Top Menu

Deporte y suelo pélvico

Deporte y suelo pélvico

Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+6Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2Email this to someone

A simple vista deporte y suelo pélvico pueden parecer la pareja perfecta. Pero no siempre son una buena combinación… ¿Quieres saber cuáles son las actividades físicas que más le convienen a tu periné y aquellas que es preferible evitar?

Actualmente nadie pone en duda que realizar ejercicio físico de forma regular sea algo más que recomendable. Aumentar nuestra resistencia cardiovascular, fortalecer músculos y articulaciones, controlar nuestro peso, mejorar nuestro estado de ánimo… son algunos de los beneficios que se derivan de este hábito tan saludable.

Sin embargo, algunas actividades físicas pueden poner en riesgo nuestro suelo pélvico, ese conjunto de músculos y ligamentos situado en la parte inferior de la pelvis que se encarga, ni más ni menos, que de sostener la vejiga, la vagina y el recto, y que hace posible la continencia urinaria, entre otras funciones.

En efecto, algunos deportes someten al periné a una serie de presiones que, mantenidas en el tiempo, o bien, ejercidas de manera puntual pero muy intensa, pueden traducirse en pérdidas de orina. Sí, y esto no tiene nada que ver con haber tenido hijos o no: la incontinencia urinaria no sólo afecta a las mujeres que han pasado por el paritorio.

¿Por qué el deporte puede producir pérdidas de orina?

El ejercicio físico solicita la actividad de nuestro periné, pero esto no significa que lo estemos musculando. Es decir, cuando hacemos deporte, y, en realidad, cuando realizamos cualquier esfuerzo (sea deportivo o no), estamos aumentando la presión ejercida sobre el suelo pélvico, solicitando la activación de la musculatura para contrarrestar esa presión, y es esto lo que puede producir las pérdidas de orina. Estornudar, toser, reír, saltar, levantar pesas, correr… son algunos de esos esfuerzos que un periné debilitado puede no ser capaz de contrarrestar.

Hablamos entonces de incontinencia urinaria de esfuerzo, definida como la pérdida involuntaria de orina que tiene lugar durante un esfuerzo, en el que se produce un aumento repentino de la presión abdominal.

La práctica de algunos disciplinas deportivas fomenta más que otras el riesgo de pérdidas de orina. Deportes como el atletismo, salto de trampolín, el baloncesto, el voleibol o la gimnasia deportiva y todos aquéllos donde se realicen saltos repetidos (running, tenis, padel, aerobic,…) solicitan en gran medida el periné y necesitan una intensa activación de los músculos de la cintura abdominal.

Estas contracciones repetidas de los abdominales desarrollan la musculatura abdominal pero, a la vez, van ejerciendo una presión sobre el periné que, en caso de encontrarse debilitado, no tardará en claudicar, produciéndose pérdidas de orina que, en consecuencia, limitarán las actividades deportivas. Toda mujer que practique ejercicio, tanto de forma ocasional como a un alto nivel, puede verse afectada por la incontinencia urinaria de esfuerzo si se da la situación anterior.

Como ya adelantaba, en el primer puesto de esta “lista negra” encontramos el atletismo, la gimnasia deportiva, el baloncesto, el voleibol, el balonmano, el fitness o la equitación. Hacer running, esquiar, patinar, jugar al tenis o al padel… pueden considerarse deportes “de riesgo”, pero en menor medida que los anteriores. El remo, el ciclismo, la natación y el golf podrían denominarse deportes “seguros”.

¿Qué actividades son saludables para el suelo pélvico?

Para empezar, debemos tener en cuenta que lo mejor para nuestro periné es realizar aquellos ejercicios en los que NO se solicite un trabajo constante a los rectos del abdomen (los abdominales de toda la vida) y en los que los impactos se reduzcan al máximo. Por ejemplo, el Yoga, el Pilates o la natación son deportes que trabajan globalmente los diversos grupos musculares, sin focalizarse en los abdominales tradicionales, y son de bajo impacto. Aun así, y como te iremos contando en próximos artículos, algunas de las posturas que se realizan en las disciplinas de Yoga y Pilates deberían modificarse para evitar que se agrave el prolapso, si ya lo padeces.

Además de practicar deportes “seguros” para tu periné, es importante que te ocupes de estos músculos de manera específica, ya que, con frecuencia, son los grandes olvidados en cualquier entrenamiento. A modo general, puedes trabajar el suelo pélvico tanto con ejercicios de contracción activa del periné (Kegel), activando el músculo transverso del abdomen (que trabaja de forma sinérgica con tu suelo pélvico), como con electroestimulación (a domicilio o en la consulta de un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico), además de incorporar a tu día a día rutinas saludables para tu periné, evitando posturas inadecuadas, y accesorios que faciliten su toma de conciencia, como un cojín de propiocepción.

suelo pélvico y deporte

Puedes trabajar tu suelo pélvico con ejercicios de Kegel, mediante la activación del músculo transverso del abdomen, con electroestimulación (a domicilio o con un fisioterapeuta de suelo pélvico), con hipopresivos… Las opciones son diversas, para adaptarse a todas las necesidades.

Incontinencia urinaria y deporte

El ejercicio físico se convierte en una verdadera relación amor-odio cuando las mujeres presentan una disfunción de suelo pélvico. Antes de quedarse embarazadas muchas de ellas disfrutan de una vida saludable en la que el deporte ocupa una parte importante de su tiempo. Tras el parto, un porcentaje importante no puede retomar su rutina de ejercicio físico debido a una incontinencia urinaria o, en menor medida, pero igualmente frustrante, por una incontinencia anorrectal (gases y/o heces).

No serás la primera ni la última que ha dejado de ir al gimnasio por temor a las pérdidas de orina. Un 20% de las mujeres deja de hacer deporte por este motivo y un 40% continúa haciendo ejercicio pero cambia de actividad. Algunas, utilizan medidas de protección como compresas o salvaslips, para poder seguir practicando deporte.

Pero no estoy aquí para hablarte de la cantidad de mujeres que tienen el mismo problema que tú, sino para animarte a cambiar el chip. No se trata de ponerse una compresa y seguir con tu vida de antes (si es que con una compresa se puede conseguir eso…).

Se trata de que vuelvas a poner en forma tu periné y descubras que hay técnicas y accesorios que pueden servir de ayuda en este proceso de reeducación de tu suelo pélvico. En este vídeo te muestro cuáles son: 

La activación y contracción repetida de las fibras musculares del periné, como cualquier otro músculo de nuestro cuerpo, acaba por tonificarlo y reforzarlo. Para empezar a plantarle cara a las pérdidas de orina, cuando la causa es un periné debilitado, puedes comenzar con un ejercicio simple: realiza 10 contracciones de tu suelo pélvico, de tres a cinco veces al día, sin ayudarte de otros músculos de tu cuerpo (rectos abdominales, glúteos, aductores) y tratando de respirar de manera normal (sin apneas, es decir, sin aguantar la respiración). ¿No estás segura de si haces bien estas contracciones? En este artículo te cuento cómo realizar correctamente los ejercicios de Kegel.

En definitiva, el mensaje que quiero hacerte llegar es que una disfunción perineal no debe hacerte tirar la toalla. Puedes volver a estar en forma, toda tú, puedes volver a practicar esa actividad física que te hacía sentir tan bien, aunque el proceso sea largo, aunque quizá tengas que incluir alguna modificación en la rutina deportiva, aunque a veces parezca imposible lograr los objetivos que tu fisioterapeuta de suelo pélvico te haya marcado.

Todo viaje comienza con un primer paso, y tú acabas de darlo leyendo este artículo e interesándote por tu suelo pélvico. Ahora toca cuidarlo y cuidarte. Y desde En Suelo Firme queremos acompañarte en ese proceso.

¡Inscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas ninguno de nuestros consejos semanales!

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+6Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2Email this to someone

, ,

No existen comentarios

Deja un comentario

A los efectos de lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, usted queda informado y presta su consentimiento para que sus datos personales sean utilizados con la finalidad de gestionar correctamente el uso del foro. Los datos serán conservados de modo confidencial y no comunicados a terceras empresas o personas.

Si se nos proporcionan datos de terceros, la persona que lo haga deberá, bajo su responsabilidad, informar al afectado de lo dispuesto en esta cláusula y obtener previamente su consentimiento. En todo caso, pueden ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la siguiente dirección de e-mail: info@ensuelofirme.com