Llevo varios meses probando la copa menstrual, de hecho, he probado varias y por fin he encontrado la copa menstrual ideal para mí. Además, ahora que he adquirido cierta práctica y he superado el periodo de aprendizaje, quiero compartir opiniones y mi experiencia contigo para ayudarte a elegir la copa menstrual que mejor se adapte a ti.

A día de hoy, estoy convencida de que no voy a volver a usar tampones. Si quieres saberlo, ¡aquí te cuento el por qué!

Bienvenida copa menstrual, ¡adiós, tampones!

La verdad es que cuando me decidí a probar la copa menstrual por primera vez no estaba muy convencida. Le veía ciertos inconvenientes que me hacían descartar su uso casi por completo. Entre ellos, pensaba que no era fácil encontrar un sitio público donde quitártela y lavarla cuando estás fuera de casa. En primer lugar por las medidas de higiene, no en todos los baños públicos encuentras jabón.

En segundo lugar, por la privacidad. Muchos servicios (incluido el de muchas oficinas) tienen un lavabo a la vista de todas las chicas que entren al baño y ya me imaginaba la escena sangrienta y las caras de horror.

Más adelante, me he dado cuenta de que no necesito cambiarme en el trabajo porque no necesitas quitarla y limpiarla tan a menudo como debes cambiarte de compresa o de tampón.

Puedes pasar perfectamente todo el día fuera de casa sin necesidad de quitarte la copa menstrual.

¿Qué es y para qué sirve la copa menstrual?

Las copas menstruales no son un invento actual sino que datan de los años 30 del siglo pasado. Es decir, tienen casi un siglo de vida pero han sido relegadas al olvido durante muchos años en favor de tampones y compresas.

La copa menstrual es un dispositivo hecho de silicona o plástico de grado médico que normalmente tiene forma de campana o de disco (muy parecido a un diafragma anticonceptivo) y que se utiliza para recoger la sangre de la menstruación.

Lo que me animó a probarlas fue mi progresiva concienciación del tiempo y cantidad de tampones que uso, o usaba mejor dicho, en contacto con una parte tan íntima de mi cuerpo. Tampones que, como hoy se sabe aunque no nos informen abiertamente de ello, llevan una variedad de componentes químicos que pueden dejar residuos y resultar tóxicos e incluso cancerígenos.

[vc_single_image image=”39196″ img_size=”full”]La polémica sobre si llevan o no asbesto, la presencia de dioxinas tras el blanqueamiento con cloro o la presencia de rayón, por no hablar de la cantidad de plástico desechable que generan, son peligros y riesgos para nuestro cuerpo y nuestro medio ambiente.

Inconvenientes del uso de la copa menstrual y opiniones

Voy a comenzar por la parte menos positiva pero, te recomiendo que leas este post hasta el final, ya que creo que te puedo demostrar que las ventajas superan con creces estos pequeños inconvenientes.

Además, es muy probable que estos inconvenientes, que realmente son cuestión de gustos y preferencias personales, te afecten en diferente medida a cómo pueden afectar a otra mujer.

Visión de la sangre

Sí, seamos sinceras, aunque más adelante cuando se adquiere práctica es muy fácil vaciar el contenido de la copa en el inodoro y casi ni ves ni tocas la sangre, al principio es muy probable que te manches un poco los dedos o que inspecciones la copa y tengas una visión muy explícita de tu propia sangre.

Para tu tranquilidad, te diré que te sorprenderá que no huela nada (al contrario que compresas y tampones), y que los materiales de los que están fabricadas la mayoría de las copas son muy poco o nada poroso, por lo que permiten vaciar casi la totalidad del contenido en el WC dejando sólo unos restos mínimos.

Pero, sí, si eres aprensiva ante la visión de la sangre, quizás este sea un inconveniente importante. 

Conocimiento de tu cuerpo

El uso de la copa menstrual requiere que conozcas tu propio cuerpo, ya que tienes que manipular la copa. No viene con un aplicador, sino que te la debes colocar tú misma. A veces, para asegurarte completamente de que se ha colocado correctamente y se ha sellado suavemente a las paredes de la vagina. Además, al extraerla, debes introducir tus dedos para romper el vacío que llegan a hacer.

No considero que esto sea un obstáculo para dejar de usar la copa menstrual, pero debes perderle el miedo, (si es que lo tienes), a explorar tu cuerpo.

Acertar con la talla

En mi opinión, este puede ser el mayor “inconveniente”. Por eso, quiero ayudarte a elegir la talla correcta.

[vc_single_image image=”39197″ img_size=”full”]Yo he probado tres copas diferentes hasta dar con mi talla y modelo. Es decir, la que mejor se adapta a mi cuerpo, sin tener ninguna fuga y sin notar molestia alguna.

La copa que uso actualmente se adapta hasta tal punto, que me olvido de que la llevo puesta. De hecho, ahora que la he encontrado y he comprobado todas sus ventajas no tengo ninguna intención de volver a usar ni tampones ni compresas.

El tamaño y longitud de los tampones que usas habitualmente te darán pistas a la hora de elegir una talla correcta de copa menstrual. Te lo explico un poco más abajo.

Una extracción cómoda y agradable

En mi caso, este detalle ha sido determinante a la hora de descartar algún modelo y decantarme por otro. Una excesiva succión o efecto ventosa hará más difícil la extracción y, aunque no cause ningún dolor ni molestia y este hecho sea una garantía de que no vas a tener ninguna fuga, simplemente la sensación de estar tirando de las paredes vaginales, aunque sea levemente, no me agrada.

Te recomiendo tocar y comprobar la textura, dureza y flexibilidad de las diferentes marcas y modelos de copas menstruales, antes de decidirte por una en concreto.

Ventajas del uso de la copa menstrual

La copa menstrual cuenta con muchas ventajas en lo que a su uso se refiere,  ¡muchísimas! Por ahora, te voy a enumerar algunas de las más importantes:

No son absorbentes

La principal, en mi opinión, es que no son absorbentes. Se limitan a recoger el contenido menstrual en su interior. ¿Qué quiere decir esto?

Si os habéis cambiado rápidamente de tampón habréis notado molestias al colocar el segundo ya que las paredes vaginales se encuentran muy resecas. Esto son microerosiones provocadas por la falta de lubricación que ha provocado la absorción del tampón.

No resecan las paredes vaginales

La copa menstrual, por el contrario, no reseca las paredes vaginales. Esto se debe a que no absorbe el flujo que protege la mucosa vaginal que mantiene su humedad y nos protege frente a las infecciones.

Por ello, las copas menstruales están muy recomendadas durante los ciclos previos a la menopausia, periodo en el que suele haber ciclos muy irregulares y una tendencia a la sequedad vaginal y la irritación, debida entre otros motivos al descenso de los niveles de estrógenos, pues se evita empeorar los síntomas provocados por esa sequedad.

Respetan y no alteran la flora vaginal

Al no absorber la mucosidad vaginal ni resecar la vagina, la flora vaginal no se altera y se mantiene estable.

síndrome-de-shock-tóxico

No provocan alergias

Cuando están fabricadas (asegúrate de que así es) en silicona o plástico de grado médico, son hipoalergénicas. Hay muy pocas probabilidades de que puedan provocar algún tipo de reacción, alergia o irritación.

Aunque hasta hace muy poco tiempo no se conocía ningún caso de Síndrome de Shock Tóxico (SST) provocado por el uso de copas menstruales, estudios recientes parecen confirmar que sí existe posibilidad, al igual que ocurre con el uso de tampones.

Gran durabilidad

Tiene una vida mínima de un año y puede durar hasta diez si sigues las recomendaciones de limpieza y mantenimiento que cada fabricante indica. Por ello, son ecológicas y mucho más rentables económicamente que tampones y compresas.

Así, la copa menstrual se amortiza muy pronto y además evitas tener que llevar en el bolso recambios de compresas, salva slips y/o tampones.

Uso hasta doce horas seguidas

Puedes llevarla colocada hasta doce horas seguidas. Por ello son ideales cuando viajas y estás fuera de casa o el hotel durante muchas horas seguidas.

Si tienes tendencia a manchar tu ropa de noche y sueles usar compresas con alas para ese momento, la copa menstrual te va a encantar, ya que aguanta perfectamente toda una noche de regla abundante sin manchar nada.

Facilidad de limpieza ¿Cómo limpiar la copa menstrual?

Hay que limpiarlas con agua y jabón, aunque, antes y después de cada ciclo menstrual es conveniente hervir la copa menstrual para así esterilizarla. Simplemente has de dejarla en agua hirviendo durante cinco minutos.

En el caso de que no tengas un lavabo disponible, también puedes limpiarla con toallitas higiénicas, a ser posibles hipoalergénicas y que no lleven ningún componente que deteriore la copa; incluso con papel higiénico o, simplemente vaciando su contenido y volviéndotela a colocar para esperar hasta que llegues a casa y puedas vaciarla y limpiarla en las condiciones higiénicas y de relax apropiadas.

Al poder llevarlas hasta doce horas seguidas y tener capacidad de contener hasta tres veces más líquido que un tampón, es muy probable que no necesites limpiarla en ningún momento fuera de casa.

Reducción drástica de fugas y olores

Se sella a las paredes vaginales reduciendo cualquier probabilidad de fugas ni olores. Como decía antes, te va a sorprender gratamente cómo tras un día intenso fuera de casa pudiendo haberla llevado hasta doce horas seguidas, no vas a notar ningún olor al quitártela.

Contraindicación-de-la-copa-menstrual

Al mismo tiempo, al no quedar ningún cordoncito fuera que se pueda manchar, como suele suceder con el uso de tampones, no hay prácticamente ninguna posibilidad de escape.

De este modo, la podrás usar mientras practicas cualquier deporte, aunque sea de alto impacto, e incluso estando desnuda.

Si ves que manchas, esto puede ser un indicador de que no la llevas colocada correctamente.

Contraindicaciones de la copa menstrual

Como te decía, puedes llevarla mientras practicas cualquier deporte, si practicas nudismo o al mismo tiempo que usas un DIU, un diafragma o anillo anticonceptivo, pues al no llegar a la altura del cuello del útero, no interfiere en su colocación o en su efectividad.

La única contraindicación del uso de copas menstruales es durante las relaciones sexuales con penetración, momento en el que no debe llevarse colocada. (CITA)

¿Cómo elegir la copa menstrual que más te conviene?

Por norma general, estos son los factores que debemos tener en cuenta, aunque no siempre son determinantes:

Altura del cuello del útero o cérvix

cérvix-o-cuello-del-útero

La altura del cuello del útero o cérvix es un indicador del tipo de copa menstrual que te va a resultar más cómoda y eficaz.

El cérvix o cuello del útero es una especie de “tapón” con forma de rosquilla de más o menos firmeza, dependiendo del día del ciclo menstrual en el que te encuentres, que separa el canal vaginal del útero.

La altura del canal vaginal la puedes saber introduciendo tus dedos en la vagina hasta tocar el cuello del útero o cérvix. Esta medida aproximada, te servirá como indicador de si una copa menstrual te va a resultar cómoda y eficaz o no.

➛ Si tienes un canal vaginal muy poco profundo, es decir, con un cérvix muy bajo, no deberías intentar usar una copa menstrual muy larga porque te va a resultar incómoda e incluso podría sobresalir demasiado por la vagina.

➛ Si, por el contrario, tienes un canal vaginal más profundo con un cuello del útero más alto, es probable que una copa menstrual más alargada te resulte más eficaz.

Anatomía: altura y talla de la mujer

Normalmente, las mujeres de más de 1,70 cm de altura o con tallas grandes suelen necesitar tallas superiores de copa menstrual que las mujeres más bajitas o de menor talla.

Uso anterior de otras copas menstruales o tampones

Si es la primera vez que usas una copa menstrual y nunca antes has usado ni siquiera tampones, es probable que te resulte más cómodo comenzar a intentarlo con copas menstruales más pequeñas y flexibles, como la Lilly cup Compact talla A de Intimina.

También existen copas menstruales especialmente pensadas y diseñadas para mujeres de cualquier edad que comienzan a usar una copa menstrual por primera vez en su vida.

Embarazos y partos

Las mujeres que han tenido embarazos y partos vaginales, por lo general (en mi caso no ha sido así), deberán probar tallas mayores que las que no han tenido embarazos o han tenido cesáreas.

debilidad-del-suelo-pélvico

Tonicidad de los músculos del suelo pélvico

Si te han diagnosticado debilidad del suelo pélvico, sufres incontinencia urinaria, un prolapso o tienes la vagina dilatada, deberías probar con una talla más grande de copa menstrual o incluso con discos menstruales como la Ziggy Cup de Intimina.

Por el contrario, si tienes bien tonificada la musculatura de tu suelo pélvico es probable que necesites usar tallas más pequeñas, pues las copas menstruales de mayor tamaño podrían no llegar a abrirse por completo en el interior de la vagina y, por lo tanto, no hacer vacío y provocar fugas.

Cantidad de flujo menstrual

Evidentemente si tienes un flujo menstrual muy abundante, vas a necesitar una copa de una capacidad superior que otra mujer que tiene un flujo menstrual más ligero.

Tallas y medidas de las copas menstruales

Como te decía, este puede llegar a ser uno de los mayores inconvenientes hasta que das con tu talla, al menos, así ha sido en mi caso.

A pesar de haber tenido dos partos vaginales, yo nunca he usado tampones de la talla superplus. Además, hay algunas marcas cuyos tampones son muy largos y acaban causándome molestias cuando los uso.

Esto tiene mucho que ver con la copa que finalmente he elegido pues es con ella con la que me siento totalmente cómoda, llegando a olvidarme literalmente de que la llevo puesta. Así que, a pesar de lo que recomiendan los fabricantes para mis circunstancias, la mejor copa para mi caso es una copa más pequeña y una de las menos largas: Lily Cup Compact talla A.

Tipos de copas menstruales

Forma de las copas menstruales

La mayoría de copas menstruales tienen forma de campana con un extremo en forma de palito, un pequeño aro o tirador que debe quedar en el extremo inferior y del que nunca debes tirar para extraerla antes de quitar el vacío que ha debido hacer con las paredes de tu vagina.

También existen copas en forma de disco menstrual, muy parecidas a un diafragma anticonceptivo, pero que no debes usar como método anticonceptivo. Este tipo de copas, como la Ziggy de Intimina, son copas menstruales con una capacidad muy superior a las copas en forma de campana.

  • Añadir al carrito Detalles

Son copas que requieren cierta destreza y habilidad a la hora de colocarlas, pues no hacen ventosa con las paredes vaginales, sino que se colocan sobre el hueso púbico. El hecho de no hacer ventosa puede resultar una ventaja para aquellas mujeres que sufren de una gran debilidad de su suelo pélvico o incluso padecen prolapso, ya que facilita su uso y evita los riesgos de tener que tirar de la copa para extraerla.

Firmeza de la copa menstrual

Hay copas menstruales fabricadas en materiales de mayor firmeza que otras. Cuanto más firme sea la copa menstrual, más fácil es que se abran completamente en el interior de la vagina y que no haya riesgo de fugas, pero las copas menstruales más blanditas pueden resultar más cómodas para chicas más jóvenes o para aquellas mujeres con un canal vaginal más estrecho.

Materiales de las copas menstruales

Este es un aspecto al que debes prestar especial atención a la hora de elegir tu copa menstrual si quieres evitar reacciones y alergias no deseadas. Busca siempre productos que estén fabricados en silicona o plástico de grado médico, hipoalergénicos, sin ftalatos ni otros componentes tóxicos o potencialmente irritantes.

Calidad y seguridad de la copa menstrual

Asegúrate de que se trata de un producto que cumple estrictamente con los requerimientos de calidad y seguridad exigidos por la Comunidad Económica Europea para poder comercializarse en Europa. Si la copa menstrual lleva el sello de garantía CE, como lo hacen todas las que tenemos disponibles en nuestra tienda online, significa que cumple con estos requisitos.

¿Cómo se usa la copa menstrual?

La copa menstrual se coloca en el interior de la vagina, más abajo que un tampón, a la entrada de la vagina, sin llegar a sobresalir prácticamente nada.

Antes de usar una copa menstrual

Antes usar una copa menstrual asegúrate de lavar cuidadosamente tus manos y la copa menstrual con agua tibia y jabón y aclararla abundantemente. Si se trata de la primera vez que usas esa copa menstrual, procura esterilizarla siguiendo estrictamente las instrucciones que indique el fabricante.

¿Cómo introducir una copa menstrual?

Para introducir la copa menstrual en la vagina, existen tres posibles maneras de hacerlo:

  • Doblando la copa en forma de V
  • Enrollando la copa como si fuera un tampón
  • Doblando la copa en forma de C

Puedes verlo paso a paso en estas indicaciones que el fabricante Intimina da en su página web:[vc_single_image image=”39215″ img_size=”full”]Una vez insertada, sin que sobresalga pero sin introducirla tanto como un tampón, dependiendo del grado de flexibilidad de la copa, ésta se abrirá completamente hasta conseguir su sellado a las paredes vaginales.

Para asegurarte de que la copa se ha abierto totalmente y se ha producido este sellado, deberás cogerla por el tallo (el rabito que tienen en la parte de abajo y que, si en tu caso sobresale demasiado o te molesta puedes incluso cortar) e intentar girar levemente hacia un lado y hacia el otro la copa hasta provocar su total apertura o bien, introducir un dedo y rodear la copa para comprobar que en efecto no presenta ningún doblez.

¿Cómo se extrae una copa menstrual?

En cuanto a la extracción de la copa, cuando el sellado a las paredes vaginales ha provocado el vacío, deberás introducir un dedo, apretar levemente la copa hasta romper ese vacío y tirar suavemente del tallo o el anillo que algunos modelos tienen en su extremo inferior hasta su total extracción.

¡Ojo! Nunca extraigas una copa menstrual tirando de su extremo en forma de palito, bolita o aro. Siempre debes romper el vacío que se haya producido con las paredes de la vagina antes de tirar de ella.

En cualquier caso, te recomiendo echar un vistazo al siguiente vídeo donde se muestra perfectamente este proceso y verás que es mucho más simple de lo que puede parecer.

Cuidados y limpieza de la copa menstrual

Siempre deberás lavarte las manos antes de manipular, introducir o extraer tu copa menstrual. Es recomendable lavar con agua caliente y jabón la copa menstrual antes y después de cada uso.

No se deben lavar en el lavavajillas ni usar productos fuertes (vinagre, lejía, sustancias a base de petróleo, etc.), ya que pueden dañar el material del que están fabricadas e incluso provocar una irritación o modificar el equilibrio natural de tu zona vaginal. Para una limpieza más profunda, algunas copas menstruales se pueden introducir en agua hirviendo durante cinco o diez minutos.

Sigue siempre las recomendaciones de limpieza y mantenimiento que te indique el fabricante y podrás disfrutar de las ventajas de tu copa menstrual durante mucho tiempo.

Dudas sobre la copa menstrual

¿Es higiénica la copa menstrual?

¡Por supuesto! Eso sí, siempre que sigas las normas de higiene básicas, es decir:

  • Lavar cuidadosamente tus manos antes de introducirla y antes de retirarla.
  • Lavar tu copa antes y después de cada uso.
  • Esterilizar la copa al final de cada ciclo.
  • Elegir una copa de calidad certificada CE, fabricada en materiales hipoalergénicos.

uso-de-la-copa-menstrual-es-absolutamente-higiénico

El uso de la copa menstrual es absolutamente higiénico y respetuoso con tu cuerpo. Es un método que no deja residuos de productos químicos en nuestro cuerpo, no provoca sequedad, ni produce irritaciones.

¿Se puede usar la copa menstrual si se tiene un prolapso?

Normalmente, las copas menstruales en forma de campana no son las más adecuadas cuando se sufre un prolapso, pues necesitan hacer vacío con las paredes vaginales para que no haya fugas.

En estos casos, están más indicadas las copas en forma de disco menstrual, como la Ziggy de Intimina, que se colocan en el interior de la vagina y se apoyan sobre el hueso púbico, no necesitan hacer vacío con las paredes vaginales y normalmente tienen mayor capacidad que las copas menstruales en forma de campana.

¿Puede provocar o empeorar un prolapso el uso de la copa menstrual?

A día de hoy no existe ningún estudio que demuestre que el uso de la copa menstrual provoca o empeora un prolapso. Aun así, el vacío que producen las copas menstruales en forma de campana y la posibilidad de que se tire de ella a la hora de extraerla, en lugar de romper el vacío previamente, da la sensación de que no debe ser lo mejor en caso de riesgo de prolapso.

Por lo tanto, pon especial cuidado en no tirar de la copa menstrual al extraerla, sino siempre romper el vacío previamente y después extraerla suavemente.

Por otro lado, tienes la alternativa de usar un disco menstrual, cuya forma es muy parecida a un diafragma anticonceptivo, que no hacen el vacío y que además suelen tener más capacidad que una copa menstrual en forma de campana.

¿Es incómodo o duele usar la copa menstrual?

No. La copa menstrual no debe ni siquiera notarse mientras la llevas puesta. Si sientes molestias o dolor puede deberse a varios motivos:

  • No es tu talla.
  • Es demasiado rígida.
  • Es una copa demasiado larga y tu altura del cérvix o cuello del útero es más bajo.
  • No te la has colocado correctamente. Puede haber quedado demasiado hacia afuera y molestarte el extremo inferior, por ejemplo.
  • Si sientes dolor durante su inserción o extracción, procura estar lo más relajada posible y, si es necesario, puedes incluso usar un poquito de lubricante de base agua para ayudarte.

Si es la primera vez que usas una copa menstrual, tengas la edad que tengas, prueba con una copa desarrollada especialmente para estos casos, como la One de Intimina.

¿Cuánto tiempo se puede llevar puesta la copa menstrual?

Hasta doce horas ininterrumpidamente. No obstante, el tiempo dependerá de la capacidad de la copa que uses y de la cantidad de flujo menstrual que tengas en ese momento determinado.

cuánto-dura-una-copa-menstrual

¿Cuánto dura una copa menstrual?

Hasta diez años, aunque siempre debes asegurarte leyendo las indicaciones de cada fabricante. Si observas que tu copa se ha deteriorado, tiene algún rasguño o se ha dañado, nuestra recomendación es que la cambies.

¿Sirve para reglas muy abundantes?

Por supuesto. Es la mejor solución para mujeres con reglas abundantes pues al tener mucha más capacidad que un tampón o una compresa, podrás estar mucho más tiempo sin necesidad de cambiarte.

¿Puede haber escapes mientras se usa la copa menstrual?

Si se ha elegido la copa adecuada, no debería haber fugas.

¿A qué puede deberse que tenga fugas cuando uso mi copa menstrual?

La presencia de fugas puede deberse a:

  • No es tu talla adecuada. Si la copa es demasiado pequeña no hará el vacío y si es demasiado grande no se abrirá completamente.
  • No te la has colocado correctamente. Debes asegurarte de que la copa se ha abierto completamente.
  • Ha quedado algo de flujo menstrual entre la copa y la vulva.

¿Se puede usar mientras duermo o al practicar deporte?

¡Claro! Puedes usar la copa menstrual mientras realizas cualquier actividad, como:

  • Practicar cualquier deporte.
  • Bañarte en la piscina o el mar.
  • Practicar nudismo.
  • Añadir al carrito Detalles

¿Se puede usar la copa menstrual al mantener relaciones sexuales?

No, si se trata de una copa menstrual en forma de campana. El tipo de copa que puedes usar durante las relaciones sexuales con penetración es el disco menstrual, como Ziggy de Intimina.

¿Se puede perder la copa menstrual dentro de mi cuerpo?

¡No! La vagina tiene una especie de tapón llamado cérvix o cuello del útero que la cierra en su parte superior y la separa del útero. Si tienes dificultades para extraer la copa menstrual porque ésta se ha desplazado un poco más hacia dentro:

  1. Relájate.
  2. Introduce uno o dos dedos bien limpios.
  3. Presiona la copa, siempre para quitar el vacío.
  4. Extráela suavemente.

Opiniones sobre la copa menstrual

Cada mujer es un mundo, cada cuerpo distinto y existen miles de marcas, colores, tallas y texturas de copas menstruales. Ese es el principal inconveniente: acertar con la copa menstrual ideal para cada mujer.

Teniendo en cuenta los aspectos que te he detallado en este artículo, hay muchas posibilidades de que aciertes lo antes posible con esa copa menstrual ideal, pero no lo podemos asegurar al 100%. Lo que sí puedo asegurarte es que todas las mujeres que conozco que la están usando están encantadas y lo único que lamentan es no haberla utilizado antes.

mejor-copa-menstrual

Mi opinión es que no existe actualmente un método mejor para la higiene menstrual. Merece muchísimo la pena correr el riesgo de no acertar con tu copa a la primera y que compensa con creces la inversión.

¿Cuál es la mejor copa menstrual? Mejores marcas de copas menstruales

¿Cómo sé qué copa menstrual debo comprar? ¿Dónde puedo comprar mi copa menstrual? Este tipo de preguntas son muy frecuentes a la hora de dar el paso y dejar atrás otros productos de higiene femenina. Desde En Suelo Firme, te recomendamos los productos disponibles en nuestra tienda online, ya que la mejor marca para nosotras y aquella en la que más confiamos es Intimina.

Precio de la copa menstrual

Como todo, las distintas copas menstruales pueden variar su precio en función del material, tamaño, funciones, etc. Lo que si podemos decirte es que las copas menstruales disponibles en nuestra tienda tienen un precio entre los 25 y los 40 euros aproximadamente. Y, aunque  en un principio te pueda parecer algo caro, piensa en el dinero que puedes llegar a ahorrar en tampones y compresas.

En mi opinión, ¡poder llevar en el bolso o la maleta mi copa en su cajita y olvidarme de paquetes de compresas o tampones no tiene precio!

Esperamos que el artículo de hoy te haya resultado útil. Si así lo crees, por favor, ¡compártelo en redes sociales! ¡Ah!, y si además no quieres perderte ninguno de nuestros artículos semanales ni las noticias y ventajas exclusivas destinadas a nuestros suscriptores, ¡apúntate a nuestra newsletter! Y si tienes cualquier pregunta o hay algo que no te ha quedado claro, no dudes en ponerte en contacto con nosotras. ¡Estaremos encantadas de poder ayudarte!

  • Añadir al carrito Detalles

¡Comparte!

Escrito por: María En Suelo Firme

Como tantas otras mujeres actuales, madre y trabajadora, que tras sufrir un primer parto muy traumático y un segundo con prácticamente la misma violencia obstétrica que el primero, decide poner todos los medios a su alcance para superar sus secuelas físicas y psíquicas. Sorprendida por el tabú social que existe en torno al suelo pélvico y sus disfunciones, descubre la reeducación abdominopélvica, algo que en España ni se ofrece, ni se subvenciona y sobre lo que ni siquiera se informa, pero que está totalmente normalizado en otros países del entorno europeo. Tras recuperarse y comprobar el desamparo en el que se encuentran otras muchas mujeres en su misma situación, decide unirse a Laura y Pilar y fundar juntas En Suelo Firme para romper tabúes y facilitar el acceso a información sobre el suelo pélvico.

62 Comentarios

  1. Luisa Fernanda Salazar miércoles, 23 agosto 2017 at 0:46 - Responder

    Hola mi nombre es Luisa
    He leído todos lis comentarios y si duda compararé una copa menstrual, los tampones y compresas y | o toallas higiénicas son lo mas contaminante para e planeta.
    Según vi en una tienda virtual ofrendas una hecha con silicona médica no se que tan seguro es este material y si por ende afecte algo en todo el útero, mi edad es de 23 años y mido 1,68 no he usado nunca tampón por tanto me parece su soy primípara en este asunto, gracias lo resolver m inquietud!!!!

  2. Itzel viernes, 23 junio 2017 at 19:41 - Responder

    Hola! Que tal.
    Bueno yo apenas estoy empezando a usar la copa pero mi miedo es que la copa se vaya a ir más profundo y no poder sacarla, es normal que se meta mucho?
    Y otra cosa es normal que sienta que se mueve y sienta que se sale?

  3. M.jesus lunes, 19 junio 2017 at 11:19 - Responder

    Hola,yo llevo usando la mooncup unos cuantos meses. Tengo el flujo muy abundante y el día que mas tengo he llegado a manchar la ropa. Uso la talla a. Además este ultimo mes estoy notando que cuando voy a hacer pis no puedo hacerlo hasta que me quitó la copa si no me la quito no me sale nada y siento una molestia parecida a cuando tienes infección de orina.

  4. Carolina miércoles, 31 mayo 2017 at 22:55 - Responder

    Hola Soy Carolina y estoy usando la Copa Fleurity y la verdad que no le encuentro la vuelta. Cuando la coloca siento algo abajo como Que quiere salir y es el cabito que me molesta hasta para estar sentada caminar. Lo estaré poniendo mal o que. Muy bueno el blog!!!!

  5. Ana domingo, 28 mayo 2017 at 16:45 - Responder

    Hola, tengo 34 años y un hijo. Me animé a usar la copa y compré la Lily cup compact B pero me cuesta mucho introducirla y el rabito asoma un poco y me hace daño. Lo he cortado un poco pero aún así sucede, ¿a qué se debe? Además estoy trabajando mi suelo pélvico con un fisioterapeuta por la episiotomía y bajo tono muscular. Me han dicho que podría ser que necesitarla A por mi estatura (168 cm).

    • María domingo, 28 mayo 2017 at 18:51 - Responder

      Hola Ana, es posible, pero, desafortunadamente, la única manera de saberlo con certeza es probando. Si te sirve de orientación, yo he tenido dos partos vaginales, mido 1,68 como tú y uso la Lily Cup Compact talla A, cuando en teoría, tras dos partos vaginales la “recomendación” del fabricante es la talla B, que probé y me resultaba más que molesta, hasta dolorosa. Sin embargo, con la talla A estoy encantada! Espero que te sirva mi experiencia. Un saludo!

  6. Raquel sábado, 27 mayo 2017 at 17:11 - Responder

    Hola a todas!
    En primer lugar, quiero decir que me ha encantado leer este post. No he utilizado una copa jamás, pero tengo muchas ganas de intentarlo. Cabe decir que tengo muchsimas dudas. En primer lugar, me estoy planteando seriamente utilizar la copa menstrual en vez de tampones o compresas porque he leído que con la copa no tienes que cambiarte tan a menudo. Últimamente tengo unas reglas muy abundantes (los 3 primeros días, sobretodo) y eso quiere decir que tengo que cambiarme cada media hora, 1 hora máximo. ¿Creéis que con la copa podría estar horas sin hacerlo tal y como he leído por aquí? Sería un alivio y un cambio de vida tan genial! No negaré que me da cierto reparo tener que practicar a ponérmela adecuadamente o incluso, plantearme que puede que tenga que comprar más de un modelo o talla antes de acertar con la más adecuada para mí. En mi farmacia de confianza venden una de la marca “enna cycle” que me parece muy interesante, ya que viene con un recambio, la funda de transporte y un aplicador. No sé si hay alguien por aquí que la haya probado y pueda darme su opinión… la verdad es que os estaría muy agradecida. Muchas gracias de antemano! Un abrazo!

  7. Nayeli jueves, 18 mayo 2017 at 0:33 - Responder

    Hola! Eh estado leyendo mucho al respecto sobre la copa menstrual y estoy interesada en comprar una Lily Cup pero no se cual sea mas conveniente por ser la primera vez que la vaya a usar, tengo 23 años y no he tenido hijos, no se si comprar la Lily Cup A o Lily cup Compact A. ¿Qué diferencia tienen ademas de que una es compacta? Cual seria mas recomendable? Gracias, saludos.

    • Laura Rojas domingo, 21 mayo 2017 at 12:21 - Responder

      Hola Nayeli:
      Muchas gracias por escribirnos. La diferencia entre la Lily Cup A y la Lily Cup Compact A es la capacidad: la primera se recomienda para flujo menstrual ligero y abundante; mientras la Compact, al ser ligeramente más pequeña, se recomienda para flujo ligero y mediano. La otra ventaja que te ofrece la Compact es su diseño plegable, que te permite guardarla en su estuche ocupando el mínimo espacio en tu bolso o neceser, pudiendo llevarla contigo a todas partes, perfectamente cerrada en su funda protectora. No obstante, hasta que no pruebas una copa y vas haciéndote a ella, no sabes si es la que más te conviene. Mucha suerte y, si te apetece, cuéntanos tu experiencia cuando la pruebes! Seguro que tu opinión nos ayuda a todas. Un fuerte abrazo.

  8. Leles lunes, 15 mayo 2017 at 18:44 - Responder

    Hola, yo acabo de usar por primera vez la copa durante la regla, y al terminar me parece que tengo candida (hongos). He pensado que puede ser por habermela puesto húmeda en vez de secarla despues de lavarla.
    Todo el mundo dice que mejora los hongos y eso porque reduce la humedad que provocan las compresas y tampones pero claro al, meterla húmeda lógicamente hay más humedad.
    Le ha pasado a alguien más? Por lo demás me ha gustado aunque me tengo que terminar de acostumbrar a ella. Solo que recomiendo secarla antes de volver a ponérsela.

    • Laura Rojas martes, 16 mayo 2017 at 9:29 - Responder

      Hola Leles:
      Gracias por compartir con nosotras tu experiencia con la copa. Desde mi experiencia personal, nunca me ha ocurrido lo que comentas y, normalmente, cuando me pongo la copa no está completamente seca. Los ginecólogos señalan que en la proliferación de hongos pueden influir varios factores, desde el estado de tu sistema inmunológico, a la alimentación, pasando por el uso de jabones demasiado perfumados o que no respeten el pH de tu zona íntima. Por eso recomendamos utilizar aquellos geles íntimos que respetan el pH de la mujer dependiendo del momento del ciclo o del momento vital en que se encuentren.
      No obstante, ante cualquier alteración en el flujo vaginal y/o sospecha de infección, ya sabes, consulta con tu médico para tratarla adecuada y tempranamente.
      Un abrazo!!!

      • Leles martes, 16 mayo 2017 at 11:55 - Responder

        Muchas gracias, la verdad es que nunca he tenido hongos, por eso me sorprende porque siempre he utilizado tampones.
        Lo tendré en cuenta!!

  9. Alejandra Galindo martes, 11 abril 2017 at 13:00 - Responder

    Qué bueno es tener alternativas para cuidarnos y sentirnos cómodas; creo que esto es parte de dejar de ver la menstruación como un tabú y así conocer nuestro cuerpo.

  10. Mónica lunes, 27 marzo 2017 at 14:42 - Responder

    Hola!!
    He empezado a usar la copa lily cup talla A este mes y nose que hago mal…al ponerla me da la sensacion que está bien colocada, porque no la noto y parece que hace vacío, pero al rato tengo perdidas y además empiezo a notarla más baja. Si corro a buscar el autobús se baja hasta el punto que noto que sale el rabito y molesta, aunque lo he cortado al mínimo… La coloco en forma de V tal como dice el prospecto. No entiendo que se quede mal colocada, porque para sacarla me cuesta mucho porque hace vacío…

    Si alguna sabe que puedo estar haciendo mal con la colocación agradeceria algunos consejos.
    Muchas gracias!!!
    Un saludo!!

    PD. La compré porque tengo candidiasis crónica y me dijeron que la copa ayuda a prevenir los hongos…es cierto eso o es al contrario??

  11. Lara viernes, 17 febrero 2017 at 16:44 - Responder

    Hola a todas.
    Acabo de empezar a utilizar la copa menstrual por primera vez (otra marca). Después de cojerle el truquillo ya por fín parece que todo funciona: se abre perfectamente, no la noto (tuve que cortarle un poquito el rabito) y puedo estar todo el día con ella sin tener que vaciarla. Sin embargo hay algo que me tiene un poco “preocupada” y es que después de tan sólo dos días usándola, hoy he comprobado que está un poco deformada. Ha perdido su forma completamente redondeada y se ha ovalado. ¿ Es normal ? La copa la he comprado en una tienda de cosmética natural/eco – me refiero que no es marca blanca o fabricación china…- y de momento no he tenido pérdidas y sigue haciendo bien el vacío. ¿ Tal vez sea demasiado grande ? No noto molestias…¿ Debo preocuparme ? Muchas gracias y un saludo a todas

    • Laura Rojas jueves, 9 marzo 2017 at 12:23 - Responder

      Hola Lara:
      En mi experiencia personal, con ninguna de las copas que he probado (también de diferentes marcas) me ha paso esto que comentas, ninguna se ha deformado. A ver si alguna de nuestras lectoras puede aportarnos su experiencia. Se me ocurre también que podrías contactar con la marca que fabrica tu copa y preguntarle directamente por si es algo frecuente en su modelo de copa menstrual. A ver si salimos de dudas entre todas. Un abrazo.

  12. Carolina sábado, 4 febrero 2017 at 6:28 - Responder

    Hola! Este es mi primer ciclo con la copa… y estoy aprendiendo a usarla. Tengo una duda que ojalá puedas despejar: ya logro colocarla y que se abra. Hasta ahí todo bien. Pero noto que no me dura más de 4 horas sin pérdidas. Está perfecta por 4 horas y luego comienzo a manchar. Sin embargo cuando la retiro no está ni llena. Tendría que durar mas tiempo, no? Es indicio que está mal puesta? Desde ya, muchas gracias!

  13. Raquel viernes, 27 enero 2017 at 1:43 - Responder

    Hola! Me ha encantado tu post. Me atrae muchisimo la copa menstrual y es la primera vez que la veo/escucho. Me gustaria seguir informandome porque la idea me atrae bastante pero tengo dudas:
    1. Tengo 23 años y por desgracia tengo incontinencia urinaria. ¿Qué talla me recomiendas?
    2. ¿Duele?
    3. Al principio debe de ser incómodo, pero, más o menos ¿cuánto tardaste en acostumbrarte?
    4. ¿Dónde me recomiendas comprarla?
    Gracias ?

    • Laura Rojas viernes, 27 enero 2017 at 11:19 - Responder

      Hola Raquel:
      Muchas gracias por tu comentario. Disculpa que me desvíe por un momento de las preguntas que nos planteas antes de responderte. Al leer que presentas incontinencia urinaria, lo primero que quiero recordarte es la importancia de acudir a un profesional sanitario que investigue las causas de esa incontinencia y te ayude a mejorar. ¿Has probado con Fisioterapia del suelo pélvico?
      En cuanto a tus dudas:
      1. La talla de la copa no depende sólo de la edad de la mujer, sino de si ha tenido embarazos/partos, si tiene descenso uterino, de su altura y complexión y del tono de los músculos de su suelo pélvico. Como ves, no puedo responderte a tu pregunta, pues son diversos los factores que nos hace decantarnos por una talla o dureza del material. No obstante, algunos fabricantes, sólo diferencian entre dos tipos: mujeres que no han dado a luz o que lo han hecho por cesárea; y mujeres que han dado a luz o tienen un suelo pélvico debilitado.
      2. Si es la copa que te va bien de talla y de dureza, la respuesta es no, no duele. Algunas mujeres sienten dolor al extraerla o al introducirla si no la repliegan bien o si tensan sus músculos vaginales en vez de relajarlos. Pero con un poquito de práctica y, repito, si la talla se ajusta a ti, no duele.
      3. Si es tu talla y la dureza es la adecuada para tu musculatura, no la debes notar. Una vez colocada, bien colocada, la copa no se siente.
      4. En cuanto a dónde comprarla, mi recomendación es que compres la que compres esté fabricada con materiales de calidad. Las copas menstruales hoy en día se pueden encontrar tanto en farmacia como en internet y hay multitud de marcas. Nosotras en la tienda online ofrecemos las copas de Intimina, en formato normal y compact, con dos tallas diferentes de cada tipo.

      Son copas con las que muchas mujeres están encantadas, pero eso no quiere decir que a todas las mujeres les vaya bien con ellas. Recuerda que son varios los factores que hacen que una copa sea la más adecuada para ti. Por eso, mi recomendación es que elijas un modelo (de esta marca o de otra, que sea fiable) y practiques su colocación y retirada. Que todo va bien a la primera o segunda menstruación, genial. Que tras 2-3 ciclos menstruales no te sientes a gusto, tienes manchado llevándola puesta o te molesta, prueba con un diseño diferente. Te cuento esto porque a algunas mujeres nos cuesta más… ¡Yo encontré mi copa menstrual al tercer intento! :) Espero que no sea tu caso.
      Espero haberte ayudado.
      Un fuerte abrazo

  14. Paqui jueves, 26 enero 2017 at 0:12 - Responder

    Hola, me gustaría usar una copa menstrual pues me parece más higiénico y respetuoso con el medio ambiente, sin embargo tras dos embarazos con parto vaginal sufro de un prolapso vaginal que incluso “empuja” a los tampones y se me salen, he tenido que dejar de usarlos. ¿es compatible la copa con un prolapso o me pasará como con los tampones?

    • Laura Rojas jueves, 26 enero 2017 at 10:54 - Responder

      Hola Paqui:
      Muchas gracias por tu comentario. Sin verte físicamente y realizar una exploración para saber tipo y grado de prolapso, me es imposible aconsejarte. Podría ocurrir que con una copa -del tamaño y dureza del material adecuados, por supuesto- consiguieras llevarla puesta sin que tu vagina la expulse como sí hace con los tampones. Piensa que un tampón es un cilindro y es mucho más fácil que se salga que una copa, que, repito, de la longitud y dureza adecuadas, al abrirse en tu interior, podría funcionarte.
      Depende mucho del descenso que tengas y de cuál sea el órgano descendido (¿vejiga, cuello del útero, recto, útero?). Mi recomendación, si no lo has hecho ya, es acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico que te valore y ayude a mejorar el estado de tu musculatura y tu postura, asesorándote asimismo sobre si es posible en tu caso utilizar una copa y qué tipo te convendría más.
      Espero haber aclarado tus dudas. Un fuerte abrazo!!!

      • Paqui lunes, 30 enero 2017 at 12:13 - Responder

        Gracias Laura por tu respuesta. Mi prolapso es rectocele grado 2. He trabajado el tema con una fisioterapeuta y ahora cuando encuentro tiempo hago pilates. ¿Qué opinas teniendo en cuenta el tipo de prolapso, aguantará?

        Tu blog me parece muy interesante, pues hay muchas mujeres que viven estos problemas sin compartirlos, creyendo que es algo que sólo les pasa a ellas, o que es el precio a pagar por su maternidad, sin saber que profesionales como tú pueden ayudarlas, y con un poco de disciplina los resultados se aprecian rápidamente. Gracias.

        • Laura Rojas viernes, 16 febrero 2018 at 17:46 - Responder

          Hola Paqui!
          Es difícil responder a tu pregunta porque dependen más factores, no solo el tipo de prolapso. A priori, creo que te puede resultar más difícil la inserción y extracción, que el mantenimiento de la copa en el interior de tu vagina. Pero, sinceramente, no te lo puedo asegurar. Sería cuestión de ensayo/error hasta que encuentres la copa que mejor te vaya. Y, sobre todo, y esto es importante, tú que ya has trabajado junto a una fisioterapeuta, sería imprescindible que observes tus sensaciones y, ante la mínima sospecha de empeoramiento de los síntomas asociados a tu rectocele, dejes de utilizar la copa. Te soy sincera, en la actualidad no hay estudios científicos al respecto que nos informen sobre los efectos que puede tener la copa menstrual en mujeres con prolapsos… Así que, aunque la comodidad de la copa es incuestionable, mi recomendación a mis pacientes con prolapso es que si quieren probarla adelante, pero súper pendientes de que lo que hemos logrado no dé marcha atrás.
          Espero haberme explicado, Paqui.
          Un fuerte abrazo!

  15. Nara domingo, 22 enero 2017 at 7:12 - Responder

    pienso seguir utilizando compresas gasto menos de 18 e al año en compresas y no pienso dejar de usarlas con la copa todo se me haria mas costoso y complicado con la compresa yo nunca siento nada me olvido de que la llevo incluso asi que me quedo con la compresa

  16. Juddy martes, 3 enero 2017 at 2:51 - Responder

    Hola yo tambien estoy probando la copa menstrual yo uso la blossom cup y en un principio es complicado aprender a ponerla y quitarla. Tambien hay muchas fugas en lo que aprendes Como ponertela. A mi me ha funcionado doblarla estilo origami y una vez adentro empujarla con mi dedo hacia atras hasta que tope con mi pared vaginal, despues le doy un giro de 360 grados y queda bien sujeta y cero riesgo de mancharme. Despues de haber comprado la blossom descubri que existe la Super Jennie que tiene una capacidad de 41 mililitros la mas adecuada para flujo abundante como es mi caso =( proximamente la comprare y probare y les cuento como me fue.

  17. carmen lunes, 19 septiembre 2016 at 13:55 - Responder

    Odio esta copa, me la compré porque me pareció la más bonita, llevaba un año usando otra que no me daba ningún problema, pero como me encantó estéticamente… me la compré. Llevo como otro año usándola y es un fracaso total… Es muy raro el día que no tiene pérdidas y no es porque esté llena, porque me la cambio y veo que no está llena en absoluto. Me la coloco bien, porque al comprobar con el dedo si está abierta, lo está y si intento sacarla suavemente hace resistencia, hace el vacío. Simplemente no funciona. Me ha jugando muy malas pasadas y ya la uso junto con salvaslip o incluso con compresas, cosa que la hace completamente absurda. Me cabrea este tema, porque no es precisamente barata. No la recomiendo para nada.

    • Carmen jueves, 20 octubre 2016 at 18:41 - Responder

      Hola, me estaba probando la copa y al sacar la me he hecho un poco de sangre . Es normal? A alguien más le ha pasado. Lo he probado sin tener la regla para tener práctica.

      • Elizabeth viernes, 20 enero 2017 at 4:22 - Responder

        Hola Carmen, creo que no deberías probar la copa sin lubricación y sobretodo si es la primera vez que la usas porque puedes hacerte bastante daño. Un saludo!

  18. Andrea miércoles, 24 agosto 2016 at 15:01 - Responder

    Hola, a mí al principio me costaba introducirla porque no conseguía meterla del todo. Yo la introduzco en la forma de V y si veo que no me queda abierta, presiono y empujo para arriba la parte del borde que esta introducida hacia dentro de la copa hasta que noto el vació. En mi caso como no puedo meterla entera de una vez, lo que hago es introducirla todo lo que pueda y cuando ya esta abierta, con un dedo busco un borde y empujo hacia arriba y lo hago por los otros lados hasta que me queda cómoda. Para sacármela empujo con mis músculos y luego me pongo en cuclillas. La verdad es que he tardado poco en aprender. Practique varias veces antes de que me viniera el período y es la primera vez que la uso y todo va genial, no he tenido ninguna pérdida ni ningún derrame al sacármela y eso que soy muy torpe.
    Me alegro mucho de haberla comprado, yo no podía ponerme tampones porque tengo la vagina corta y me hacía daño, y las compresas incomodísimas. Las recomiedo 100%

  19. inma viernes, 8 julio 2016 at 23:22 - Responder

    Hola, yo tengo el mismo problema, tengo la lily cup la de color rosa claro y hoy me decidí a probarla y no hay manera. No se me abre bien, con lo cual, la he dejado por imposible porque tengo pérdidas al no abrirse bien… Intentaré comprarme la compacta para ver si así me es más fácil utilizarla… Por otro lado, una duda que tengo: el rabito no tiene que sobresalir nada de nada? Se tiene que introducir todo? Gracias y saludos

  20. Carmen martes, 22 marzo 2016 at 12:11 - Responder

    Hola, a mí me pasa exactamente igual que a Silvia. Mira que lo he intentado. He girado y pasado el dedo pero no se abre bien y no consigo ponerla correctamente y no tener pérdidas. Y, claro, si el consejo es probar otros formatos o tallas, creo que puede salir muy caro encontrar la adecuada y tampoco se garantiza que suceda. Estoy un poco chof de no sacarle partido y tener que volver a los tampones y compresas.

  21. silvia jueves, 4 febrero 2016 at 15:08 - Responder

    Yo, este mes de enero, compre la Lily cup B para empezar a utilizarla pero estoy muy desilusionada. Tras 4-5 intentos sigo manchando. Tengo escapes de sangre. Al principio pensaba que podría ser normal, después del periodo de aprendizaje que requiere pero, como profesional de la salud, no le veía mucho inconveniente, que sí lo tiene. La colocación no hubo mucho problema. La introduje, la movía y creía dejarla bien colocada, más o menos donde habitualmente se queda un tampón, pero cuando empezaba a notar como salía menstruación me la volvía a sacar, que del todo fácil no es, porque realmente dependiendo de la mujer, en mi caso se va muy arriba. Pero no me importaba si al final lograba sacarla. El problema está en que no me impide la salida de la menstruación. Me da un poco de rabia porque realmente no sé lo que puede ocurrir y ahora la tengo ahí y no creo que me sirva.

    • Laura Rojas lunes, 8 febrero 2016 at 10:40 - Responder

      Hola Silvia! Siento que no estés contenta con tu copa. La verdad es que encontrar la copa adecuada y aprender a colocarla y extraerla, en ocasiones, no es tarea fácil. Cuando seguimos teniendo pérdidas de sangre debemos comprobar si la copa llega a abrirse en el interior de la vagina (que no quede replegada). Esto se comprueba o bien realizando un pequeño giro de la copa a un lado y a otro (que vuelva a su posición inicial tras los dos giros) o deslizando nuestro dedo índice en círculo por la copa para comprobar que no hay repliegues. Para extraerla, siempre hay que presionar la copa y quitar así el vacío. Si ni con esas te funciona, yo personalmente probaría otro diseño de copa, hasta que des con la que se adapta mejor a ti. Mucha suerte y, si quieres, cuéntanos tus avances para poder aprender unas de otras! Un abrazo

  22. María viernes, 15 enero 2016 at 15:55 - Responder

    Hola, María! Muchas gracias por tu post, me ha parecido muy claro y completo. Sólo tengo una duda con respecto a la copa menstrual, te cuento: llevo tres reglas usándola, y te aseguro que no lo he hecho antes porque ¡desconocía su existencia! Un día pasé por delante de una farmacia y vi un cartel que anunciaba la Lily Cup. Directamente, entré a que me explicaran en qué consistía y salí con mi copa deseando probarla. Compré la talla B porque tengo 40 años y dos hijos (es la que me recomendaron por este último motivo) y además porque pensé “si es más grande, los días de más flujo aguantará más horas sin vaciarla”. Desde el principio estoy encantada, incluso la he recomendado a amigas, sólo le veo ventajas… La única duda, como te decía, es que en la última regla (también me ocurrió en la anterior, uno de los días) el segundo día, que es el de más flujo, cuando me la quité para vaciarla por la tarde (estaba en casa, menos mal!), después no era capaz de lograr que se abriera al volverla a introducir! No me lo podía creer, porque ya lo había hecho unas cuantas veces sin problemas, y tardé media hora en lograrlo. La sensación que tenía era la de que de pronto no parecía haber sitio en mi vagina para que se pudiera abrir. Los dos días siguientes ya no volví a tener este problema. ¿A qué pudo ser debido?

    • María viernes, 15 enero 2016 at 18:33 - Responder

      Hola, María! Me alegro muchísimo de que estés tan encantada como yo con el uso de la copa menstrual. Lo que nos cuentas que te ha pasado puntualmente, se me ocurre que podría ser porque en ese momento no estuvieras suficientemente relajada o porque hayas puesto inconscientemente los músculos de la vagina en tensión al ver que no conseguías que se abriera la copa y por ello se hizo más difícil… La verdad es que no se me ocurre otra cosa, porque si fuera debido a que la copa es más grande de la talla que necesitas, me imagino que hubieras tenido molestias, como me pasaba a mí con esa talla y con los tampones tamaño superplus. Si te sigue pasando y llegas a tener molestias quizás deberías probar con la talla A, pero si no, quizás ha sido sólo eso, un momento de tensión. ¡Mil gracias por escribirnos y compartir tu experiencia!

  23. Reme martes, 1 septiembre 2015 at 22:54 - Responder

    Hola, me ha encantado este artículo y soy una gran defensora de la copa menstrual. Llevo usándola desde hace 3 años y me va genial! Animo a todas a usarla. Desde un principio di con la que me gusto, Iriscup, y aunque probé con otra marca, Ladycup, preferí la primera por su manejabilidad. Tuve unos 2-3,meses de práctica, en los que una vez pensé que tenia que ir a urgencias para que me la extrajeran pero, con tranquilidad conseguí hacerlo yo. Por otra parte siempre he padecido cándida y desde que uso la copa no he vuelto a tenerlas. A esto añadimos dos cosas muy importantes: coste ( 28-30€ cada 10 años) y limpieza con nuestro malogrado planeta.
    Animaros chicas…..

Deja un comentario

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento: (+)

  • Responsable: Klunz Marketing y Comercio Electrónico SL.
  • Fines del tratamiento: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
  • Derechos que le asisten: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.

Los comentarios y el nombre que escribas se publicarán y se verán públicamente. Si prefieres que tu nombre no se vea públicamente, no escribas tus apellidos, pon un seudónimo o escribe simplemente "Anónimo".