Skip to main content
Qué es el suelo pélvico

¿Qué es el suelo pélvico?

¡Hola! Soy Laura Rojas, fisioterapeuta especialista en suelo pélvico y coautora del blog de “En Suelo Firme”.

En este vídeo voy a contarte qué es el suelo pélvico, cuáles son sus funciones y por qué es tan importante empezar a cuidarlo hoy mismo.

A menudo, cuando en consulta pregunto a los pacientes qué es el suelo pélvico, me encuentro con multitud de respuestas y normalmente ninguna es la acertada.

Existe mucho desconocimiento acerca de esta parte del cuerpo, porque en el día a día sus funciones pasan desapercibidas y hasta que no aparece un problema, hasta que no hay una disfunción, no nos paramos a pensar de la gran función que tenían en la vida diaria de hombres y mujeres.

Por eso este vídeo, porque mi objetivo es que conozcas qué es el suelo pélvico, cuáles son sus funciones y así puedas empezar a cuidarlo y entrenarlo hoy mismo.

¿Qué es el suelo pélvico?

Pues bien, el suelo pélvico es un conjunto de músculos.

Muchas veces los pacientes piensan que es la parte inferior del abdomen, ¡no!, el suelo pélvico está tapizando la parte inferior de la pelvis.

Es decir, cuando estamos sentados, como yo estoy ahora mismo, yo me siento sobre unos huesos que se llaman isquiones, son esas zonas óseas, duras, que hay justo debajo de los glúteos. Esos dos huesecitos, y dos más que son la sínfisis púbica y el coxis, tanto delante como detrás, forman una especie de rombo.

Esos cuatro puntos óseos delimitan el espacio en el que el suelo pélvico se dispone, tanto a nivel superficial como a nivel profundo. Por lo tanto, esos músculos que componen el suelo pélvico se encuentran tapizando la parte inferior de la pelvis en esta disposición, en una especie de rombo. Estos músculos rodean los esfínteres de la uretra y del ano, y de aquí ya su primera función.

¿Cuáles son las funciones del suelo pélvico?

Primera función del suelo pélvico: CONTINENCIA DE ESFÍNTERES, es decir, se encargan de contener la orina, las heces y los gases cuando no hay un baño cerca, y del mismo modo, se encargan de dar paso a esas sustancias de desecho cuando tenemos un baño en el que orinar, en el que defecar.

¿Qué ocurre? Y de aquí ya vamos a empezar a pensar cuáles son las disfunciones, pues la incontinencia urinaria, por ejemplo, es un problema de continencia y es una señal de que el suelo pélvico no está haciendo su función de manera adecuada.

Igualmente, la dificultad para vaciar, cuando las personas tiene dificultad para vaciar la vejiga o bien presentan un estreñimiento terminal, es decir, no pueden defecar de manera completa, aparece lo que llamamos disfunción de suelo pélvico, no se puede garantizar esa función de vaciado para la que también está diseñado el suelo pélvico.

Función de continencia, por tanto.

Pero también hay una función importante que es la función de sostén.

Segunda función del suelo pélvico: FUNCIÓN DE SOSTÉN. Normalmente los músculos pensamos que están ahí para movernos, y es así, pero también están ahí para garantizar la postura. Por ejemplo, una persona de pie, que aparentemente está inmóvil y quieta, está en esa posición gracias a que los músculos le están dando una estática, un sostén.

El suelo pélvico actúa de la misma manera, nos sirve para contraer y relajar los  esfínteres, pero también nos sirve para dar sujeción a órganos tan importantes como son: la vejiga, el útero, la uretra, el recto y el ano.

Función de sostén: mantienen los órganos en la posición adecuada, ni más altos, ni más bajos. Y de ahí ya vendrán, como te hablaré en este canal de Youtube, las disfunciones del sostén, las disfunciones que llamamos prolapsos, descensos de esos órganos que deberían estar en un plano y se encuentran en un plano más descendido.

Tercera función del suelo pélvico: LA FUNCIÓN REPRODUCTIVA, una función que se pone de manifiesto en el parto cuando el bebé está atravesando el canal del parto. Llega un momento en que la cabecita va a encontrarse con los músculos del suelo pélvico de la madre. Esos músculos cuando tienen un tono adecuado ayudan a que la cabecita del bebé rote y esta rotación es muy importante para desencadenar en el útero un reflejo, que llamamos reflejo de inyección, que favorece la salida del bebé al exterior.

Así mismo, los músculos del suelo pélvico van a tener que distenderse y ser flexibles para que la cabeza del bebé salga al exterior y el resto del cuerpo.

Si hay problemas en la flexibilidad de estos músculos y también si hay una mala postura a la hora del parto, como estamos acostumbrados en posición de litotomía, la posición boca arriba, todo eso va a impedir que el periné se distienda con facilidad.

Por lo tanto, a la hora del parto necesitamos un suelo pélvico en condiciones, es decir, con un tono, una flexibilidad adecuados y también, cierto es, una postura que facilite el parto.

Cuarta función,  LA FUNCIÓN SEXUAL. De nuevo, esta esfera no llama la atención hasta que no hay un problema, por ejemplo, disminución de la sensibilidad, dificultad para alcanzar el orgasmo, imposibilidad para llevar a cabo la penetración y dificultad en el hombre para mantener una erección. Son situaciones que hacen saltar las alarmas, de que algo no va bien, ¿ y quién no va bien? pues normalmente el suelo pélvico. Es decir, unos músculos que se encuentran en buen estado van a garantizar que las relaciones sexuales puedan tener lugar y además sean placenteras.

No obstante, la esfera sexual es mucho más compleja que una serie de músculos y habría que estudiar si la causa es hormonal, circulatoria, neurológica, psicológica…

Existen distintas razones por las que puede haber una disfunción sexual, pero no podemos pasar por alto que el suelo pélvico tiene un papel primordial en las relaciones.

Por lo tanto, repaso:

  • función de continencia.
  • función de sostén.
  • función reproductiva.
  • y función sexual.

Cuatro funciones importantísimas que el suelo pélvico cumple en nuestro día a día y la mayoría de las veces pasa desapercibido.

Antes de terminar este vídeo, me gustaría que supieras que el suelo pélvico no trabaja de manera aislada.

Y esto ¿qué significa?

Pues que necesita de la colaboración, coordinación, armonía y sintonía de otros elementos de nuestro cuerpo, que son:

El diafragma, músculo respiratorio que se encuentra tapizando la parte inferior de las costillas y separa los pulmones de la cavidad abdominal. Es un músculo muy importante, para la respiración es esencial, pero también guarda relación con el suelo pélvico. En ocasiones, un problema a nivel de diafragma puede estar provocando, puede estar detrás de una disfunción del suelo pélvico.

Otro elemento importante la columna lumbar. Hay personas que presentan un aumento de la curvatura lumbar, lo que llamamos una hiperlordosis, y esto, a la larga, puede desencadenar problemas en el suelo pélvico.

Por último, otro elemento la cavidad abdominal, la pared abdominal y lo que en conjunto llamamos: compartimento abdominolumbopélvico.

Estos elementos necesitan trabajar de manera coordinada y una alteración en cualquiera de ellos puede acabar molestando e incordiando al resto de elementos.

Por lo tanto:

  1. El suelo pélvico se encuentra tapizando la parte inferior de nuestra pelvis
  2. Cumple cuatro funciones esenciales en nuestro día a día: la continencia, el sostén, la función reproductiva y la función sexual.
  3. Por último, el suelo pélvico necesita de la coordinación de otros elementos de nuestro cuerpo para llevar a cabo esas funciones tan importantes que cumple en nuestro día a día.

Y esto es todo lo que quería contarte sobre el suelo pélvico.

El primer paso para empezar a cuidarlo, sin duda, es saber dónde se localiza, cuáles son sus funciones y que no trabaja de manera aislada, sino en sintonía con otra serie de elementos.
Te espero en este canal de Youtube con muchos más vídeos, consejos, información y ejercicios prácticos para preservar la salud y el bienestar de tu suelo pélvico.

Facebook
Twitter
Google+
veces compartido
0

ESCRITO POR María

Una de tantas mujeres actuales, madre, trabajadora, licenciada, con idiomas, que tras sufrir un primer parto muy traumático y un segundo con prácticamente la misma violencia obstétrica que el primero, decide poner todos los medios a su alcance para superar sus secuelas físicas y psíquicas. Le sorprende entonces el tabú social que existe en torno al suelo pélvico y sus disfunciones y descubre la reeducación abdominopélvica, algo que en España ni se ofrece, ni se subvenciona, y sobre lo que ni siquiera se informa, pero que está totalmente normalizado en otros países del entorno europeo. Tras recuperarse y comprobar el desamparo en el que se encuentran otras muchas mujeres en su misma situación, decide unirse a Laura y Pilar y fundar juntas En Suelo Firme para romper tabúes y facilitar el acceso a información sobre el suelo pélvico.

Related News

Suelo pélvico en hombres

Suelo pélvico en hombres: qué es y cómo sentirlo

Postura y suelo pélvico En Suelo Firme

Postura y suelo pélvico, ¿cuál es su relación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Importante: El nombre que escribas se verá públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "anónimo"


Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico, S.L.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: info@ensuelofirme.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de la navegación de los usuarios y así mejorar nuestros servicios y ofrecerte las mejores ofertas y promociones adaptadas a tus preferencias e intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies