Top Menu

Higiene íntima femenina y geles lubricantes

Geles lubricantes y productos íntimos que no pueden faltar en tu neceser

Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+4Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

En el post de hoy, por primera vez en nuestro blog, nos dirigimos al público femenino desde una voz masculina: la de Carlos Ortiz, director de Condomcampus, condonería y tienda de salud sexual.

Nuestro autor invitado, gran conocedor de su sector, nos va a hablar en profundidad sobre los lubricantes íntimos y otros productos para la higiene femenina que no pueden faltar en tu neceser.

Sin más preámbulos, te dejamos con él.

¡Que lo disfrutes!

Hoy en día existen en el mercado muchos productos íntimos para mujeres, encaminados a mejorar su salud sexual.

Algunos ejemplos son las toallitas íntimas, las esponjas vaginales, los geles lubricantes… entre otros productos íntimos femeninos.

Si quieres disfrutar de una salud y vida sexual satisfactorias, hay dos factores primordiales que deberías tener muy presentes: una buena higiene y una lubricación adecuada.

En este artículo voy a darte algunos consejos que, aunque básicos y esenciales, muchas veces no se les da la importancia suficiente, y con el simple hábito de seguirlos correctamente, conseguirás mejorar tu salud íntima en muy poquito tiempo.

También te daré algunas recomendaciones sobre los que para mí son los productos más eficaces del mercado, como complemento ideal para conseguirlo.

Lo primero, la higiene íntima

Antes de cualquier otra cosa, es de suma importancia mantener una adecuada higiene íntima.

Hay mujeres que no lo saben (y otras que sí, pero muchas veces se les olvida), pero la manera correcta de limpiarse la vagina es de delante hacia atrás, en otras palabras con un movimiento que va desde la vagina hasta el ano.

Salud sexual femenina y lubricantes

La primera recomendación para preservar la salud femenina es mantener una correcta higiene íntima.

Con este hábito sencillo, evitaremos que cualquier bacteria que se encuentre alojada en el ano llegue a la mucosa vaginal, pudiendo producir infecciones indeseadas.

Generalmente y como costumbre esto suele hacerse con papel higiénico, el problema es que el papel puede contener bacterias según cómo lo hayas guardado o si ha estado en contacto con el suelo u otros materiales, y cuando vamos a limpiarnos podemos traspasar sin querer estos resíduos a la vagina.

Aunque de primeras parece una cosa inofensiva y podrías pensar: “Qué más dará unas pocas bacterias y suciedad de más en nuestra vida ya nociva y ajetreada del día a día…”, lo cierto es que hacer esto de forma incorrecta puede acabar causando molestias e infecciones.

También hay que tener en cuenta que, en algunos casos, la textura y el tacto seco del papel higiénico puede incluso llegar a producir pequeñas rozaduras o irritación a consecuencia de su uso continuado.

Una alternativa al papel higiénico es utilizar toallitas húmedas íntimas, cuanto más naturales mejor.

Lubricantes e higiene íntima con las toallitas-to-tab

Si en la vorágine diaria te vieras en la necesidad de utilizar toallitas íntimas, recuerda: siempre deben ser hipoalergénicas y sin productos químicos y artificiales añadidos.

Lo ideal es buscar algunas que sean hipoalergénicas y sin productos químicos y artificiales añadidos, ya que lograrás tener una mejor higiene (las toallitas vienen herméticamente cerradas o empaquetadas en formato monodosis), te quedarás con una agradable sensación de frescor (gracias a su leve lubricación natural) y, además, evitarás alergias y reacciones cutáneas indeseadas (ya que son más suaves y respetuosas con la piel y los tejidos).

Hoy en día contamos en el mercado con toallitas íntimas en presentaciones compactas y fáciles de llevar a cualquier sitio.

Para su utilización tan solo tienes que añadirles un poco de agua, con la que incrementan su tamaño, y listo.

Recuerda buscar siempre toallitas completamente hipoalergénicas, con las que no tendrás ningún riesgo de sufrir reacciones alérgicas.

Ten en cuenta que es esencial que, si disfrutas del uso de productos de entrenamiento del suelo pélvico o juguetes sexuales, también estos necesitan estar completamente limpios y desinfectados, y para este  fin las toallitas también serán unas grandes aliadas, sobre todo cuando vayas de viaje o tengas mucha prisa, y no dispongas de tiempo o ganas de limpiar tus aparatos y/o juguetitos íntimos a conciencia.

Existen toallitas especialmente creadas para este fin, el de limpiar y desinfectar tus juguetes sexuales después de cada uso.

Impregnadas con una solución desinfectante que se fabrica bajo estricto control dermatológico, dejan una sensación muy suave en los juguetes, respetando el material del que están hechos y, además, no contienen alcohol.

Recuerda que si limpias y desinfectas tus dispositivos de entrenamiento del suelo pélvico después de cada uso, prolongas su vida útil.

Lo segundo, una buena lubricación

Toda mujer sabe que una correcta lubricación es esencial para disfrutar más de sus relaciones sexuales, para un uso correcto de aparatos de entrenamiento del suelo pélvico o, simplemente, para evitar los molestos efectos de la sequedad vaginal.

¿Pero, cómo ocurre el proceso de lubricación natural?

La lubricación vaginal ocurre cuando existe un incremento del líquido vaginal, causado por un aumento de la dilatación del plexo vascular subepitelial  (se le llama plexo a una red de varios ramos nerviosos o vasculares), producto de la excitación sexual.

Cabe mencionar que los estrógenos juegan un papel clave en todo este proceso.

El objetivo de la lubricación es facilitar la penetración y los movimientos del pene dentro de la vagina, así como mantener una correcta higiene fisiológica del aparato reproductor femenino.

Motivos principales de la falta de lubricación

Son varias las razones por las que una mujer puede necesitar utilizar un gel lubricante íntimo, tanto para evitar que las relaciones sexuales resulten dolorosas, como para paliar los efectos negativos de la sequedad vulvar.

Entre ellas las más comunes son:

  • Un desajuste hormonal.
  • La menopausia, ya que existe una disminución de estrógenos.
  • Enfermedades como vaginitis o clamidia.
  • El momento del ciclo menstrual en el que se encuentre la mujer.
  • Estar viviendo situaciones de mucho estrés.
  • Estar tomando medicamentos como antidepresivos o algunas pastillas anticonceptivas.
  • Consumir frecuentemente alcohol, tabaco o marihuana.

¿Qué podemos hacer para tener una buena lubricación?

Debes saber que tener algunos periodos de resequedad vaginal es completamente normal, y éstos se irán incrementando conforme te vayas acercando a la menopausia.

Lubricantes e higiene íntima para disfrutar de tu vida sexual

Una correcta lubricación es esencial para disfrutar de tus relaciones sexuales, para usar dispositivos de entrenamiento del suelo pélvico y para evitar la incomodidad de la sequedad vaginal.

Si, por el contrario, esta situación permanece por un tiempo relativamente largo, será necesario que acudas al ginecólogo para determinar las causas de tu problema.

No obstante, seguir estos consejos también puede ayudarte a mejorar el problema:

  • Alargar el tiempo del juego previo al coito, para darle tiempo a tu vagina a que se lubrique (esto, además, hará que sea más fácil para ti alcanzar el orgasmo).
  • Recuerda que el estrés puede hacer que sea más difícil la lubricación vaginal, así que relájate. Toma un baño relajante, date un masaje, aprende meditación o yoga, etc.
  • Toma suficiente agua, la base de los fluidos vaginales tiene como compuesto principal el agua. Si te aburre o no te apetece beber agua, siempre puedes variar tu ingesta diaria o semanal de líquidos (entre 1 y 2 litros diarios de líquidos es lo ideal, entre 3 y 6 tazas colmadas al día). Los más recomendados son los caldos de verduras y zumos de frutas, por su alto poder alcalinizante de la sangre. Los zumos de frutas es mejor tomarlos en ayunas por la mañana a primera hora, y los caldos de verduras durante el día, pero alejados de las comidas.
  • Cuida que tu alimentación esté debidamente balanceada y que predominen las verduras y hortalizas frescas (70% crudas y 30% cocinadas). También procura disminuir el consumo de carnes, prefiriendo siempre el pescado blanco y en algunas ocasiones el azul. En cuanto a los almidones o carbohidratos complejos, debes moderar su ingesta y elegir siempre los integrales por su mayor contenido en fibra, vitaminas y minerales.
  • Usa lubricantes femeninos naturales que respeten el pH vaginal y te ayuden a mejorar el día a día de tu vida íntima y sexual.

Entonces… ¿Cómo elegir un buen lubricante femenino?

En el mercado encontrarás multitud de marcas y tipos de geles lubricantes íntimos, pero, en mi opinión, a la hora de escoger un buen lubricante íntimo, hay tres factores primordiales:

  • que sea lo más natural posible (sin parabenos ni tóxicos químicos),
  • que sea antialérgico y respete el pH de las mucosas,
  • y que tenga propiedades antibacterianas y desinfectantes.
Lubricantes íntimos naturales e hipoalergénicos

Siempre debemos decantarnos por el uso de lubricantes respetuosos con el pH vaginal y que, además, sean hipoalergénicos.

Una vez considerados estos tres requisitos,  las opciones disponibles son varias.

Algunos lubricantes para relaciones íntimas están hechos a base de agua y otros de aceite, algunas personas hasta utilizan lubricantes creados a base de gelatina de petróleo o silicona.

¿Cuál es el mejor para ti? 

La elección del gel lubricante para ti (agua, aceite o silicona), dependerá del tipo de uso que le quieras dar, así como del tiempo medio que duran tus relaciones sexuales y del método anticonceptivo que utilices.

Algunos consejos que te pueden ayudar son los siguientes:

Sobre los lubricantes de agua

Entre los beneficios de este tipo de gel lubricante están la facilidad de limpieza y el que pueda ser usado sin problemas junto con preservativos.

Sin embargo, según el tipo de productos (de ahí la importancia de escoger uno natural e hipoalergénico) podría causar irritaciones en la piel, tanto en la mujer como en el hombre, en especial aquellos que tienen algún sabor y olor.

Otro aspecto negativo es que si la relación sexual se extiende por un periodo largo de tiempo, el lubricante se secará y tendrás que volver a aplicártelo repetidas veces.

Sobre los lubricantes de aceite

Generalmente, están hechos a base de aceites naturales como de oliva y de maíz, entre otros.

Estos permanecen por más tiempo que los de agua, pero son más difíciles de quitar de la piel y pueden quedar manchas en las telas.

Pero su verdadero inconveniente es que podrían causar daños a los anticonceptivos a base de látex, como los condones y el diafragma femenino, provocando que no funcionen correctamente.

Así que si finalmente te decides por este tipo de producto, tendrás que utilizar junto a él un método anticonceptivo alternativo (como la píldora anticonceptiva).

Sobre los lubricantes de petróleo o silicona

Este tipo de gel lubricante inicialmente no fue creado para usarse como lubricante vaginal, e incluye la vaselina y los aceites para bebés, aunque algunas personas los utilizan de esta manera.

Pueden causar irritaciones, cambios en el pH de la vagina y hasta infecciones; y entre sus características está que destruyen el látex fácilmente, por lo que si se utilizan junto con el condón o diafragma, estos métodos no resultarán efectivos, pudiendo llevar a un embarazo no deseado o a una enfermedad de transmisión sexual.

Recomendaciones finales sobre los lubricantes para mujeres

Sea cual sea el tipo de lubricante que decidas utilizar, es importante que éste sea antialérgico y que hagas una pequeña prueba, aplicando el producto sobre tu piel, para asegurarte que no tengas ninguna reacción alérgica.

También es importante que evites aquellos lubricantes o geles íntimos que contengan productos químicos: elige siempre lo natural.

Recuerda que antes de utilizar cualquier producto íntimo, es recomendable que acudas a tu ginecólogo y le preguntes su opinión.

Otros productos íntimos femeninos que te pueden resultar útiles

Además de geles lubricantes para relaciones íntimas y toallitas higiénicas, existen otros productos que me parecen muy interesantes para mejorar la salud sexual femenina:

Los parches contra los dolores menstruales o Kinesiology Tapes, que actúan aliviando los dolores causados por el periodo menstrual.

Basta con ponerse un parche en el vientre, cerca del pubis, y otro en la zona lumbar y listo, alivio instantáneo al cabo de unos minutos.

Su efecto está basado en un compuesto llamado turmalina, que al entrar en contacto con la piel, genera calor y produce un efecto calmante a nivel local.

Lubricantes e higiene femenina

Testadas dermatológica y clínicamente, las esponjas vaginales son una alternativa a los tampones.

La bolsas esterilizadoras para copa menstrual, para usar fácilmente en el microondas, y se puede servir hasta 100 veces.

Basta con ponerle un poco de agua, introducir la copa menstrual en la bolsa, y meterla al microondas por unos minutos. 

Las esponjas vaginales sin cordón: se trata de unos tampones suaves, probados dermatológica y clínicamente, y fáciles de poner y quitar.

Hasta es posible mantener relaciones sexuales, hacer deporte o cualquier otra actividad mientras los usas, sin ningún problema o molestia. 

Recuerda que tu salud física y sexual dependen en gran medida de ti, cuídate adquiriendo hábitos de vida saludables y adecuados, y no olvides acudir a tu ginecólogo para que te haga revisiones periódicas.

Si te ha gustado este post y crees que puede ser de utilidad para alguien que conoces, es muy fácil, ¡compártelo en las redes sociales!

Y no te pierdas ninguno de nuestros artículos semanales, apuntándote a nuestra newsletter.

Nuestros amigos de Condomcampus.com disponen de una sección de lubricantes sexuales donde podrás encontrar los geles lubricantes de los que Carlos nos ha hablado en el artículo de hoy. También, en su sección de salud sexual encontrarás el resto de productos del post.

 

Carlos Ortiz Rodríguez
es director en Condomcampus, condonería y tienda de salud sexual.

Con formación en empresariales y marketing online, Carlos compagina su actividad como emprendedor con la redacción de artículos en blogs del sector de la sexualidad con el objetivo de mejorar la salud sexual de las personas.

Puedes encontrarle también en las redes sociales Facebook y Twitter.

¿Quieres ser nuestro próximo autor invitado?

Escríbenos a info@ensuelofirme.com y cuéntanos sobre qué tema quieres escribir.

¡Anímate a hablarnos de tu especialidad y experiencia!

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+4Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

No existen comentarios

Deja un comentario

A los efectos de lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, usted queda informado y presta su consentimiento para que sus datos personales sean utilizados con la finalidad de gestionar correctamente el uso del foro. Los datos serán conservados de modo confidencial y no comunicados a terceras empresas o personas.

Si se nos proporcionan datos de terceros, la persona que lo haga deberá, bajo su responsabilidad, informar al afectado de lo dispuesto en esta cláusula y obtener previamente su consentimiento. En todo caso, pueden ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la siguiente dirección de e-mail: info@ensuelofirme.com