¿Sabías que es una de las disfunciones del suelo pélvico que mejor responde a su tratamiento con porcentajes de superación total cercanos al 100%? Además, no son necesarios ni medicamentos ni cirugía, sino que los dilatadores vaginales juegan un papel muy importante en la mejoría de los síntomas y sirven para completar el procedimiento en la intimidad de la propia casa de la paciente. Y es que comprender qué es el vaginismo es fundamental para curarlo acudiendo a un especialista que confirme los síntomas que se padecen y que pueda plantear un abordaje multidisciplinar en el que se clarifiquen las diferentes causas que han podido originar esta disfunción.

Qué es el vaginismo

Es una contracción involuntaria e inconsciente de los músculos del suelo pélvico que rodean la vagina provocando un cierre total o parcial de ésta causando dolor, ardor o incomodidad en las relaciones sexuales, al intentar insertar un tampón o ante una exploración ginecológica. Cuando una mujer nunca ha sido capaz de mantener relaciones sexuales sin dolor, provocado por esa contracción, estamos ante un vaginismo primario.

Sin embargo, hay otros casos en los que la mujer ha llevado una vida sexual normal y satisfactoria pero algunos acontecimientos traumáticos físicos o psíquicos en un determinado momento de su vida, como un parto, una violación, una cirugía o simplemente cambios hormonales como los que se producen en la menopausia, originan el vaginismo secundario.

Síntomas del vaginismo

Varían dependiendo de la intensidad de la contracción de los músculos del suelo pélvico y pueden ir desde una leve sensación de ardor hasta un cierre total de la vagina. La contracción involuntaria o espasmo muscular puede producirse durante todo el acto sexual o aparecer repentinamente mientras se mantienen relaciones sexuales.

Así pues, los síntomas del vaginismo pueden ser tales como ardor, picor y tensión muscular vaginal durante las relaciones sexuales, dolor que puede dificultar o incluso imposibilitar la penetración, incomodidad persistente ante las relaciones sexuales, dolor sexual continuo de origen desconocido, dificultad o incapacidad total para insertar un tampón, dificultad al someterse a una exploración ginecológica, incapacidad de penetración sexual y de experimentar un orgasmo por la sensación de incomodidad o dolor o por el miedo a un espasmo repentino.

Causas del vaginismo

Normalmente el origen es una combinación de causas físicas y psíquicas que provocan que el cuerpo reaccione repentinamente ante la previsión de un momento de dolor, de manera involuntaria y casi refleja. Esto genera bastante confusión en la mujer que lo padece pues muchas veces no entiende por qué le ocurre eso, y es que, es importante saber para curar el vaginismo, que cuando el cuerpo se anticipa a un momento de dolor, la reacción inconsciente es la contracción de sus músculos.

De la misma manera que ante un golpe o al ver que algo nos va a caer encima la reacción inmediata del cuerpo es contraer los músculos del brazo, de las piernas, del cuello o de los párpados; si el cuerpo asocia las relaciones sexuales con dolor, ansiedad o incomodidad física o psíquica, su reacción ante la previsión de ese momento desagradable será la de contraer los músculos de la vagina cerrándola, e intentando evitar lo que va a causar el dolor o incomodidad, la penetración.

Para entender las causas del vaginismo es necesario explicar que, en estos casos, el cuerpo anticipa el dolor, contrae los músculos del suelo pélvico y esto genera más dolor; se resiste a mantener relaciones sexuales provocando frustración y ansiedad que puede llegar a inhibir el deseo; el sexo se vuelve cada vez más doloroso, incómodo o desagradable y por ello el cuerpo refuerza e intensifica la respuesta refleja de contracción de la vagina, tratando de defenderse del daño y resistiéndose por todos los medios físicos y psíquicos a su alcance a afrontar ese momento.

Causas psíquicas del vaginismo

Temor al dolor, a quedarse embarazada…

Ansiedad, estrés, experiencias, traumas…

Problemas de pareja, desconfianza, desapego…

Traumas por abusos sexuales o violencia de género.

Experiencias represivas en el entorno.

Educación sexual inadecuada.

Causas físicas del vaginismo

El parto, sobre todo si ha sido doloroso y difícil.

Los cambios hormonales y la menopausia.

Falta de lubricación o estimulación puntual.

Una cirugía pélvica.

Casos de violación, abusos o ataques físicos o sexuales.

El uso de algunos medicamentos.

Tratamiento para el vaginismo

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de la coordinación entre fisioterapeutas y psicólogos en el tratamiento de algunas disfunciones del suelo pélvico. Y es que, debido a las causas físicas y psíquicas de esta patología, se suele recurrir con frecuencia a ambas especialidades para lograr una solución al vaginismo. Generalmente, se trata de instaurar una serie de habilidades y reeducar los músculos para que respondan de manera controlada y positiva ante los estímulos sexuales.

El enfoque principal combina terapia para encontrar los motivos psíquicos y emocionales por los que esa persona asocia el sexo con una experiencia negativa, educación en anatomía y ejercicios para identificar los músculos del suelo pélvico, técnicas de contracción y relajación de esos músculos, técnicas de inserción y dilatación gradual con dilatadores vaginales, implicación de la pareja y continuidad del tratamiento en casa de la paciente para que, a su ritmo, arraigue las habilidades y técnicas anteriores.

En definitiva, la información y la identificación de las causas y motivos que originan esta dolencia es fundamental para el tratamiento del vaginismo. Además, saber que los resultados son tan positivos y permanentes debería ser un argumento definitivo para afrontarlo inmediatamente acudiendo a un especialista en suelo pélvico. Si te ha gustado este post y crees que puedes ayudar a otras mujeres, ¡compártelo! Y si no quieres perderte ninguno de los artículos y consejos que te damos semanalmente, ¡suscríbete a nuestra newsletter!

¡Comparte!

Escrito por: María

Como tantas otras mujeres actuales, madre y trabajadora, que tras sufrir un primer parto muy traumático y un segundo con prácticamente la misma violencia obstétrica que el primero, decide poner todos los medios a su alcance para superar sus secuelas físicas y psíquicas. Sorprendida por el tabú social que existe en torno al suelo pélvico y sus disfunciones, descubre la reeducación abdominopélvica, algo que en España ni se ofrece, ni se subvenciona y sobre lo que ni siquiera se informa, pero que está totalmente normalizado en otros países del entorno europeo. Tras recuperarse y comprobar el desamparo en el que se encuentran otras muchas mujeres en su misma situación, decide unirse a Laura y Pilar y fundar juntas En Suelo Firme para romper tabúes y facilitar el acceso a información sobre el suelo pélvico.

Artículos relacionados

52 Comentarios

  1. ANONIMO lunes, 16 julio 2018 at 2:36 - Responder

    hola, soy mujer tengo 27 años, estuve casi 10 años de novia y nunca pude tener relaciones sexuales con penetración, intente muchas veces pero sentia que no iba a entrar, era como si estuviese totalmente cerrado. Hemos estado siempre de otras formas, sexo oral, manualmente, y he tenido orgasmos pero nunca senti mucho deseo por tener relaciones porque creo que nunca pude vivirlo como realmente es. Estuve con psicologa un tiempo pero no me ayudo mucho y despues deje, tambien una sexologa me dio unos ejercicios para hacer pero tampoco los hice. Ahora ya no estoy con mi novio (no por ese motivo) pero igual me gustaria poder solucionar este problema, ya que uno de mis mayores deseos es ser madre algun dia. tampoco nnunca pude colocarme un tampon ni hacerme adecuadamente los estudios ginecologicos. Espero y quiero poder resolver este problema ya sea con la ayuda de fisioterapeutas y psicologos nuevamente. soy de Argentina, cordoba. que puedo hacer???? gracias!!!

    • Anonimo domingo, 2 diciembre 2018 at 13:55 - Responder

      Hola sabes que me esta pasando igual, lo peor de todo es que yo lo descubrí cuando me casé y la verdad siento muy feo que mi esposo no pueda tener relaciones sexuales conmigo solo porq involuntariamente contraigo mis musculos. Has podido solucionar tu problema, que hiciste? Llevo 2 años de casada sin poder tener relaciones y temo a perder mi matrimonio por eso si sabes de algo q te ayudó compartelo, gracias..

  2. Edurne lunes, 2 abril 2018 at 4:31 - Responder

    Hola a todos saludos desde Santiago de Chile gracias porque esta pagina esta perfecta, le hago una pregunta por qué yo sola puedo acabar y junto a mi pololo no, es cuestion como de un bloqueo que no deja fluir y siento que se contrae la pelvis en union con el centro de la corona, gracias por su tiempo un gran abrazo exitos y bendiciones.

    • Ibeth viernes, 14 mayo 2021 at 9:06 - Responder

      Hola tengo 17 años,hace como 6 meses empeze a tener relaciones sexuales, y mi problema es que cuando mi novio va a introducir su mienbro me arde la entrada de la vagina y no siento nada de placer !! Sera que tengo vaginismo?

