Top Menu

Cinturon pelvico Physiomat Comfort
Cinturon pelvicoCinturon pelvico Physiomat

Cinturón pélvico Physiomat Comfort (Tallas >40)

34,99  IVA incluido

Desarrollado en base a los estudios y trabajos de la prestigiosa doctora y fisioterapeuta francesa Bernadette de Gasquet, el cinturón pélvico Physiomat tiene la capacidad de corregir y provocar una postura adecuada que consigue proteger el suelo pélvico de hiperpresiones y la zona lumbar de hiperlordosis sin privar de movimiento a la pelvis o a la espalda.

Ideal durante el embarazo y el postparto, resulta muy útil igualmente para deportistas, en caso de dolores de espalda, prolapsos o descenso de órganos pélvicos (POP), incontinencia urinaria de esfuerzo y para proteger la espalda y el suelo pélvico en trabajos que impliquen el transporte frecuente de peso o permanecer de pie durante largos periodos de tiempo.

Hay existencias

Descripción del producto

Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

El cinturón pélvico Physiomat ha sido desarrollado en base a los estudios y trabajos de la prestigiosa doctora y fisioterapeuta francesa Bernadette de Gasquet, autora de los libros: Abdominales: Detén la masacre o Perinée Arretons le massacre, entre otros best sellers de la Fisioterapia de suelo pélvico, el embarazo y el postparto.

El cinturón pélvico Physiomat tiene la capacidad de corregir y provocar una postura adecuada que consigue proteger el suelo pélvico de hiperpresiones y la zona lumbar de hiperlordosis sin privar de movimiento a la pelvis o a la espalda.

Es decir, el cinturón pélvico Physiomat fuerza a adoptar una postura correcta.

Indicaciones

Ideal durante el embarazo y el postparto, resulta muy útil igualmente para deportistas, en caso de dolores de espalda, prolapsos o descenso de órganos pélvicos (POP), incontinencia urinaria de esfuerzo y para proteger la espalda y el suelo pélvico en trabajos que impliquen el transporte frecuente de peso o permanecer de pie durante largos periodos de tiempo.

Al contrario que los cinturones lumbares que inmovilizan la espalda y dan un soporte pasivo, el cinturón pélvico Physiomat estabiliza la articulación sacro iliaca y reposiciona la pelvis.

Está comprobado mediante estudios científicos que su uso disminuye la hiperlordosis, provoca una corrección del centro de gravedad (que se ha visto modificado a causa del embarazo o por hábitos posturales incorrectos) y de los apoyos plantares, un aumento de la estabilidad y de la fuerza distal.

Esta estática afecta directamente a la cincha abdominal, reforzando el transverso abdominal inferior, es decir el core, reposicionando las vísceras hacia arriba y consiguiendo tonificar toda la musculatura abdominal profunda, proteger el suelo pélvico y estimular la tonificación perineal.

Gracias al reposicionamiento de la pelvis y la posición del esternón, el diafragma tiene más movilidad, las respiraciones son más profundas y menos subóptimas, la circulación sanguínea mejora, la columna se elonga, los músculos de la espalda se fortalecen y las fuerzas que generan los esfuerzos (levantar un peso, dar un salto, estornudar, toser, reír,…) se dirigen hacia la zona del sacro y no hacia el suelo pélvico, lo cual constituye una gran protección contra los prolapsos y tras una histerectomía.

Lejos de constituir un sostén pasivo, el cinturón pélvico Physiomat no inmoviliza sino que, por el contrario, aumenta la amplitud dinámica y la resistencia haciendo trabajar la musculatura dorsal, abdominal y pélvica.

Este tipo de cinturones son una réplica de los que se llevan utilizando desde hace siglos en la danza del vientre, las artes marciales o el levantamiento de peso.

El cinturón pélvico Physiomat responde a varias necesidades tanto en la mujer embarazada, durante todo el periodo que dura la gestación, en el postparto y en casos de deportistas de alto impacto, mujeres que deben transportar peso a menudo o en aquéllos casos de debilidad o hipotonía abdominal o del suelo pélvico.

Cinturón pélvico durante el embarazo

Este es un periodo en el que el cuerpo de la mujer se ve sometido a una dura prueba no sólo por el peso y dimensiones que adquiere el abdomen, sino también por la hiperlaxitud de las articulaciones provocada por la relaxina, hormona cuyos niveles habituales se multiplican por diez en los últimos meses de embarazo.

El cinturón pélvico Physiomat, que no debe confundirse con una faja abdominal ni con un cinturón lumbar, debe colocarse por encima de los huesos de la pelvis y está especialmente indicado durante el embarazo para:

  • Dolores de la parte baja de la espalda: sacroilíacos y lumbares.
  • Problemas circulatorios.
  • Hipermovilidad de la sínfisis púbica.
  • Dolores de ligamentos.
  • Sensación de pesadez.
  • Urgencia e incontinencia urinarias.
  • Contractilidad uterina.

Durante todo el periodo que dure el embarazo, el cinturón pélvico Physiomat puede ser utilizado sin límite de tiempo y también en el postparto, especialmente durante los veintiún días posteriores al parto.

Cinturón pélvico postparto

El cinturón pélvico Physiomat está también muy recomendado en el postparto para ayudar a combatir:

  • Dolores de espalda, cervicales o riñones.
  • Dolores de la parte baja de la espalda: sacroilíacos y lumbares.
  • Dolores en la sínfisis púbica.
  • Sensación de pesadez.
  • Incontinencia urinaria.
  • En caso de cesáreas para aliviar la tensión de la cicatriz.

Otros casos de indicaciones del cinturón pélvico Physiomat

  • Tras intervenciones quirúrgicas abdominales y pélvicas: histerectomía, prolapso o hernias.
  • En casos de hiperlaxitud.
  • Trabajadores o deportistas con altas posibilidades de prolapso que ponen en riesgo su suelo pélvico por permanecer de pie mucho tiempo o por transportar peso muy a menudo.
  • Deportistas que solicitan una gran movilidad de la espalda y la pelvis (tenistas, esquiadores,…).
  • Mujeres con incontinencia de esfuerzo.

El cinturón pélvico Physiomat Comfort (116,5 cm de longitud y 8 cm de ancho) está indicado para mujeres con una talla superior a la 40, pelvis con mayor movilidad o hiperlaxas y caderas más prominentes.

El cinturón pélvico Physiomat Tonic (115 cm de largo y 5 cm de ancho) está indicado para mujeres de talla inferior a la 40, deportistas y personas menudas o poco laxas.

Recomendaciones de uso del cinturón pélvico Physiomat

Durante todo el periodo que dure el embarazo, el cinturón pélvico Physiomat puede ser utilizado sin límite de tiempo y también en el postparto, especialmente durante los veintiún días posteriores al parto.

Cuando se permanezca sentada durante un largo periodo de tiempo es recomendable retirar el cinturón pélvico.

Recomendaciones de colocación

La colocación correcta del cinturón pélvico es muy importante.

En ningún caso se debe colocar a nivel lumbar o abdominal.

El cinturón se coloca horizontalmente sobre la pelvis, a nivel del sacro por detrás y justo por encima de la articulación femoral y de la sínfisis púbica.

Se puede colocar perfectamente por encima de la ropa y no es necesario desnudarse para quitarla o ponerla.

Para colocar correctamente el cinturón pélvico Physiomat, te recomendamos ver el siguiente vídeo:

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.