Top Menu

Hipertonia-suelo-pelvico-En-Suelo-Firme

Cómo relajar el suelo pélvico cuando hay hipertonía

Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+6Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Muchos de los casos de dolor pélvico, dolores en la zona lumbar y en las caderas tienen relación con disfunciones del suelo pélvico y concretamente la hipertonía, esto es, los músculos del suelo pélvico están demasiado tensos, es el origen de una gran parte de esas disfunciones.

Cuando pensamos en problemas de suelo pélvico enseguida nos vienen a la cabeza los archiconocidos ejercicios de Kegel y la idea de ejercitar y fortalecer esos músculos, pero lo que no es tan conocido es que en algunos casos los ejercicios de Kegel no sólo no son necesarios, sino que están completamente contraindicados y este que nos ocupa es uno de esos casos.

Ni los ejercicios de Kegel son para todo el mundo ni todo el mundo los realiza correctamente. Además, hoy te voy a hablar de lo que son los ejercicios de Kegel inversos. Sí, lo contrario de los Kegel más o menos.

Los músculos del suelo pélvico son como una especie de hamaca que está atada al hueso de la pelvis y al sacro soportando la vejiga, el útero, la próstata, el recto y las vísceras de nuestro abdomen.

Estos músculos deben ser capaces de contraerse lo suficiente para mantener la continencia y de relajarse lo suficiente también para permitir la eliminación de la orina y las heces y, en el caso de las mujeres, las relaciones sexuales.

Cuando estos músculos están demasiado débiles o bajos de tensión, es decir, hipotónicos, se sufre el riesgo de padecer incontinencia de esfuerzo y prolapso de órganos.

En cambio cuando están muy tensos o hipertónicos el riesgo puede desembocar en incontinencia urinaria de urgencia, incontinencia anal, dolor pélvico crónico, dispareunia, vaginismo, vulvodinia, neuralgia del nervio pudendo, cistitis intersticial o prostatitis crónica.

Síntomas de hipertonía el suelo pélvico

La hipertonía de los músculos del suelo pélvico puede causar los siguientes síntomas:

  • Frecuencia urinaria, urgencia.
  • Discontinuidad de la micción (chorro que para y continúa) o micción dolorosa.
  • Vaciado incompleto de la vejiga.
  • Estreñimiento y dolor durante o después de defecar.
  • Dolor en la zona lumbar o la zona pélvica, en las caderas, área genital o recto.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

Siempre debe ser un especialista quien diagnostique que esos síntomas realmente tienen su origen en una musculatura de suelo pélvico hipertónica, descartando otras patologías, y quien evalúe que la capacidad para contraer y relajar esos músculos está dentro de los límites normales para nuestra edad, sexo y circunstancias.

Qué debemos evitar para conseguir rebajar la tensión de nuestro suelo pélvico

En general y una vez que los síntomas de hipertonía del suelo pélvico han aparecido, debemos eliminar las actividades que pueden agravar el problema:

  • Los ejercicios de Kegel.
  • Los ejercicios abdominales.
  • Ropas apretadas.
  • Malas posturas habituales.

Hamaca-En-Suelo-Firme

Tratamiento de la hipertonía del suelo pélvico

El tratamiento de la incapacidad de relajar los músculos del suelo pélvico puede implicar en algunos casos la intervención de un equipo multidisciplinar que afronte las diferentes causas, físicas y/o psíquicas, que este problema puede llegar a tener. Así, se puede recurrir a médicos internistas, ginecólogos, urólogos, fisioterapeutas, sexólogos o psicólogos.

Ya lo apuntaba mi compañera Laura en su post “Psicología y Fisioterapia de suelo pélvico: enfoque integral para un tratamiento de éxito” y no voy a incidir más en esa idea, pero debemos tener muy presente que el estrés, la ansiedad, muchas de nuestras preocupaciones y, a veces, traumas se reflejan físicamente y la actitud con la que afrontamos esas circunstancias es decisiva en la mejoría de los síntomas.

Otras veces las causas de la tensión o constricción de los músculos del suelo pélvico son meramente físicas, por ejemplo, debido a una cicatriz, un cambio hormonal, la menopausia o tras una cirugía pélvica.

Vagiwell-dilatadores-vaginales

En estos casos, el uso de dilatadores vaginales tiene resultados muy positivos, pues se va entrenando y estirando la musculatura y consiguiendo mayor elasticidad y control de la contracción con un uso progresivo de los diferentes tamaños de los que suele constar el tratamiento.

