Skip to main content
Suelo pélvico o periné, qué es y funciones

Y tú… ¿qué sabes sobre tu suelo pélvico o periné?

El suelo pélvico no es un concepto nuevo ni un descubrimiento, otra cosa es que en algún momento de nuestras vidas nos hayamos parado a pensar en su importancia.

Si bien en la última década cada vez más mujeres -y hombres- han demostrado un interés creciente sobre la salud de esta parte crucial de su cuerpo, con frecuencia me sorprende comprobar cómo todavía existe un gran desconocimiento acerca del mismo y cómo los mitos y tabús siguen extendiéndose de forma generalizada.

Porque, efectivamente, hay algo esencial que todas las mujeres debemos conocer –y si es a la perfección, mejor- independientemente del momento vital en el que nos encontremos.

Hayamos o no tenido hijos, estemos a dos calles de la menopausia o estemos embarazadas, hayamos tenido dos bebés por cesárea o practiquemos deporte con frecuencia.

Ese “algo esencial” tiene un papel fundamental en muchas de nuestras funciones vitales, aunque tal vez no seas consciente de ello. Se llama suelo pélvico y voy a presentártelo ahora mismo.

Músculos suelo pélvico

Localización y denominación de los músculos del suelo pélvico

El suelo pélvico o perineo es el conjunto de músculos y tejidos conjuntivos que tapiza la parte inferior de la pelvis. Sí, exacto, esos músculos que se encuentran entre el pubis y el coxis, alrededor de la vulva y el ano, y que se sitúan en dos planos:
  • Uno superficial cuya función más importante es la sexual, aunque también ayuda a sostener los órganos pélvicos.
  • Y otro más profundo, llamado periné profundo o posterior, formado por los músculos que efectivamente sujetan dichos órganos, controlan los esfínteres y mejoran la calidad de las relaciones sexuales.
El periné (también llamado perineo o suelo pélvico) es una parte fundamental de nuestro cuerpo y, sin embargo, como te decía antes, es un gran desconocido.
Pocas mujeres (y aún menos hombres) saben dónde se localiza, cuáles son sus funciones y qué pueden hacer para controlar los músculos que lo forman.

Funciones del periné

Muchas veces no somos conscientes del verdadero valor que tienen las cosas hasta que éstas dejan de funcionar. Si hasta ahora no has tenido síntomas que indiquen alguna alteración de tu suelo pélvico, es probable que no seas del todo consciente de la importancia que éste tiene en muchos aspectos de tu día a día.
  • Funciones de continencia: el suelo pélvico controla los esfínteres para una correcta micción y defecación.
  • Función sexual: unos músculos perineales tonificados mejoran la calidad de las relaciones sexuales.
  • Función reproductiva: el periné es el último obstáculo que debe salvar la cabeza del bebé, ayuda a que su cabeza rote y produce una contracción refleja en el útero (reflejo expulsivo) que provoca a la embarazada un deseo de empujar.
  • Función de sostén: el perineo sostiene la vejiga, el útero, la vagina y el recto.

Manteniendo en plena forma esta parte central, ¡en todos los sentidos!, de tu cuerpo, estarás cuidando por lo tanto estas cuatro funciones vitales y favoreciendo que todo marche adecuadamente. Te imaginarás ya cuál es la causa de gran parte de las incontinencias urinarias y fecales, los prolapsos y algunas disfunciones sexuales.

¿Cómo localizar tu periné?

Imagina un globo situado en tu abdomen. La boquilla de este globo mira hacia tus pies y se sitúa justo en tu periné (como si fuera uno de los esfínteres). Los laterales del globo son tus paredes abdominales en 360º (tus costados, tu espalda, tu abdomen) y, por último, la parte superior y abombada del globo es tu músculo diafragma.

Este globo aumenta y disminuye sus presiones con las distintas actividades de la vida diaria: cuando toses, coges pesos, lloras, corres, cantas, mantienes relaciones sexuales, saltas, haces pis o caca, etc. Por lo tanto, cualquiera de estas acciones tiene repercusión en tu suelo pélvico, parte inferior de ese globo que has imaginado.

Es muy importante que tomes conciencia de tu periné, que aprendas a sentirlo y lo integres en tu esquema corporal. ¿A que sabes perfectamente dónde se sitúa ahora mismo tu ombligo? Siéntelo. Pues lo mismo tenemos que conseguir con los músculos de tu suelo pélvico.

Por cierto, tú… ¿qué sabes sobre tu suelo pélvico?

No sería la primera vez que, al hacer esta pregunta, me encuentro con respuestas del tipo “¿Yo? Lo sé todo, Laura, lo de los ejercicios de Kegel y todo eso, ¿no?”. Si tu respuesta se parece mucho a esto, bienvenida. Juntas derribaremos mitos y te darás cuenta de que no lo sabías todo. Como, por suerte, tampoco lo sé yo. Aprender algo cada día es mi rutina preferida.

Tal vez tu respuesta sea todo lo contrario y se parezca más a esto que, desgraciadamente, también he escuchado más de una vez: “¿Suelo qué? ¿Pélvico? Eso qué es?”. Si es tu caso, tranquila. Y también, bienvenida. Hoy tienes la oportunidad de empezar un viaje de autoconocimiento que te servirá para el resto de tu vida, y es muy probable que, gracias a ponerle cara y nombre a esta parte tan esencial de tu cuerpo, consigas evitar las complicaciones que a menudo nos esperan a la vuelta de la esquina.

Y me quedas tú… que te suena de algo eso del suelo pélvico y tu respuesta a mi pregunta sería algo así como: “Esto, sí… bueno, creo que lo tengo en su sitio”. Sé bienvenida. Pero “tenerlo en su sitio” no es tan fácil como parece. A través de En Suelo Firme te ayudaremos a comprobar si es así y, en caso de no estar todo tan “colocadito” como creías, te mostraremos opciones y pautas para sentirte mejor.

Así que, si no te quieres perder ninguno de nuestros consejos apúntate a nuestra newsletter y te los enviaremos al email que nos dejes.

Piensa en ti y en tu periné. Convéncete de que puedes mejorar y debes mantener su buena forma durante toda la vida.

  • 0 out of 5
    36,99 incl.VAT

    Available : En Stock

    Los conos vaginales Aquaflex, de eficacia clínicamente probada, son la forma más usada en Reino Unido y América del Norte para fortalecer los músculos del suelo pélvico. El pack consta…
  • 0 out of 5
    43,99 incl.VAT

    Available : En Stock

    Celesse Intimina es un discreto masajeador interno o externo con vibración diseñado para actuar sobre la estimulación interna o externa, con 6 modos rítmicos diferentes y 16 velocidades.
  • 0 out of 5
    199,99 incl.VAT

    Available : En Stock

    Elvie es un ejercitador de Kegel ergonómico, muy pequeño y discreto y con biofeedback visual, que se controla desde tu smartphone mediante una app gratuita, guiándote y monitorizando tu entrenamiento…
Facebook
Twitter
Google+
veces compartido
0

ESCRITO POR Laura Rojas

Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y licenciada en Periodismo por la UCM, combina su labor asistencial como fisioterapeuta pelviperineal con su labor divulgativa a través de En Suelo Firme. Su formación y experiencia en el ámbito de la comunicación se unen a una fuerte vocación de servicio y a un inagotable interés por la salud integral de la mujer, desarrollada en el ámbito de la fisioterapia obstétrica y uroginecológica, valorando y tratando los trastornos funcionales del periné, que pueden afectar a nivel urológico, coloproctológico, ginecológico y sexológico, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la mujer y el hombre en las distintas fases de su ciclo vital.

Posts Relacionados

Suelo pélvico en hombres

Suelo pélvico en hombres: qué es y cómo sentirlo

Cómo localizar los músculos del suelo pélvico

Cómo localizar los músculos del suelo pélvico

3 Comentarios

  1. Elizabeth

    Hola quisiera saber si el problema que tengo es de periné, cuánto tengo relaciones siento que algo traspasa de más y es muy incómodo no puedo concentrarme, antes no sentía les agradecería si me pueden ayudar.

    1. Laura Rojas Author

      Hola Elizabeth:
      Gracias por compartir su caso con nosotras. Siento decirle que sin una valoración física de su caso no puedo decirle lo que le sucede. Le recomiendo que acuda a su ginecólogo y, si es posible, a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico que valore su musculatura. Un abrazo y gracias.

  2. Lucila Jiménez

    Feliz y… a la expectativa de lo que me ofreces en este programa tan especial. Llegué buscando asanas para fortalecer el suelo pélvico y mira a donde llegué. Enhorabuena. Gracias, prometo aprovecharlo al máximo. Quiero evitar la tan temida cirugía para el descenso de la vejiga, supuestamente por la edad (71). Sólo tengo el descenso en grado 1 o de pronto 2. Pero sé que puedo manejarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de la navegación de los usuarios y así mejorar nuestros servicios y ofrecerte las mejores ofertas y promociones adaptadas a tus preferencias e intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies