido ni para las madres ni para el bebé, endometriosis y fibromas o enfermedad inflamatoria pélvica.

Electroestimuladores pélvicos

En general, las contraindicaciones a la electroestimulación son las siguientes, aunque siempre hay que consultar previamente a su uso con un profesional especialista en suelo pélvico. Llevar un marcapasos, estar embarazada (excepto los tens obstétricos), en caso de infección vaginal y/o del tracto urinario, dolores o afecciones cutáneas o genitales no diagnosticados.

Los beneficios de la electroestimulación son múltiples, pero siempre es imprescindible la valoración y consejo de un especialista en suelo pélvico antes de comenzar nuestra reeducación perineal y mantenerla en casa. Despierta los músculos del suelo pélvico y les ayuda a mantener su contracción. En aquellas personas que tienen muy debilitada esta zona, la electroestimulación es casi la única manera de que consigan contraer el suelo pélvico, mejora el flujo de sangre que nutre y recupera el músculo, multiplicándolo en cada contracción generada por el aparato, ayuda a localizar, contraer y reforzar el periné y los esfínteres mejorando la incontinencia urinaria y fecal con un alto grado de éxito, puede resultar útil en caso de vejigas hiperactivas, ayudando a que el músculo que nos avisa de que vayamos al baño sólo se contraiga en caso de que nuestra vejiga se encuentre suficientemente llena, en otras ocasiones se utiliza para calmar zonas dolorosas o hipersensibles del área vulvar y vaginal, tales como la cicatriz de la episiotomía.

La electroestimulación ha avanzado mucho en los últimos años y en el tratamiento del suelo pélvico hoy en día se suelen usar aparatos específicamente diseñados para ello que están programados con diferentes niveles o programas para que nuestro especialista en suelo pélvico adapte progresivamente su intensidad y duración al estado de nuestros músculos, facilitando así un avance lo más eficaz posible en el tratamiento sin causar ningún dolor.

Para que la corriente que generan sea más efectiva y llegue de forma directa a los músculos internos, estos aparatos se pueden usar con unas sondas vaginales o anales, dependiendo del músculo a tratar. También, suele ser más efectivo y, sobre todo, más cómodo a la hora de insertar y sacar la sonda, usar un gel o lubricante.