  3. anonima viernes, 16 marzo 2018 at 3:49 - Responder

    Hola. Tengo 15 años y anteriormente he tenido relaciones sexuales totalmente placenteras sin ningùn problema.
    Desde hace un tiempo no he podido hacerlo con mi pareja por que mi vagina se cierra a la hora de tener relaciones. El dìa de hoy fui a un ginecólogo y me intentó meter un instrumento para revisarme pero no entró y me dolió mucho. No puedo contar con la ayuda de un ginecólogo porque creo que ahora tengo miedo de que me hagan lo mismo.
    Quiero curarme y volver a tener relaciones placenteras sin dolor. Pero no he podido
    Alguien que sepa del tema puede ayudarme?

    • Alicia domingo, 18 marzo 2018 at 6:45 - Responder

      Hola, soy una mujer de 18 años, llevo un año con mi novio ya tenemos relaciones desde hace exactamente un año, mi problema es que no logro disfrutar las relaciones sexuales. Aveces cuando me da sexo oral llegó a sentir un poco, pero después me tenso por miedo a que me duela y voy poco a poco dejando de sentir. La penetración no la disfruto, cuando él la mete al inicio del sexo me duele muchísimo, después lo soporto pero no siento placer. No sé qué hacer, yo pienso que es por qué mi madre me dice que no quiere que tenga relaciones y que si salgo embarazada me va correr de mi casa, siento que es por esas causas que no logro disfrutar del sexo.
      Ojalá me puedan ayudar por qué si me gustaría tener relaciones placenteras.

    • Anonimo jueves, 1 abril 2021 at 13:52 - Responder

      Necesitas ir a un sexologo, intenta hacer lo posible y buscar remedios para mejorar, yo también tenia miedo de que me hicieran daño en el ginecologo pero aun asi he tenido que ir 100 veces mas para encontrar la solucion a mi problema, tras muchos intentos puede que sea vaginimos y mi ginecologa me dio el numero de un sexologo. Necesitamos ponernos bien.
      Animo

  4. Marian jueves, 15 febrero 2018 at 14:27 - Responder

    Puede que el padecer de Liquen Atrofico Vulvar; aunque este medicado y controlado* no superado) genere vaginismo?

  5. Anónima viernes, 19 enero 2018 at 19:44 - Responder

    Buenas a todas! Yo quiero contarles un poco mi experiencia…
    Soy una chica de 27 años, soy de España sufro vaginismo un problema que me esta consumiendo la vida. vivo realmente agobiada tengo pareja desde hace 10 años hace 4 años que queremos ser padres pero por mi problema de vaginismo y mis ovarios poliquisticos a sido prácticamente imposible quedar embarazada. A eso le sumo mis relaciones sexuales que son pésimas siempre toda mi vida a sido así mi pareja nunca a conseguido la penetración completa mis consultas a los ginecólogos son realmente dolorosas. Despues de estar años con problemas hormonales y problemas con mis reglas irregulares investigando el motivo por el cual lo paso tan mal con mis reglas por que tanto dolor cuando me baja mi ginecólogo llego a pensar que tenia una enfermedad llamada endometriosis me hicieron una resonancia magnética y salio negativo no sufría esa enfermedad. al llevar mi informe al ginecólogo y verlo decidió mandarme a un tratamiento de fecundación in vitro para cumplir mi sueño de ser madre a pesar de conllevar el hecho de tener que pasar por pruebas y exámenes muy difíciles a causa del vaginismo decidí arriesgarme. Comenzó mis exámenes mis analíticas de sangre y de orina. Mi pareja también se hizo unas analiticas y muestras de semen. Hoy eh tenido mi primera prueba se trataba de introducirme en la vagina un espéculo como cuando haces tus exámenes ginecólogos y luego una manguerita como una sonda y luego introducir un liquido que ira hacia las trompas. Fue prácticamente imposible poder realizar la prueba no an podido hacer nada ni siquiera ponerme el especulo eh salido destrozada de esa consulta a pesar del buen trato de los profesionales que me atendieron se me vino el mundo arriba pues hoy es uno de esos dias que me doy cuenta que si no supero mi vaginismo nunca podre ser madre. admiro a esas mujeres que lo habeis superado sintiendo una gran envidia sana y espero seguir luchando y superarlo en algún momento de mi vida por que esto me esta afectando personalmente en todos los ámbitos. Un saludo a todas.

    • Laura Rojas viernes, 16 febrero 2018 at 18:25 - Responder

      Hola Anónima:
      ¿Has visita ya a un fisioterapeuta de suelo pélvico? Si no lo has hecho, te lo recomiendo. Puedes buscar al más cercano a tu lugar de residencia en nuestro directorio de especialistas.
      Mucha suerte y muchísimo ánimo!!!

Deja un comentario

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento: (+)

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Fines del tratamiento: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
  • Derechos que le asisten: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.

Los comentarios y el nombre que escribas se publicarán y se verán públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "Anónimo".