Skip to main content
Qué es EPI-NO En Suelo Firme

¿Qué es EPI-NO y para qué sirve? Mi opinión de EPI-NO

¿Conoces este dispositivo? ¿Te suena la palabra EPI-NO? Si quieres saber para qué sirve y cuál es mi opinión sobre EPI-NO y su papel en la preparación al parto, te lo cuento en este vídeo.

 

 

Transcripción del vídeo:

Hola, ¿qué tal? Soy Laura Rojas, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y coautora del blog de En Suelo Firme, y en este vídeo voy a hablarte del EPI-NO.

Se trata de un dispositivo que despierta cierto debate entre los profesionales de la salud, y por eso me parece interesante hablarte de él, no sólo por contarte lo que yo opino (que no deja de ser una opinión más y para nada la verdad absoluta), sino para desde aquí invitar a otros profesionales y mujeres que hayan utilizado Epi-no a que también compartan su opinión dejándonos un comentario y así todas aquellas mujeres que tengan dudas, puedan resolverlas.

Pues bien, comencemos viendo cómo es EPI-NO, un dispositivo fabricado en Alemania e inspirando en la práctica que algunas mujeres africanas, concretamente en Uganda, realizaban utilizando calabazas secas de distintos tamaños para flexibilizar su periné de cara al parto.

El ginecólogo alemán Wilhelm Horkel se inspiró en esta práctica africana y creó este dispositivo, que consta de una sonda o globo contorneado de silicona, que se conecta a través de un tubo de plástico a esta perilla manual y al manómetro que mide la presión en el interior de la sonda. Tiene una válvula para permitir o bloquear la salida del aire del interior del balón.

EPI-NO y calabazas africanas para preparar el parto En Suelo Firme

El doctor Wilhelm Horkel se inspiró para diseñar EPI-NO en la costumbre de algunas mujeres africanas de utilizar calabazas secas de diferentes tamaños para preparar el suelo pélvico al parto.

Para qué sirve

EPI-NO está diseñado para utilizarse en el embarazo y en el postparto. En este vídeo no voy a mostrarte cómo se usa, eso lo reservamos para otro vídeo, pero puedes leer sobre su uso en este artículo de nuestro blog de Cómo preparar el periné para el parto.

  • En el EMBARAZO diferenciamos dos formas de utilizarlo: por un lado, para el entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico y, por otro, para el estiramiento y flexibilización de esta musculatura.
    • Entrenamiento del suelo pélvico: 
      • Para entrenar los músculos del suelo pélvico a través de su función de biofeedback, es decir, para aprender tanto a contraer esta musculatura como igualmente importante en esta etapa, a relajar, y además poder ver nuestros avances a lo largo de las semanas gracias al visor del manómetro.
      • De esta forma mejoramos nuestra propiocepción, es decir, la capacidad para sentir nuestro propio cuerpo, concretamente una zona de la que habitualmente estamos muy desconectadas. Esto será de gran utilidad durante la fase del expulsivo en el parto, para gestionar mejor el pujo (¿sí? Ojo que siempre defienden que el pujo es un acto reflejo que no puedes controlar/gestionar).
      • Gracias al entrenamiento del suelo pélvico prevenimos el debilitamiento de la musculatura (algo muy frecuente en la etapa perinatal) y fomentamos una mejor recuperación tras el parto.
    • Estiramiento del suelo pélvico:
      • Para realizar un estiramiento progresivo de los músculos del suelo pélvico y tejidos perineales, a través del inflado gradual del globo, con dos objetivos:
      • Por un lado, flexibilizar la zona para evitar lesiones en el parto.
      • Y, por otro, ayudar a la mujer a tomar conciencia de las sensaciones de estiramiento en su musculatura y a entrenar su respuesta ante ese estiramiento, acomodando los músculos a esa sensación que, el día del parto, producirá de forma “similar” el paso del bebé a través de la vagina.

En la vida en general, pero de cara al parto en particular, sentimos temor ante lo desconocido. Poder utilizar EPI-NO para asemejar la sensación de estiramiento y presión sobre el suelo pélvico que sentiremos en el parto, nos ayuda a reducir la ansiedad y a sentirnos más confiadas, más seguras, en nuestro propio cuerpo.

Suelo pélvico posparto

Cuidando el suelo pélvico en el posparto

Mi opinión sobre EPI-NO

1. Su nombre… “Episiotomía-No”

En primer lugar me gustaría comentar que su nombre, “EPI-NO”, procedente de acortar la palabra “Episiotomía-No” puede generar falsas expectativas, ya que recibir o no recibir una episiotomía, desafortunadamente, no está en manos de la mujer durante el parto.

La episiotomía es una incisión, un corte, que el profesional sanitario que atiende el parto decide realizar en el periné de la mujer con el objetivo de acelerar la salida del bebé. Tanto si la episiotomía era necesaria, como si no lo era, se trata de una acción externa y, por lo tanto, la mujer no puede ser responsable de la decisión del sanitario.

Suelo poner un ejemplo, imagina una jugadora de hockey que entrena a diario y antes de cada partido realiza un calentamiento de su musculatura a fin de evitar lesiones. Esa preparación y calentamiento podrá evitar que sufra un esguince, un desgarro muscular fortuito, por ejemplo, pero por mucho que caliente no podrá evitar llevarse un golpe con el stick de otra jugadora que le provoque una lesión. Esa acción externa no depende del entrenamiento ni del calentamiento de la jugadora.

En mi opinión, no debemos afirmar que “utilizar EPI-NO previene una episiotomía”. Aunque son varios los estudios científicos sobre el dispositivo que han mostrado que disminuye la incidencia de episiotomías, no podemos asegurar que la mujer que lo utilice no recibirá una episiotomía.

Lo que sí podremos decir es que va a preparar nuestros tejidos de cara al estiramiento que estos experimentarán el día del parto, como en el ejemplo de la deportista que preparaba su musculatura para el partido.

Con ello, lograremos que nuestra musculatura y tejidos perineales sean más adaptables al estiramiento y eso, junto a otros factores tan importantes como la libertad de movimientos de la mujer durante el parto y la no obligación de permanecer en litotomía (es decir, tumbada boca arriba) puede favorecer la disminución de traumas perineales en el parto.

En cualquier caso, pase lo que pase, haya episiotomía o suceda algún desgarro, se recuperará mejor el periné de aquella mujer que previamente ha hecho un trabajo de toma de conciencia de esta musculatura, de palpación y de ejercitación que aquella que no lo haya hecho.

 

2. ¿Es necesario EPI-NO?

Rotundamente no. El cuerpo de la mujer está diseñado para parir.

Como también lo está para adaptarse a los cambios del embarazo, para correr o para subir una montaña. Pero el hecho de que estemos diseñadas para ello, no quita que sea muy recomendable mejorar nuestra preparación física y emocional para el embarazo y el parto, y así contar con un mayor conocimiento de nuestro propio cuerpo, una mejor forma física y una serie de herramientas para evitar lesiones y facilitar nuestra recuperación posterior.

Como dice el doctor Michel Odent, “Parir es un proceso involuntario” y “no se puede ayudar a un proceso involuntario; sólo se puede procurar no perturbarlo demasiado”.

Prepararnos física y emocionalmente junto a los profesionales adecuados, no sólo no perturbará ese proceso fisiológico sino que nos permitirá vivirlo con mayor presencia y confianza en nosotras mismas.

 

3. Prepararse físicamente para el parto es mucho más que utilizar EPI-NO

Usar EPI- NO no significa estar 100% preparada física y emocionalmente para el parto.

El parto es un acontecimiento en el que intervienen múltiples factores: propios, de la mujer, pero también ajenos, del entorno donde pare, de su acompañante, del sanitario que atiende el parto, etc.

No podemos ser reduccionistas y focalizar toda nuestra atención y esperanzas de buen parto en un dispositivo cuyo campo de actuación es local, es el periné. Que está muy bien trabajar el periné, pero no sólo.

El trabajo de la musculatura del suelo pélvico de forma aislada, a través del estiramiento y el masaje realizado en el periné, por sí solo, no son una completa preparación física al parto.

Desde la Fisioterapia, la preparación física de la mujer al parto se desarrolla a través del trabajo postural global, la toma de conciencia del periné y los efectos de la presión intraabdominal, el aprendizaje de activación del transverso del abdomen, la reeducación de hábitos hiperpresivos del día a día que perjudican al suelo pélvico, la propiocepción, los ejercicios globales adaptados, las movilizaciones de la pelvis, etc.

Hoy en día tenemos a nuestro alcance muchísima información y un abanico muy amplio de opciones. Podemos prepararnos no sólo física sino también emocionalmente a través de multitud de actividades: yoga y Pilates para embarazadas, danza del vientre, entrenamientos funcionales, psicología perinatal, mindfulness, coaching prenatal, etc.

La preparación al parto y a la maternidad es, desde mi punto de vista, un viaje que cada mujer es libre de emprender llenando su equipaje de todo aquello que ella quiera y llegando hasta donde ella sienta.

 

4. EPI-NO no sustituye al masaje perineal

A menudo se transmite la idea de que EPI-NO se utiliza en sustitución del masaje perineal. Y me gustaría matizar esto.

Es cierto que al final del embarazo, debido al crecimiento del bebé, a la mujer le puede resultar muy incómodo o directamente inviable realizarse el automasaje del periné por el volumen de la tripa. En estas circunstancias, si su pareja no puede practicarle el masaje ni acudir a un fisioterapeuta especializado, EPI-NO puede ser una gran ayuda.

Pero, ¿para qué realizamos el masaje perineal?

Aunque te hablaré de esta práctica en un próximo vídeo, ya te adelanto que la finalidad de este, igual que pasaba con EPI-NO, no es “evitar que me hagan una episiotomía”. El objetivo del masaje va mucho más allá.

El masaje perineal, además de para conseguir los beneficios propios de esta técnica, se propone para que te observes, para que te mires, para que te conozcas y te reconozcas, para que te palpes, toques tu periné, tus músculos, te sientas, te explores y conozcas por fin una parte de tu cuerpo que, desgraciadamente, muchas mujeres no conocen hasta que se quedan embarazadas y llega el momento del masaje.

Aunque lo ideal sería adquirir este y  otros conocimientos desde nuestra adolescencia, para prevenir así muchos problemas asociados al desconocimiento, lo cierto es que nunca es tarde para descubrirte a ti misma. 

Resumiendo, EPI-NO, a pesar de tener un nombre desafortunado que puede generar falsas expectativas, puede ser una excelente herramienta que complemente la preparación al parto y la recuperación en el postparto, como elemento de ayuda a la propiocepción o autoconocimiento, como ejercitador del suelo pélvico y biofeedback… peeero ni es algo imprescindible para que una mujer dé a luz, ni la garantía de que no vamos a sufrir una episiotomía, ni es toda la preparación al parto que se debe realizar.

Y esto es todo lo que quería compartir contigo en el vídeo de hoy, no obstante te dejaré en la cajita de información de YouTube enlaces relacionados con EPI-NO para que puedas ampliar información, como sus contraindicaciones etc.

Espero que te haya resultado interesante el vídeo. Si es así, por favor, dale a me gusta, compártelo si crees que puede ser de ayuda a alguien, síguenos en nuestras redes sociales y ¡apúntate GRATIS a nuestra newsletter!

Muchas gracias por estar ahí y hasta pronto 🙂

P.D.: Sería genial que, tanto si has utilizado EPI-NO durante tu embarazo/postparto, como si eres profesional del suelo pélvico, compartas en los comentarios de este post tu opinión. Entre todas podremos ayudar a otras mujeres a resolver sus dudas.

  • 0 out of 5
    117,99  IVA incluido

    Available : En Stock

    Dispositivo de biofeedback para ejercitar la musculatura del suelo pélvico durante el embarazo, ante la preparación al parto y para restaurar la fuerza y el tono muscular en el posparto.
  • 0 out of 5
    39,99  IVA incluido

    Available : Sin Stock

    Squatty Potty es el taburete de 18 cm de altura de diseño patentado que replica la postura ideal para ir al baño, de cuclillas: 35º de inclinación, pies separados con el…
  • 0 out of 5
    34,99  IVA incluido

    Available : En Stock

    El cinturón pélvico Physiomat CONFORT es ideal durante el embarazo y el postparto, resulta muy útil igualmente para deportistas, en caso de dolores de espalda, prolapsos o descenso de órganos…
Facebook
Twitter
Google+
veces compartido
0

ESCRITO POR Laura Rojas

Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y licenciada en Periodismo por la UCM, combina su labor asistencial como fisioterapeuta pelviperineal con su labor divulgativa a través de En Suelo Firme. Su formación y experiencia en el ámbito de la comunicación se unen a una fuerte vocación de servicio y a un inagotable interés por la salud integral de la mujer, desarrollada en el ámbito de la fisioterapia obstétrica y uroginecológica, valorando y tratando los trastornos funcionales del periné, que pueden afectar a nivel urológico, coloproctológico, ginecológico y sexológico, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la mujer y el hombre en las distintas fases de su ciclo vital.

Related News

Porteo seguro

Porteo seguro: todo lo que necesitas saber para portear cuidando tu suelo pélvico

Diástasis abdominal

Diástasis abdominal: qué es y cómo solucionarla

2 respuestas a “¿Qué es EPI-NO y para qué sirve? Mi opinión de EPI-NO”

  1. Yolanda dice:

    En qué momento del embarazo se recomienda empezar a usarlo? Gracias!

    • Laura Rojas dice:

      Hola Yolanda:
      La utilización de EPI-NO para flexibilizar el periné hinchando la sonda puede iniciarse en la semana 37. Su uso como biofeedback (para contraer y relajar el suelo pélvico de forma guiada por el manómetro), dependiendo del caso, puede empezar antes, pero siempre debes seguir las indicaciones de tu profesional sanitario y no utilizarlo en caso de contraindicaciones. En este enlace encontrarás sus instrucciones de uso, con toda la información al respecto. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Importante: El nombre que escribas se verá públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "anónimo"


Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de la navegación de los usuarios y así mejorar nuestros servicios y ofrecerte las mejores ofertas y promociones adaptadas a tus preferencias e intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies