Skip to main content
Diferencias faja abdominal postparto y cinturon pelvico

Diferencias entre faja abdominal y cinturón pélvico en el embarazo y postparto

¿Sabes qué existen enormes diferencias entre faja abdominal y cinturón pélvico en el embarazo y postparto?

¿Conoces en qué casos debe utilizarse uno u otro? Quédate conmigo que en este vídeo te lo voy a contar.

¡Hola! ¿Qué tal? Soy Laura Rojas, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y coautora del blog de “En Suelo Firme” y te doy la bienvenida a este nuevo video, en el que voy a hablarte sobre las diferencias entre la faja abdominal y el cinturón pélvico.

Principales diferencias entre faja abdominal y cinturón pélvico en el embarazo y postparto

Para empezar, diremos que la faja abdominal y el cinturón pélvico tienen una diferencia de dónde se colocan.

La faja abdominal se coloca en el abdomen mientras que el cinturón pélvico se coloca en la zona pélvica.

Además, vamos a introducir dos términos que los diferencian claramente: la estética frente a la terapéutica.

¿Qué es la faja abdominal?

Cuando hablamos de faja, en general, no hace falta referirnos solo al postparto, hablamos de, por ejemplo, entrar dentro de unos pantalones o de un vestido que nos queda apretado.

La faja lo que va a hacer es remodelar, pero, no nos engañemos, no va a hacer que desaparezcan los michelines.

Voy a ponerte un ejemplo muy sencillo con un globo.

Quiero que te imagines que este globo es tu compartimento abdominal, tu abdomen. Si yo voy a ceñir mi cuerpo con una faja, voy a realizar una presión y lo que hay dentro del abdomen, este contenido abdominal ¿dónde va a ir? Como vemos en el globo, va a ir hacia arriba y hacia abajo.

En la parte superior al diafragma y en la parte inferior hacia el suelo pélvico, esa zona que en el postparto está tan vulnerable.

En resumen, la faja abdominal puede utilizarse de manera puntual si necesitas entrar en un vestido o ponerte unos pantalones para una ocasión concreta.

Lo que ocurre es que el uso de la faja abdominal de manera prolongada puede traer más perjuicio que beneficio.

Se ha demostrado que la inmovilización lo que hace es debilitar la musculatura.

Imagínate, si colocas una faja abdominal y la mantienes durante un tiempo prolongado, tus músculos, en lugar de recuperarse, lo que van a hacer es tomarse unas vacaciones.

Déjame decirte que existen excepciones, como siempre.

Hay casos en los que se producen diástasis abdominales graves, es decir, separaciones de los rectos del abdomen o hernias importantes en los que los profesionales sanitarios, ya sea el ginecólogo, la matrona o el fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, pueden pautar el uso de una faja abdominal. Eso sí, será un uso controlado, en el que el personal sanitario nos guiará acerca del tiempo que debemos colocar esa faja, de las semanas, etc.

Como norma general, no debe usarse de manera prolongada la faja abdominal y, como excepciones, las que tu profesional sanitario te recomiende.

¿Qué es el cinturón pélvico?

Te voy a enseñar éste.

Es una cincha elástica que se coloca a nivel de la pelvis, por debajo de las espinas ilíacas y rodeando la pelvis en su totalidad.

¿En qué casos se utiliza el cinturón pélvico?

Se utiliza tanto en el embarazo como en el postparto, como en otras circunstancias, por ejemplo, después de una intervención quirúrgica como es la histerectomía, en casos de incontinencia urinaria de esfuerzo o en casos simplemente de debilidad del suelo pélvico.

Physiomat-Confort

El uso más extendido del cinturón pélvico es durante el embarazo y el postparto.

El uso más conocido, probablemente el más extendido es el uso del cinturón pélvico en el postparto y en algunos casos durante el embarazo. Aquellos en los que la embarazada presenta un dolor persistente, por ejemplo, en la zona del pubis, lo que llamamos pubalgia o en la zona más inferior de la espalda, en las articulaciones sacroilíacas.

Donde el cinturón pélvico cobra su máxima importancia es en el postparto, debido al pico de una hormona llamada relaxina, estas articulaciones se había hecho muy moldeables para permitir el paso del bebé a través del canal del parto y en esas 8 primeras semanas postparto, aprovechando que está todavía alta la hormona, vamos a intentar cerrar, devolver la pelvis a su posición inicial. [Mira este video sobre cómo ponerte un cinturón pélvico].

Pasadas esas 8 semanas podemos seguir utilizando el cinturón pélvico, ya no con el objetivo del cierre pélvico, sino con el objetivo de proteger.

¿Qué significa esto?

Hablábamos de una situación vulnerable para el suelo pélvico, de una situación en la que la pelvis ha tenido una dilatación, se ha flexibilizado para dar paso al bebé, el abdomen todavía es voluminoso. Con todo esto necesitamos darle a nuestra pelvis una ayuda, y eso lo hace el cinturón pélvico.

Beneficios de utilizar el cinturón pélvico

De esta manera, en lugar de limitar el movimiento como hacía la faja, vamos a colocar la pelvis en una posición que prevenga a la zona lumbar de una hiperlordosis, es decir, de una curvatura excesiva y va a evitar que las hiperpresiones en el suelo pélvico se dirijan a zonas que no están preparadas para ello.

Además, vamos a poder respirar mejor, porque al reposicionar la pelvis, el diafragma tiene más movilidad.

Durante el embarazo, el diafragma, que es un músculo respiratorio que se encuentra en la parte inferior de las costillas, no tenía hueco para descender y la respiración de la embarazada en el último trimestre es muy superficial, porque no puede el diafragma realizar un movimiento amplio.

Con el cinturón pélvico devolvemos al diafragma esa amplitud y vamos a poder sentir los beneficios de la respiración profunda.

Son beneficios circulatorios, son beneficios también a nivel emocional, respirar es básico y respirar bien nos va a dar una activación del sistema parasimpático.

¿Qué significa esto?

Esto significa que vamos a estar más relajadas y vamos a poder vivir el postparto con mayor tranquilidad.

En resumen, lo que me interesa que sepas del cinturón pélvico frente a la faja abdominal es que el cinturón no es un elemento pasivo y que no nos va a limitar los movimientos. Al contrario, va a hacer trabajar a nuestros músculos del abdomen, del suelo pélvico y de la espalda.

Por eso lo que te decía al principio de este vídeo, la estética frente a la terapéutica.

Con el cinturón pélvico vamos a estar más protegidas y nos va a permitir que los músculos poquito a poco empiecen a recuperar la función que tenían antes de quedarnos embarazadas y antes del parto.

Hasta aquí el video de hoy, espero que te haya resultado interesante, que haya aclarado tus dudas respecto a la faja abdominal y al cinturón pélvico.

Si te ha gustado, por favor, dale a “me gusta” y síguenos en nuestras redes sociales además de suscribirte al canal de Youtube de “En Suelo Firme”.

Nos vemos muy pronto en un próximo vídeo.

Muchísimas gracias por estar ahí.

Facebook
Twitter
Google+
veces compartido
0

ESCRITO POR María

Una de tantas mujeres actuales, madre, trabajadora, licenciada, con idiomas, que tras sufrir un primer parto muy traumático y un segundo con prácticamente la misma violencia obstétrica que el primero, decide poner todos los medios a su alcance para superar sus secuelas físicas y psíquicas. Le sorprende entonces el tabú social que existe en torno al suelo pélvico y sus disfunciones y descubre la reeducación abdominopélvica, algo que en España ni se ofrece, ni se subvenciona, y sobre lo que ni siquiera se informa, pero que está totalmente normalizado en otros países del entorno europeo. Tras recuperarse y comprobar el desamparo en el que se encuentran otras muchas mujeres en su misma situación, decide unirse a Laura y Pilar y fundar juntas En Suelo Firme para romper tabúes y facilitar el acceso a información sobre el suelo pélvico.

Related News

Bolas chinas la guía más completa En Suelo Firme

Bolas chinas, la guía más completa. Todo lo que siempre quisiste saber.

Cuándo se usa un cinturón pélvico

¿Cuándo se usa el cinturón pélvico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Importante: El nombre que escribas se verá públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "anónimo"


Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal con la excepción de ActiveCampaign Inc., EEUU, acogido a los acuerdos UE-U.S. Privacy Shield.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de la navegación de los usuarios y así mejorar nuestros servicios y ofrecerte las mejores ofertas y promociones adaptadas a tus preferencias e intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies