Skip to main content

Pesario de CUBO

El pesario de cubo perforado de la prestigiosa marca alemana Dr. Arabin es muy eficaz en el tratamiento de una amplia variedad de grados de prolapso vaginal y uterino, incluso en los casos en que el suelo pélvico está tan debilitado que no es capaz de mantener un pesario de anillo, ante la presencia de cicatrices, cuando existe obstrucción vaginal, problemas de micción o incontinencia urinaria de esfuerzo.

51,99 IVA incluido

Limpiar selección

Descripción

El pesario de cubo perforado de la prestigiosa marca alemana Dr. Arabin es muy eficaz en el tratamiento de una amplia variedad de grados de prolapso vaginal y uterino, incluso en los casos en que el suelo pélvico está tan debilitado que no es capaz de mantener un pesario de anillo, ante la presencia de cicatrices, cuando existe obstrucción vaginal, problemas de micción o incontinencia urinaria de esfuerzo.

Las perforaciones en el pesario de cubo permiten un drenaje de descarga.

El efecto de vacío que proporciona el pesario de cubo hace que éste se adhiera a las paredes vaginales y se mantenga en su lugar incluso en los casos de debilidad acusada del suelo pélvico cuando no es posible el uso de un pesario de anillo porque no se consigue mantenerlo colocado.

El pesario de cubo se puede utilizar también para elastificar cicatrices, mejorar los casos de obstrucción vaginal, e incluso antes de una cirugía de prolapso para mejorar la circulación sanguínea y, en consecuencia, la calidad de los tejidos.

Gracias a la presión negativa que ejercen sus concavidades, resultado del efecto de succión, en casos de incontinencia urinaria de esfuerzo funciona también a modo de tampón para la incontinencia, es decir, elevando ligeramente la pared vaginal y corrigiendo el cuello vesical de tal manera que evita en gran medida las pérdidas de orina producidas al realizar un esfuerzo.

Los pesarios son unos dispositivos que se colocan en la vagina y sirven para elevar y dar soporte recolocando el útero, la vagina, la vejiga o el recto cuando cualquiera de ellos ha descendido de su lugar habitual debido a la debilidad de los tejidos y músculos del suelo pélvico.

El soporte que otorgan los pesarios recoloca y fija en su sitio los órganos que han descendido, liberando de presión y facilitando la irrigación sanguínea y la oxigenación de los tejidos, mejorando significativamente la calidad de vida de quienes lo padecen y pudiendo, a veces, incluso evitar la cirugía a un coste mínimo.

Indicaciones del pesario de cubo

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo durante ejercicios hiperpresivos o deportes de impacto sostenidos: aerobic, tenis, pádel, running…
  • Prolapso moderado o exteriorizado.
  • Cistocele y rectocele mediano.
  • En el postparto, cuando ocurre un prolapso o incontinencia transitorios.
  • En retracciones de cicatrices.

Características del pesario de cubo

Forma cúbica con un cordón reforzado que facilita su extracción.

5 tallas de diferentes medidas para una correcta adhesión y eficacia: desde 25 mm. a 45 mm.

Modo de empleo y limpieza del pesario de cubo

El pesario de cubo debe ser lo suficientemente grande para permanecer colocado, pero sin producir molestias.

La colocación del pesario de cubo, dependiendo de las necesidades de la paciente, podrá ser en el tercio proximal de la vagina (a la altura del cérvix) cuando se trate de prolapsos aislados (descenso de la cúpula vaginal o del útero), pero también en el tercio medio vaginal, utilizando un cubo de tamaño mayor y permitiendo dar soporte tanto a la vejiga como al útero y al recto, en caso de prolapsos combinados.

Se coloca igual que un tampón intentando comprimirlo entre el pulgar y el índice.

Para retirarlo NO se debe tirar del cordoncillo.

Hay que eliminar en primer lugar la succión que ejerce sobre las paredes de la vagina, introduciendo el dedo entre el pesario y la pared vaginal y luego comprimirlo suavemente usando el cordoncillo como guía para extraerlo suavemente.

Deberá ser el ginecólogo o fisioterapeuta especialista en suelo pélvico quien recomiende, en cada caso particular, qué tamaño se necesita y cuántas horas se puede llevar colocado al día para ir aumentándolas progresivamente.

El periodo máximo de aplicación ininterrumpida del pesario Cubo es de 28 días.

Se recomienda que la propia paciente aprenda a cambiarse el pesario, por ejemplo, para quitárselo durante la noche y volverlo a insertar por la mañana.

Debe ser un profesional sanitario especialista quien enseñe a la paciente a quitarse y ponerse el pesario.

Este producto debe ser usado sólo y exclusivamente por una única persona.

El pesario debe conservarse a temperatura ambiente.

Antes de cada inserción, debe revisarse exhaustivamente para comprobar que no existan irregularidades en su superficie. En el caso de hallar arañazos, fisuras o cualquier señal de deterioro, debe cambiar el pesario.

El pesario de cubo con botón debe insertarse con el botón hacia el útero y el cordoncito hacia fuera de la vagina.

El pesario se puede lavar con agua corriente templada, sin necesidad de usar ningún desinfectante.

En caso de necesitar esterilizar el pesario, se puede usar una solución que contenga aldehído, o bien, con vapor a 134ºC/3,8 bar.

Se recomienda su uso con un gel hidratante o lubricante de base agua.

Si necesitas ampliar información, aquí puedes descargarte el CATÁLOGO DE PESARIOS de Dr. Arabin con todos los modelos disponibles y en este otro enlace tienes el MANUAL DE INSTRUCCIONES del pesario de cubo.

Información adicional

Peso 0.050 kg
Dimensiones 15 x 10 x 6 m

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de la navegación de los usuarios y así mejorar nuestros servicios y ofrecerte las mejores ofertas y promociones adaptadas a tus preferencias e intereses. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies