• ¡Rebajado!
    Vagiwell dilatadores vaginales Vagiwell
    Añadir al carrito Detalles
  • Sin stock
    Intimrelax suelo pelvico Intimrelax vaginismo
    Detalles
Envío gratis en 24/48 h

Envío gratis en 24/48 h.
Porque necesitas tu pedido ya.

Embalaje discreto

Embalaje discreto
Sin logos, marcas o fotos de producto.

Aplaza tus pagos

Aplaza tus pagos
Paga seguro, fácil e incluso a plazos.

Pago seguro y fácil

Pago seguro y fácil
Garantizado al 100%.

Marcas de prestigio

Marcas de prestigio
Productos certificados y avalados.

Garantía de dos años

Garantía de dos años
En todos los productos de la tienda.

Dilatadores para suelo pélvico

Los dilatadores ginecológicos de terapia progresiva complementan el tratamiento prescrito por un médico, sexólogo o fisioterapeuta especializado, y ayudan a prevenir y conseguir una mejora en los síntomas de una serie de problemas relacionados con el suelo pélvico, tales como el acortamiento de la vagina, la pérdida de elasticidad en los tejidos de la vagina, espasmo muscular o dolor en las relaciones sexuales o dispareunia, y principalmente el vaginismo.

En este último caso, con la terapia de inserción de dilatadores para el vaginismo unida a ejercicios de contracción y relajación, la mujer irá desarrollando más y mejor control sobre los músculos de su suelo pélvico simulando en la vagina un entorno similar al de la penetración sexual. Y es que estos dispositivos no sólo estiran los músculos y tejidos, sino que también ayudan a identificar y mejorar las motivaciones psicológicas que provocan el espasmo de estos músculos reentrenando la respuesta de la mente y del cuerpo a esta sensación.

Así pues, existen otros beneficios de este tratamiento complementario con dilatadores para suelo pélvico para mejorar las sensaciones físicas y disminuir el dolor durante las relaciones sexuales, relajar los tejidos cicatrizados tras una intervención quirúrgica, reducir la tensión muscular o espasmos propios del vaginismo, hacer posibles las relaciones sexuales con penetración, el uso de tampones o incluso las exploraciones ginecológicas y para prevenir las fibrosis tras la radioterapia pélvica.