Es una patología que afecta a millones de mujeres en todo el mundo y puede ser la causante de un importante deterioro en la calidad de sus vidas, aunque sea tan desconocida en la actualidad. Por ello, hoy hablamos de qué es un prolapso uterino, cómo evitarlo y qué hacer para no agravar sus síntomas. Descubre esta información tan valiosa para ser más consciente de tu suelo pélvico y de todo lo que puedes hacer por él.

Qué es un prolapso uterino

Un prolapso de útero ocurre cuando éste se desliza hacia la vagina o sobresale de ella como consecuencia del estiramiento y debilitamiento de los músculos y ligamentos del suelo pélvico. Pero, ¿por qué ocurre esto? Si existiese una única causa el diagnóstico y tratamiento de esta patología sería mucho más sencillo; pero, por desgracia, existen muchas razones potenciales y cada caso es único.

No obstante, sí podemos determinar que las estructuras que sirven de soporte a este órgano, en ocasiones no pueden ejercer correctamente su función, bien porque han sufrido algún daño o porque son débiles, y entonces claudican; lo que unido a otros factores puede producir una caída del útero.

Causas del prolapso uterino

Como comentaba antes, determinar las causas de un prolapso uterino es complicado ya que cada mujer es distinta y no hay un solo motivo que origine esta patología. No obstante, los siguientes factores están relacionados.

  • Parto vaginal, sobre todo si ha sido instrumental.
  • Traumatismos obstétricos, fetos grandes, multiparidad.
  • Pérdida de estrógenos, como sucede en la menopausia.
  • Factores genéticos relacionados con la debilidad de los músculos.
  • Estreñimiento crónico y enfermedades respiratorias crónicas.
  • Practicar habitual e intensivamente deportes de impacto.
  • Levantar y/o transportar pesos de manera incorrecta.

Así pues, otras causas de la matriz caída tiene que ver con las cirugías abdominales o pélvicas, así como ciertos factores neuromusculares o el sobrepeso. Además, estudios recientes confirman que más de la mitad de las mujeres españolas que han dado a luz tienen el útero descolgado, apareciendo sobre todo entre las personas con edades comprendidas entre los 60 y 69 años.

Síntomas del prolapso uterino

Pueden variar de una mujer a otra, aunque algunos de los síntomas del prolapso uterino más frecuentes son:

  • Sensación de tener un bulto en los genitales.
  • Dolores en la zona baja de la espalda sacro-lumbar.
  • Molestias al caminar o al realizar ejercicio físico.
  • Estreñimiento, náuseas, molestias en la defecación.
  • Dolor en bajo vientre, sensación de pesadez o presión que mejora al tumbarse.
  • Dificultad, insatisfacción, dolor o pérdidas de orina o heces durante las relaciones sexuales.
  • Trastornos urinarios: incontinencia, aumento de la frecuencia, urgencia, imposibilidad para vaciar la vejiga.

No obstante, es recomendable que sea un especialista quien realice una correcta exploración y valoración para diagnosticar correctamente si existe desprendimiento de útero.

¿Hay tratamiento para el prolapso uterino?

Desde En Suelo Firme queremos recordarte que todo lo que aconseje un especialista debe prevalecer sobre cualquier otra recomendación. No obstante, queremos proporcionarte toda la información posible en lo que respecta al tratamiento del prolapso uterino, por lo que te dejamos algunos consejos para cuidar tu suelo pélvico y evitar así que esta patología empeore.

  • Entrena tu suelo pélvico con ejercicios de Kegel.
  • Trata de corregir tu postura y fortalecer tu core.
  • Prueba los deportes hipopresivos y mejora tu forma física.
  • Controla tu dieta y trata de evitar el sobrepeso y el estreñimiento.
  • Si tienes tos crónica o alguna enfermedad respiratoria, consulta con tu especialista.
  • Cuando estornudes o vayas a toser, trata de contener tu suelo pélvico antes y durante.

Para el tratamiento de la matriz descolgada también puedes contar con la ayuda de pesarios, que se encargan de recolocar aquellos órganos que han descendido para poder situarlos en su lugar. Pero, antes de comenzar a utilizarlos para que no empeore el estado del útero caído, consulta con un especialista para que te de las recomendaciones pertinentes.

