• Bolas chinas Intimina Laselle INTIMINA Laselle™ Pack de 3
    Añadir al carrito Detalles
  • Lelo Luna Beads normales Lelo Luna Beads
    Añadir al carrito Detalles
  • Lelo Luna Beads Mini Bolas chinas Lelo Luna Beads Mini Ensuelofirme
    Añadir al carrito Detalles
  • Bolas chinas Lelo Luna Beads Noir Lelo Luna Beads Noir Ensuelofirme
    Añadir al carrito Detalles
  • Satisfyer power-balls Bolas chinas Satisfyer power-balls
    Añadir al carrito Detalles
  • Bolas chinas Lelo Beads Plus Bolas chinas Lelo Beads Plus Ensuelofirme
    Añadir al carrito Detalles
  • Hula Beads Lelo negro Lelo Hula Beads negro
    Añadir al carrito Detalles
  • LELO HULA™ Beads Deep Rose LELO HULA™ Beads Deep Rose
    Añadir al carrito Detalles
Envío gratis en 24/48 h

Envío gratis en 24/48 h.
Porque necesitas tu pedido ya.

Embalaje discreto

Embalaje discreto
Sin logos, marcas o fotos de producto.

Aplaza tus pagos

Aplaza tus pagos
Paga seguro, fácil e incluso a plazos.

Pago seguro y fácil

Pago seguro y fácil
Garantizado al 100%.

Marcas de prestigio

Marcas de prestigio
Productos certificados y avalados.

Garantía de dos años

Garantía de dos años
En todos los productos de la tienda.

Comprar bolas chinas

Las bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico, bolas de geisha o Ben Wa, son unos dispositivos de tonificación formados por una o más bolas huecas en cuyo interior hay otra bolita más pequeña. Esta bolita más pequeña se mueve y choca con las paredes de la bola más grande que la contiene, como un cascabel, cuando la mujer que las lleva insertadas camina o está en movimiento.

El choque de esta bolita contra las paredes de la vagina provoca una contracción involuntaria y continua de los músculos del suelo pélvico, aumentando la circulación sanguínea, la lubricación y el tono muscular. Esa vibración se puede notar o no, pues si las bolas vaginales se encuentran en el tercio superior, que carece de sensibilidad, es imposible notarlo, pero ello no significa que no estén siendo eficaces. Su efectividad se basa en dos aspectos: que sean huecas y contengan una bolita en su interior y que al llevarlas puestas la mujer camine o esté en movimiento.

Y es que con los ejercicios de Kegel se contraen voluntariamente los músculos del suelo pélvico, y por lo tanto, se entrena la fuerza de los mismos. Con el uso de las bolas chinas íntimas se entrena el tono muscular, pues no se realiza ninguna contracción voluntaria. Es la vibración de la bolita pequeña que hay en el interior de las bolas lo que estimula las fibras de los músculos del suelo pélvico, aumentando la irrigación sanguínea y mejorando el tono. Sólo colocándolas y manteniéndolas mientras se está en movimiento aumentan el tono del suelo pélvico.

Indicaciones y contraindicaciones

Cualquier mujer adulta sana y con un mínimo de fuerza en su suelo pélvico puede usar bolas chinas terapéuticas de manera preventiva antes de un embarazo, tras el parto, en casos de sobrepeso u obesidad, en la menopausia, para mujeres que practican deportes hiperpresivos o de impacto, para cantantes, en casos de estreñimiento crónico, para mujeres que habitualmente deben cargar peso y antes y después de una cirugía genitourinaria o pélvica. También se recomiendan como terapia de mejoría de los siguientes síntomas: incontinencia urinaria de esfuerzo, incontinencia urinaria mixta, fortalecimiento del suelo pélvico y como tratamiento de disfunciones sexuales (falta o disminución de sensibilidad) provocadas por la debilidad del suelo pélvico.

No obstante, no se recomienda el uso de bolas chinas medicinales en caso de prolapso, en casos de hipertonía de los músculos del suelo pélvico, dispareunia, vaginismo o dolor en las relaciones sexuales con penetración, durante el embarazo, durante la cuarentena en el posparto, si hay infección vaginal y/o del tracto urinario, si sientes dolor al llevarlas puestas, durante la menstruación junto con tampones absorbentes, en las relaciones sexuales durante la penetración, ni en las seis semanas siguientes a una cirugía genitourinaria o pélvica.

Y si no sabes qué bolas chinas son mejores para ti, ten en cuenta que la medida normal es aproximadamente de 35mm. aunque existen modelos más pequeños pensados para mujeres que no han dado a luz. Lo importante es que las bolas se mantengan insertadas y que su vibración se transmita a las paredes de la vagina. La eficacia de este dispositivo no se basa en su peso, sino en la vibración, por ello, es mejor empezar por unas bolas de poco peso que podamos mantener insertadas sin problema. Unas bolas demasiado pesadas que se salgan con facilidad sólo conseguirán frustrarte y abandonar el entrenamiento.