Top Menu

Jornadas sobre Evidencias Científicas en Suelo Pélvico

Jornadas sobre evidencias científicas en suelo pélvico

Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+5Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Incontinencia urinaria, incontinencia de gases y heces, alteraciones del tracto urinario inferior, prolapso de órganos pélvicos, disfunciones defecatorias, disfunciones sexuales y síndrome de dolor pélvico crónico son ejemplos de alteraciones del suelo pélvico que afectan a la salud de muchas mujeres y hombres y deterioran en gran medida su calidad de vida.

Si estás leyendo este post y crees que la cosa no va contigo, porque por ahora no tienes ningún problema para contener la orina o las heces, tus relaciones sexuales son satisfactorias, y ningún órgano pélvico te está dando la lata… ¡Te equivocas!

La cosa va contigo, más de lo que crees, porque todas las mujeres, sea cual sea su edad o el ciclo vital en el que se encuentren, debemos conocer el estado de la musculatura de nuestro suelo pélvico, aprender qué podemos hacer para mejorarla y tener muy claro qué no debemos hacer para seguir estando bien durante muchos años más.

Evidencias científicas en suelo pélvico

El pasado sábado 1 de noviembre asistimos a las Jornadas sobre evidencias científicas en suelo pélvico, celebradas en Madrid, donde un equipo multidisciplinar de especialistas compartió con más de medio centenar de profesionales allí reunidos las últimas investigaciones sobre prevención y tratamiento de los problemas relacionados con la musculatura del suelo pélvico.

Aunque para la mayoría de la población este campo continúa siendo un gran desconocido, son ya muchas las décadas de experiencia que los especialistas en suelo pélvico llevan a sus espaldas, y millones de pacientes en todo el mundo los que han comprobado en primera persona cómo sus problemas de salud pelviperineal, para los que antes nadie buscaba ni hallaba una solución, pueden resolverse.

Toda esa experiencia clínica lleva años siendo objeto de estudio en multitud de trabajos de investigación que confirman, a la luz de la ciencia, que el tratamiento multidisciplinar de las disfunciones del suelo pélvico tiene altas tasas de éxito, y que apostar por la prevención es crucial para evitar futuras disfunciones perineales.

Mejor prevenir que curar

En esta línea, la fisioterapeuta y profesora de la Universidad de Sevilla, Carmen Suárez Serrano, hizo especial hincapié durante las Jornadas en que el trabajo preventivo es fundamental para mantener la salud y mejorar la calidad de vida de la mujer, en su esfera más íntima.

Evidencias científicas en Suelo pélvico

Carmen Serrano abordó el estado actual de la evidencia científica en suelo pélvico y salud en la mujer.

Asimismo, subrayó un aspecto crucial en la Fisioterapia de suelo pélvico, la importancia de la implicación del paciente en el tratamiento: «Gran parte del éxito del tratamiento va a depender del propio paciente, de lo que trabaje por su cuenta una vez que salga de la consulta», afirmó.

Y es que, efectivamente, de poco vale ir al fisio una vez por semana si luego no sigues a rajatabla las recomendaciones para la vida diaria ni los ejercicios pautados.

El embarazo, un momento crucial para el suelo pélvico

Otro de los puntos principales de las Jornadas fue el abordaje fisioterapéutico y osteopático de la mujer embarazada, tanto desde el punto de vista preventivo, como terapéutico. En cuanto a lo primero, se habló acerca de la existencia de evidencia científica de los ejercicios de suelo pélvico y del masaje perineal, así como del uso de dispositivos como el EPI·NO para preparar el periné para el parto.

En lo que al tratamiento se refiere, de la mano de Elena Martínez Loza, fisioterapeuta y osteópata (autora del libro “Tratamiento Osteopático de la Mujer: infertilidad funcional, embarazo y posparto”), se repasó en profundidad una de las dolencias más comunes durante el embarazo: la lumbalgia.

Casi el 50% de las mujeres gestantes experimenta este cuadro de dolor lumbar y/o pélvico posterior durante el embarazo, con más frecuencia entre el quinto y el séptimo mes. Entre los factores de riesgo que la mujer puede tratar de modificar, se encuentra el aumento de peso por encima de las recomendaciones médicas. Así que si estás embarazada, presta atención a lo que comes y mantente lo más activa posible, siempre y cuando tu ginecólogo no te haya prescrito reposo.

Pero si a pesar de cuidarte, la lumbalgia llama a tu puerta, no desesperes. Tanto la fisioterapia como la osteopatía pueden ayudarte a mejorar los síntomas y disminuir el dolor. Eso sí, ponte en manos de un especialista tan pronto como aparezcan las primeras molestias, evitarás así el desarrollo de compensaciones musculares y/o articulares para intentar paliar ese dolor lumbar, generando molestias en otras zonas de tu cuerpo.

Evidencias científicas en suelo pélvico

La lumbalgia durante el embarazo fue uno de los temas abordados durante las Jornadas sobre evidencias científicas en suelo pélvico.

Martínez Loza abordó asimismo otra de las disfunciones de suelo pélvico que con frecuencia vemos en consulta: la neuralgia del nervio pudendo; mientras Carmen Suárez arrojó luz en el tratamiento de la coccigodinia, un problema doloroso a nivel del coxis frecuente en el posparto, cuyo tratamiento precoz tiene muy buenos resultados.

Gimnasia abdominal hipopresiva en las disfunciones de suelo pélvico

El Dr. Marcel Caufriez, creador del Método Hipopresivo del que ya te he hablado en uno de los artículos de este blog, fue otro de los protagonistas en estas Jornadas sobre evidencias científicas en suelo pélvico.

Los hipopresivos son ejercicios posturales que no aumentan la presión abdominal o que la disminuyen, y han demostrado ser beneficiosos para descongestionar la pelvis y mejorar los síntomas de incontinencia urinaria y prolapsos.

El Dr. Marcel Caufriez centró su ponencia en el embarazo, el parto y el posparto, y recomendó realizar hipopresivos tres semanas antes del parto y hasta el momento de este. Durante la fase de expulsivo en el parto su afirmación fue tajante: «Las mujeres no deben empujar, ya que el empuje produce una interrupción de la circulación sanguínea y puede frenarse la fase de expulsivo».

En su defecto, según Marcel, durante el parto las mujeres deberían adoptar posturas hipopresivas, por ejemplo, en suspensión, para anular el empuje del diafragma torácico, permitir que la circulación sanguínea entre la madre y el feto fluya sin interrupciones, aumenten los niveles de oxitocina natural de la parturienta y, con ello, las contracciones uterinas que ayuden al bebé a salir al exterior.

La realización de hipopresivos prosigue en el posparto, pero respetando los tiempos que el Dr. Marcel Caufriez, en base a sus investigaciones, ha comprobado eficaces y seguros para la madre.

Durante los tres días siguientes al nacimiento del bebé, el experto recomienda la realización de hipopresivos preinvolutivos, pues según su experiencia aumentan la velocidad de la involución uterina (dice ganar hasta una semana en este proceso). A partir del tercer día, sin embargo, la madre debe dejar de hacer hipopresivos, ya que estos pueden retrasar la involución y podrían producir una retirada de la leche materna.

A partir de los tres meses posparto el creador del Método afirma que se puede retomar la práctica de hipopresivos, a fin de mejorar el estado de la musculatura del suelo pélvico y la faja abdominal, que muy probablemente se encuentren alterados tras el embarazo y el parto.

El trabajo en equipo y la importancia de la investigación

Una de las principales conclusiones que sacamos de las Jornadas fue la gran importancia del trabajo en equipo para lograr el éxito en el tratamiento de las disfunciones del suelo pélvico.

Durante décadas, el estudio de la problemática y el tratamiento de los trastornos de esta parte esencial de nuestro cuerpo, se ha llevado a cabo de manera individualizada según las distintas especialidades: urología, ginecología y coloproctología. Sin embargo, es necesario enfocar el suelo pélvico y sus disfunciones de forma integral, no compartimentada, haciendo confluir el conocimiento de las distintas ramas sanitarias y ofreciendo a los pacientes soluciones personalizadas.

En los últimos años el trabajo interdisciplinar está avanzando a un ritmo considerable, así como la labor investigadora de los profesionales dedicados a la salud del suelo pélvico. Cada vez más, afortunadamente, los buenos profesionales no hacen las cosas “porque sí”, sino porque existe una evidencia científica de que cierta recomendación o determinado tratamiento van a beneficiar al paciente y mejorar su calidad de vida.

Sin embargo, aún nos queda mucho camino por recorrer. Un camino tan apasionante como necesario, para seguir aportando a nuestros pacientes el mejor de los tratamientos a nuestro alcance. Por eso, voy a tomarme la licencia de acabar el artículo de hoy dirigiendo mis palabras no tanto a los pacientes, como acostumbramos a hacer en este blog, sino a todos los profesionales que os dedicáis de una u otra forma a la salud del suelo pélvico.

Queridos colegas de profesión (fisioterapeutas, ginecólogos, matronas, coloproctólogos, urólogos, psicólogos…): nunca la situación nos brindó una posibilidad mejor para trabajar en equipo. Ahora más que nunca, cuando la comunicación al minuto desde cualquier parte del mundo es una realidad, cuando las barreras idiomáticas son cada vez más fáciles de vencer… no tenemos excusa, se nos pide estar a la altura.

Tenemos el reto y la gran oportunidad, pero sobre todo, el deber, de colaborar entre nosotros, compartiendo conocimientos, mejorando la comunicación y cooperando en pro de lo más importante de nuestra profesión, de la razón de ser de nuestro trabajo: aquellos que necesitan nuestra ayuda.

Desde En Suelo Firme os invito a sumaros a la aventura de divulgar conocimiento y hacer llegar a nuestros pacientes información de calidad, tan necesaria en este mar llamado Internet donde muchas veces en vez de la calma, reinan el ruido, el intrusismo, el alarmismo, la charlatanería, la falta de rigor o los tratamientos milagrosos.

Así que os dejo la puerta abierta, compañeros y compañeras, para que entréis a En Suelo Firme y os sintáis como en casa para compartir con nosotras, pero sobre todo, con nuestra comunidad de lectores y lectoras, vuestra experiencia profesional, vuestras recomendaciones, propuestas, investigaciones y reivindicaciones. ¿Que cómo puedes hacerlo? Dejándonos un mensaje en el apartado Contáctanos o escribiendo un comentario justo aquí debajo, al final del post.

Suscríbete a nuestra newsletter si no quieres perderte ninguno de nuestros posts semanales.

¡Feliz fin de semana para todos!

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+5Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

, ,

No existen comentarios

Deja un comentario

A los efectos de lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, usted queda informado y presta su consentimiento para que sus datos personales sean utilizados con la finalidad de gestionar correctamente el uso del foro. Los datos serán conservados de modo confidencial y no comunicados a terceras empresas o personas.

Si se nos proporcionan datos de terceros, la persona que lo haga deberá, bajo su responsabilidad, informar al afectado de lo dispuesto en esta cláusula y obtener previamente su consentimiento. En todo caso, pueden ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la siguiente dirección de e-mail: info@ensuelofirme.com