Existen unos dispositivos que recolocan y fijan los órganos prolapsados en su lugar, e incluso se pueden llevar colocados mientras se mantienen relaciones sexuales. Son de los dispositivos médicos más antiguos que se conocen, y se han usado durante siglos. ¡Incluso se han encontrado documentos que relatan su existencia en el antiguo Egipto! Aun así, la mayoría de mujeres desconoce qué es un pesario y para qué sirve en el tratamiento de prolapso o de incontinencia urinaria de esfuerzo, mejorando significativamente su calidad de vida y pudiendo, a veces, incluso evitar la cirugía a un coste mínimo.

Qué es un pesario uterino

Los pesarios son dispositivos que se colocan en la vagina y sirven para elevar y dar soporte recolocando el útero, la vagina, la vejiga o el recto cuando cualquiera de ellos ha descendido de su lugar habitual debido a la debilidad de los tejidos y músculos del suelo pélvico.

La corrección que consiguen y la existencia de algunos modelos que pueden llevarse mientras se mantienen relaciones sexuales sin notarse son una garantía para poder continuar con una vida social activa y sexual normal. Y es que, la mayoría de mujeres jóvenes que recibe el diagnóstico sufre un verdadero shock que deja su autoestima por los suelos pensando que ya no pueden ser atractivas para sus parejas y que su vida sexual se ha terminado.

Desafortunadamente, no siempre se puede revertir un prolapso, sobre todo si se trata de un grado II o III avanzado. Pero en la mayoría de casos se pueden aliviar sus síntomas y; sobre todo, evitar que empeore de una manera fácil y económica mediante el uso de un pesario vaginal. Además, teniendo en cuenta que las cirugías no suelen ser definitivas, sino que a menudo deben repetirse, no está de más poner todos los medios preventivos a nuestro alcance.

Así pues, su uso también es eficaz para evitar la incontinencia de esfuerzo ya que al elevar las paredes de la vagina corrigen el ángulo del cuello vesical evitando los escapes al realizar, por ejemplo, deportes de impacto.

Para qué sirve un pesario

Ya sabes qué son los pesarios. Bien. Pues su uso está indicado en los siguientes casos de disfunciones del suelo pélvico. Incontinencia urinaria de esfuerzo, prolapso uterino o vaginal, cistocele, rectocele, enterocele, e incontinencias transitorias después del parto y para la prevención de partos prematuros; ya que corrigen el cuello uterino corto de las embarazadas.

Así pues, retrasan e incluso pueden evitar la cirugía del prolapso, ayudan a evitar su empeoramiento, reducen el impacto sobre el suelo pélvico al realizar ejercicio, evitan la incontinencia urinaria de esfuerzo al realizar deporte, facilitan la rehabilitación del suelo pélvico cuando existe un prolapso, ayudan al suelo pélvico en su función de soporte en personas de edad avanzada o con sobrepeso y además son una alternativa en casos de cirugías sin éxito o cuando no se puede realizar dicha intervención.

No obstante, el uso de los pesarios se desaconseja cuando existe alergia a alguno de los materiales de los que están fabricados, cuando hay algún tipo de infección vaginal, cuando hay sangrado de causas desconocidas, en casos de enfermedad pélvica inflamatoria y cuando existe ulceración de las paredes vaginales.

Las medidas de los pesarios

La mayoría de los pesarios uterinos que se comercializan están fabricados en plástico o silicona de grado médico para minimizar el riesgo de infecciones o alteraciones en la mucosa vaginal. Existen multitud de formas y tamaños diseñados para tratar los síntomas de los diferentes tipos y grados de prolapso. Los hay que funcionan a modo de palanca, otros que rellenan un espacio y otros que soportan y corrigen un determinado ángulo.

Cuando lo llevamos puesto y se nota, molesta, se mueve o cae de su lugar, significa que no estamos usando la talla adecuada. Así pues, debe permanecer colocado en su lugar las horas prescritas por el médico, no interfiere a la hora de ir al baño, no produce incontinencia urinaria y no siquiera debe notarse al permanecer colocado.

No obstante, a veces se dan circunstancias que hacen imposible el uso de los pesarios en ginecología, tales como un acortamiento de la vagina, una apertura vaginal excesiva o algunas cirugías previas. Por todo ello, debe ser un profesional sanitario, ginecólogo o fisioterapeuta, quien recomiende su uso, prescriba unas determinadas horas de uso al día y quien te ayude a averiguar el tamaño más adecuado en tu caso.

Tratamiento de estrógenos con pesarios

El uso de estrógenos junto a los pesarios cervicales está altamente indicado después de la menopausia. Existen estudios que avalan este tratamiento para mejorar la calidad de los tejidos vaginales y pélvicos, aumentando su grosor y consistencia, de manera que se reduce el riesgo de sufrir posibles efectos adversos como úlceras o infecciones. Este es otro aspecto que debes consultar con tu especialista para saber si en tu caso concreto este tratamiento está recomendado, además de tener que llevar junto a él un control y supervisión periódicos.

Y ahora que ya sabes qué es un pesario uterino y para qué sirve, pero sigues teniendo dudas sobre su uso para el prolapso y la incontinencia urinaria de esfuerzo, ¡haznos llegar un comentario! ¡Comparte tu experiencia, tus dudas e intereses con nosotras! Y si te ha gustado o crees que este artículo puede resultar útil a alguien, ¡compártelo!

¡Comparte!

Escrito por: María

Como tantas otras mujeres actuales, madre y trabajadora, que tras sufrir un primer parto muy traumático y un segundo con prácticamente la misma violencia obstétrica que el primero, decide poner todos los medios a su alcance para superar sus secuelas físicas y psíquicas. Sorprendida por el tabú social que existe en torno al suelo pélvico y sus disfunciones, descubre la reeducación abdominopélvica, algo que en España ni se ofrece, ni se subvenciona y sobre lo que ni siquiera se informa, pero que está totalmente normalizado en otros países del entorno europeo. Tras recuperarse y comprobar el desamparo en el que se encuentran otras muchas mujeres en su misma situación, decide unirse a Laura y Pilar y fundar juntas En Suelo Firme para romper tabúes y facilitar el acceso a información sobre el suelo pélvico.

Artículos relacionados

102 Comentarios

  1. Lili viernes, 26 marzo 2021 at 5:09 - Responder

    Buenas Noches ,hace una semana me colocaron un pesario de 65 ,Los primeros días anduvo bien ,pero ahora el prolapso fue bajando pero el pesario no se salió,debo volver al ginecólogo?mi preocupación es si se movió de lugar el pesario .No me duele ni me molesta nada.
    Desde ya gracias.

  2. Leidy ramirez viernes, 18 septiembre 2020 at 15:30 - Responder

    Hola mi pregunta es, mu abuela tiene 80 años tiene cáncer de matriz y tiene toda la matriz x fuera es re omendable utilizar el pesario ya q es incómodo para ella tener una vida tranquila con la matriz x fuera me colaboran gracias

  3. Grasu miércoles, 15 julio 2020 at 4:10 - Responder

    Hola yo tengo prolapso algo ha bajado hay días que se nota mas tengo 60 años el ginecologo me dijo hace 1 año q todavia tengo relaciones x eso no me hacia cirujia poner una red o algo asi pero me preocupa hay dias q me molesta podran decirme que puedo hacer yo hago mucha actividad fisica y no quiero dejarla soy de Argentina

  4. Vicky lunes, 20 abril 2020 at 22:38 - Responder

    Hola tengo 51 años tengo prolapso de segundo grado me agobia y me condiciona mucho sentir ese peso a la hora de andar bastante o hacer deporte .
    Me recomiendan los pesarios y cual para tener una vida activa.
    Gracias

  5. Cecilia pastor sábado, 11 enero 2020 at 2:22 - Responder

    Hola, podría decir dónde se consigue el pesario en Lima Perú. Mil graciad

Deja un comentario

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento: (+)

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Fines del tratamiento: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
  • Derechos que le asisten: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.

Los comentarios y el nombre que escribas se publicarán y se verán públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "Anónimo".