Y ahora que ya tienes toda la información que necesitabas sobre el prolapso uterino, te animo a ser la protagonista de tu cuerpo y tu salud, a conocerte mejor y a ser plenamente consciente de que cada una de nosotras tiene la responsabilidad y la capacidad suficiente para buscar las claves que le lleven a mantenerse sana y en forma, aunque pasen los años.

¡Comparte!

Escrito por: Laura Rojas

Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y licenciada en Periodismo por la UCM, combina su labor asistencial como fisioterapeuta pelviperineal con su labor divulgativa a través de En Suelo Firme. Su formación y experiencia en el ámbito de la comunicación se unen a una fuerte vocación de servicio y a un inagotable interés por la salud integral de la mujer, desarrollada en el ámbito de la fisioterapia obstétrica y uroginecológica, valorando y tratando los trastornos funcionales del periné, que pueden afectar a nivel urológico, coloproctológico, ginecológico y sexológico, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la mujer y el hombre en las distintas fases de su ciclo vital.

Artículos relacionados

112 Comentarios

  1. Valeska ulloa villalon jueves, 15 agosto 2019 at 3:17 - Responder

    Mi madre de 30 años esta embarazada y parece que le dio un prolapso de utero practicamente se le salio era como una bolsa transparente con un cordon esta llorando. No sabe que hacer si alguien me puede ayudar u.u

  2. luna roxana lunes, 29 julio 2019 at 17:47 - Responder

    hola soy roxana hace poco descubri q tengo un prolapso. quiero saber si altera el ciclo de mestriacion??? si se puede dar hemorragias???

  3. Dani viernes, 18 enero 2019 at 20:11 - Responder

    Saludos Dra.
    Me encuentro muy mal con un prolapso grado 2
    Tengo 25 años y soy mama.
    Tengo una pesadez en el recto, no evacuo bien después del prolapso, dolor lumbar, (y cuando hago fuerza o estornudo siento que el utero baja a que se debe esto?)
    Me hablaron del trenzado vaginal esto puede revertir el prolapso??.
    Agradezco su ayuda.
    Gracias.

  4. Anonimo jueves, 8 noviembre 2018 at 17:35 - Responder

    Disculpe, tengo prolapso vaginal, tengo 46 años y estoy embarazada de 12 semanas. ¿corro algún riesgo, o mi bebe puede nacer con alguna malformacion?? La verdad tengo mucho miedo.
    Muchas gracias por la cobertura.

  5. Bella lunes, 17 septiembre 2018 at 7:51 - Responder

    Hola! Tengo un prolapso que me quedo desps de mi segundo embarazo y parto, hace casi 2 años. Si bien ahora no tengo casi síntomas, los primeros meses sentía como que se salían mis órganos y con el dedo debía empujaron a hacía arriba. En ese momento consulte con mi interés q me dijo que era un prolapso muy leve y que volvería sólo a la normalidad. Me paso el Tel de una fisioterapeuta por si queria hacer ejercicios pero nunca consulté con ella. Hoy a casi dos años del parto, tuve un tercer episodio aislado (los dos anteriores fueron hace 1 año aprox y cerca del parto el primero) de dolor muy agudo de aparición repentina en toda la zona de piso pélvico (más de la vagina para atras) parecieran como “calambres” en toda esa zona.
    La primera vez creo q podía ser hemorroides y me di un baño de agua tibia en el bidet y mejoró el dolor así que lo volví a hacer hoy y hace un año.

    Este dolor puede estar asociados al prolapso? Creo que puede ser del recto tmb.

    • Maria Concepción Floriano Orozco domingo, 31 enero 2021 at 21:15 - Responder

      Buenas tardes, yo siento un tirón del lado izquierdo de la pelvis al reír o toser, siento más fricción al tomar mucha una sensación de hacer pipi rápido si no siento que se va a salir!!

Deja un comentario

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento: (+)

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Fines del tratamiento: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
  • Derechos que le asisten: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.

Los comentarios y el nombre que escribas se publicarán y se verán públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "Anónimo".