Últimamente nos llegan testimonios que aseguran que el uso de algunos masajeadores personales, como el Raya de la marca sueca Intimina, que tiene un diámetro muy pequeño de tan solo 30 mm, está teniendo resultados muy favorables para relajar y estirar los músculos del suelo pélvico de algunas mujeres que siguen el tratamiento en sus casas.

Por otra parte, el uso de electroestimuladores, como el Pelvitone que tiene un programa automático específico para relajar la musculatura del suelo pélvico, y los biofeedbacksque aportan la información que necesita el paciente para saber con mucha precisión cuándo y cuánto contrae y relaja sus músculos, son una ayuda importante para el seguimiento del tratamiento a domicilio de la hipertonía de suelo pélvico.

En cualquier caso, antes de considerar una cirugía o cualquier tratamiento alternativo, hay evidencias científicas que demuestran que la primera opción debe ser el diagnóstico y tratamiento manual por parte de un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico.

El grado de superación de patologías como el dolor pélvico crónico, la incontinencia urinaria de esfuerzo y de urgencia, la incontinencia anal, la cistitis intersticial o “simplemente” la recuperación posparto, sólo con la ayuda de un fisioterapeuta especialista o combinándolo con otras ayudas y pautas es muy elevado.

Cómo relajar los músculos del suelo pélvico

Hemos comentado ya en alguna ocasión la importancia de la corrección o higiene postural para la salud de nuestro cuerpo en general y de nuestro suelo pélvico en particular y volveremos a incidir sobre este concepto fundamental, pero hasta ahora hemos hablado poco sobre el impacto directo que la respiración tiene sobre nuestro suelo pélvico y los efectos sobre nuestra salud y bienestar.

Existen técnicas, algunas de tradición milenaria, que aportan múltiples beneficios y que podemos incorporarlas a nuestra vida sin que requieran ningún esfuerzo.

La respiración diafragmática

La respiración abdominal o diafragmática es una técnica y ejercicio de respiración que pone especial atención en el movimiento del diafragma para conseguir una respiración profunda.

Respiración-diafragma-En-Suelo-Firme

El diafragma es el principal músculo involucrado en la respiración.

Cuando inhalamos aire, nuestro diafragma se contrae y se mueve hacia abajo creando un vacío en el pecho que permite a los pulmones llenarse de aire aumentando su tamaño y expandiéndose.

Cuando el diafragma se relaja y vuelve arriba, comprime el pecho permitiendo que el aire sea exhalado de nuestros pulmones.

Beneficios de la respiración diafragmática:

  • Mejora el nivel de oxígeno en los músculos y la sangre.
  • Aumenta la coordinación de todos los músculos que forman el core: abdominales profundos, diafragma, suelo pélvico.
  • Reduce la tensión en los músculos.
  • Reduce la fatiga.
  • Reduce la presión arterial.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad.

Como ya vimos en este artículo, el core es el cilindro formado por los abdominales profundos, el suelo pélvico y el diafragma, el corset que todos llevamos puesto, y la manera en la que respiramos afecta directamente al tono de todos esos músculos.

En una respiración normal intervienen los abdominales profundos y el suelo pélvico garantizando y manteniendo la presión interna que se produce en nuestro tronco con el movimiento del diafragma.

Cuando realizamos una respiración profunda, la presión que se produce dentro del abdomen es mucho mayor, con lo cual nuestros músculos del core tienen que coordinarse y contraerse mucho más para conservar la continencia.

Es difícil realizar correctamente los ejercicios de respiración diafragmática si nos encontramos encorvados hacia adelante o sentados con la columna inclinada ya que en esta postura el abdomen está comprimido y el diafragma tiene dificultades para poder moverse hacia abajo. Además, si intentamos este ejercicio en esa postura, la presión y compresión del abdomen se transmitirá al suelo pélvico impidiendo que sus músculos trabajen e interactúen correctamente con el resto de músculos del core.

Por lo tanto, es fundamental mantener la corrección postural y practicar ejercicios de respiración profunda promoviendo la coordinación de los músculos del core como primer paso a la hora de plantearnos la rehabilitación del suelo pélvico.

Si no realizamos respiraciones diafragmáticas durante el día, el suelo pélvico permanecerá tenso, rígido y probablemente dolerá.

Podemos comenzar estos ejercicios tumbados con las rodillas ligeramente dobladas, con una mano sobre el abdomen, por debajo del esternón y por encima del ombligo y la otra mano sobre las costillas en un lado.

Inhalamos entonces despacio y profundamente sintiendo cómo la barriga se eleva mientras el pecho permanece lo más inmóvil y relajado posible. Es el diafragma el que realiza todo el trabajo.

Exhalamos dejando que la caja torácica se relaje completamente hacia atrás y que la barriga vaya cayendo lentamente hacia abajo.

Una vez dominemos esta técnica, practicando cinco o diez minutos diarios, podremos empezar a intentar hacerlo estando sentados, elongados y poniendo especial atención a la corrección postural, o mientras permanecemos de pie.

Ejercitar el sonido “S”

Este es otro ejercicio de respiración que nos liberará de tensiones y aumentará la coordinación de los músculos del core.

Podemos comenzar a practicarlo tumbados aunque posteriormente deberemos ser capaces de realizarlo en cualquier postura.

Toma aire por la nariz despacio y profundamente y expúlsalo por la boca haciendo el sonido “S” durante toda la exhalación tan fuerte y tanto tiempo como te sea posible, como un globo cuando se desinfla.

Practícalo durante unos cinco minutos y después observa los resultados. Podrás comprobar cómo tu respiración es más profunda ahora.

Esta “exhalación consciente”, haciendo el sonido “S”, es una manera muy eficaz de entrenar y fortalecer el diafragma y de redirigir el oxígeno hacia los músculos aliviando así su tensión.

Ritmo del suelo pélvico

El diafragma está posicionado por debajo de nuestros pulmones como una especie de cúpula.

Durante la inhalación el diafragma empuja hacia abajo el abdomen haciendo que éste sobresalga y se abulte.

El suelo pélvico también se mueve hacia abajo durante la inhalación haciendo hueco a la presión hacia abajo que le están transmitiendo el diafragma y todo el contenido del abdomen. Esto produce un ligero estiramiento o relajación de los músculos del suelo pélvico.

Durante la exhalación los músculos del suelo pélvico se elevan hacia arriba y se acortan levemente.

Concéntrate y observa si sientes, sin forzar, este ritmo del suelo pélvico con tu respiración. Nuestros músculos del suelo pélvico estarán más oxigenados y menos tensos a lo largo del día.

Ejercicios de Kegel inversos

Cuando practicamos los ejercicios de Kegel inversos hay que “dejar caer” los músculos del suelo pélvico, intentando conseguir la misma sensación de alivio que cuando nos sentamos en el baño y nos dejamos llevar.

La clave para alcanzar esta misma sensación es:

  •  visualizar ese momento,
  • realizar una respiración diafragmática profunda,
  • intentar relajar los músculos del suelo pélvico mientras realizas una inhalación.

El diafragma ayudará a alargar y estirar tu suelo pélvico en ese momento ya que está contrayéndose hacia abajo y presionando todo el contenido del abdomen hacia abajo.

A la hora de practicar los ejercicios de Kegel inversos es conveniente que los intentes de pie y luego sentado, que te ayudes de un espejo para comprobar los cambios y movimientos en tu suelo pélvico cuando contraes y relajas y, sobre todo, que te concentres y visualices la técnica.

Es importante que conozcas previamente cómo se realizan correctamente los ejercicios de Kegel “normales” para saber identificar qué músculos están implicados y cuáles no.

Una vez tengas ese punto claro, puedes comenzar contrayendo ligeramente tu suelo pélvico y sintiendo esa contracción. Ahora relaja y libera la tensión. Contrae y relaja. Siente la diferencia entre tensión y relajación.

Si estás tumbado, visualiza ahora los huesos del pubis y el cóccix e imagínate que el pubis intenta tirar hacia el techo y el cóccix hacia el suelo alargando los músculos del suelo pélvico que están entre esos dos puntos y haciendo más grande el espacio entre ellos.

Imagina que los músculos del suelo pélvico se alargan mientras intentas este ejercicio y al mismo tiempo inhala en una respiración profunda diafragmática. No bascules tu pelvis, deja que el movimiento se produzca sólo en tu suelo pélvico.

Otro ejercicio de Kegel inverso consiste en imaginar que tu suelo pélvico es un ascensor donde la planta baja es tu estado normal de tensión, sin contraer ni relajar.

Intenta visualizar cómo las puertas del ascensor se cierran y se eleva hasta la primera planta. Ahora relaja completamente tu suelo pélvico para descender hasta el sótano. Déjalo caer completa y profundamente. Libera cualquier tensión, imagina que las puertas del ascensor se abren y para justo en el momento en el que estés a punto de dejar escapar la orina.

La habilidad de relajar conscientemente los músculos del suelo pélvico es una parte crítica que debe cumplir cualquier programa de rehabilitación antes de intentar conseguir que estos músculos recuperen su función y se liberen del dolor que les causa un exceso de tensión.

Te hemos explicado algunos de los tratamientos más comunes y algunas técnicas de relajación útiles para tratar la hipertonía o exceso de tensión en los músculos del suelo pélvico, pero si conoces alguna más o tienes tu propia técnica, compártela con nosotras dejándonos un comentario.

De la misma manera, te animamos a que nos comentes cualquier duda que te pueda surgir e intentaremos resolverla.

No te pierdas ninguno de nuestros posts y ¡apúntate a nuestra newsletter!

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+6Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

, , , ,

45 comentarios para Cómo relajar el suelo pélvico cuando hay hipertonía

  1. Sandra Jueves, 7 de mayo de 2015 at 14:29 #

    Hola, mi nombre es Sandra.
    En primer estoy encantada de haber encontrado esta web que me está ayudando a resolver muchas dudas y a la vez a darme cierta tranquilidad con el tema del suelo pelvico. Muchas gracias.

    Hace unos días me diagnositicaron cistitis intersticial, y es cierto que tengo cierta molestia en las lumbares, dolor pèlvico y necesidad de orinar, aunque estoy mucho mejor. También es cierto que he empezado a correr hace poco y ha realizar ejercicios para fortalecer el core como la plancha y también ejercicios de kegel, entonces, ¿quiere esto decir que padezco hipertonia?, ¿puedo saberlo sin necesidad de ir a un especialista?

    Gracias de nuevo y un saludo
    Sandra

    • Laura Rojas Viernes, 8 de mayo de 2015 at 13:39 #

      Querida Sandra:
      La valoración por parte de un especialista es esencial para tener un diagnóstico acertado y descubrir cuál es el tono de tu musculatura perineal.
      Si bien es cierto, los Biofeedback pueden darnos información al respecto, visualizando en pantalla cuál es el tono de tu musculatura y la fuerza con la que contraes.
      En cualquier caso, mi consejo es que acudas a un Fisio especializado y sea él/ella quien te recomiende el tratamiento a seguir.
      Un abrazo y gracias por dejarnos tu comentario.

  2. R. A. Jueves, 20 de agosto de 2015 at 23:18 #

    Buenas noches,
    A los dos meses y medio del postparto, fui a una especialista en suelo pelvico y me diagnosticó contracturas. A través de masaje en puntos determinados, mejoré bastante pero tuve que dejar la terapia por problemas familiares. El único punto que me faltaba rehabilitar era la pared de la uretra y cuando la manipulaba sentía mucho dolor. Ahora que mi hija tiene 6 meses, llevo 4 días con muchas molestias en el suelo pelvico y lumbares, y tengo fugas de orina de urgencia y esfuerzo. Me noto la musculatura muy rigida.. mucho más que antes. Aparte de este ejercicio de respiraciones con el diafragma, qué más me recomiendan? En breve, debería volver al fisio… Son aconsejables los hipopresivos? Muchas gracias por su atención.

    • Laura Rojas Viernes, 21 de agosto de 2015 at 16:39 #

      Hola R.A.:
      Mi primer consejo es que vuelvas al Fisio especializado que te llevó en el posparto, para valorar si las molestias que describes están relacionadas con la hipertonía o pueden deberse a otras causas. La gimnasia abdominal hipopresiva, dirigida a tonificar la musculatura del suelo pélvico y el core, puede ayudarte a oxigenar y trabajar los músculos perineales; no obstante, mi recomendación es que comiences a practicarlos una vez que tu Fisio lo considere oportuno (valorada y tratada la causa que te provoca las molestias musculares y las pérdidas de orina). Toma nota de los consejos genéricos que mi compañera María nos describe en este post (especialmente, sé consciente e integra en tu día a día lo que debes evitar para aliviar la hipertonía).
      Te deseo una pronta recuperación. Un abrazo y gracias por compartir con nosotras tu caso.

      • R.A. Domingo, 6 de septiembre de 2015 at 17:04 #

        Muchas gracias Laura por tu gran ayuda. Seguí tu consejo y volver a fisioterapia me está viniendo genial. Ya no tengo pérdidas d orina por esfuerzo gracias a la activación del transverso 🙂 y sé que poco a poco estaré bien con mi cuerpo. Un abrazo

  3. Maria Jesus garcia Lunes, 31 de agosto de 2015 at 19:59 #

    Buenas
    En estos casos de hipertonia, ¿son recomendables los abdominales hipopresivos? Gracias

    • Laura Rojas Martes, 1 de septiembre de 2015 at 10:58 #

      Hola María Jesús:
      La práctica regular de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva, según diversos estudios (Marcel Caufriez, 1996; Sara Esparza, 2007), provocan a largo plazo (en torno a 6 meses) un aumento del tono de la faja abdominal y el suelo pélvico.
      Basándonos en esta observación, si se tiene hipertonía, lo más recomendable es acudir a un fisioterapeuta especialista en Uroginecología que valore el origen de este aumento del tono y, una vez abordada esta cuestión, considerar si es oportuno realizar hipopresivos para beneficiarse del resto de efectos positivos que estos ejercicios tienen para quien los lleva a cabo.
      Un abrazo y muchas gracias por dejarnos tu comentario.

  4. Maria Jesus Martes, 1 de septiembre de 2015 at 12:29 #

    Gracias por tu respuesta.
    El motivo de la hipertonía es una Cistitis Interticial. Es decir, una enfermedad crónica que, en las fases de crisis provoca la contractura. En su momento intenté el biofeedback pero tengo hongos recurrentes que no hay forma de quitar, así que mantener un tratamiento es complicado si no imposible.
    A ello se une que he desarrollado una hernia lumbar que me provoca muchas molestias. de ahí mi pregunta sobre los hipopresivos.
    ¿Alguna recomendación de qué puedo hacer con todo este panorama?
    Gracias

    • Laura Rojas Sábado, 5 de septiembre de 2015 at 10:58 #

      Gracias a ti, María Jesús. Mi recomendación, sin duda, es acudir a un fisioterapeuta y que juntos valoréis las distintas posibilidades de tratamiento, dadas las circunstancias que comentas: medidas higiénico-dietéticas, tratamiento manual, reeducación postural (para la hipertonía y para la hernia lumbar), tratamiento perineal externo (o intracavitario si no hay episodio activo de hongos), etc. Si quieres, escríbenos a info@ensuelofirme.com para indicarnos tu lugar de residencia y te recomendamos algún profesional en tu zona. Un abrazo.

  5. NOELIA Miércoles, 2 de septiembre de 2015 at 15:07 #

    Hola Sandra! Muchas gracias por todo lo que compartes en este página.

    Yo tengo diagnosticado sindrome miofascial en suelo pélvico, con rama sentitiva del nervio pudendo dañada. Tengo hipertonía y dolor pélvico crónico desde hace 5 años. Para este caso…¿Me recomendarías la gimnasia hipropesiva?

    • Laura Rojas Sábado, 5 de septiembre de 2015 at 10:54 #

      Hola Noelia, gracias por compartir tu caso con nosotras. ¿Has acudido ya a algún fisioterapeuta de suelo pélvico? Si no lo has hecho, esa es mi primera recomendación, la valoración por parte de un profesional. Una vez llevada a cabo, te aconsejarán lo más adecuado para tu caso. La gimnasia abdominal hipopresiva, en mi opinión, no sería la primera opción, pero no la descartaría una vez avanzado el tratamiento. Como te digo, ponte en manos de un profesional y mucho ánimo. Un saludo.

  6. Virginia Miércoles, 9 de septiembre de 2015 at 20:48 #

    Buenas tardes.. estoy encantada de poder leer este tipo de casos ya que hacen que no me sienta un bicho raro.. Yo tengo cistopatía intersticial desde hace 7 años, muy dolorosa, operada de hernia discal L4_L5 y posible atrapamiento de pudendo. Los tratamientos que me han realizado como toxina botulínica en suelo pélvico y rehabilitación manual no me han ayudado. Y ahora encima tengo unos espasmos perineales muy intensos que se irradian al ano y vejiga. Les estaría tremendamente agradecida si me recomendasen algún uroginecólog@ o terapéuta especialista en estas patologías ya que mi vida está totalmente limitada a no poder salir de casa. Vivo en Las Palmas de Gran Canaria..Muchas gracias. Saludos ..

    • Laura Rojas Lunes, 28 de septiembre de 2015 at 13:17 #

      Querida Virginia, escríbenos por favor a info@ensuelofirme.com para anotar tu petición y ayudarte en la búsqueda de un profesional en tu lugar de residencia. Haremos todo lo posible para ayudarte a encontrarlo y mejorar tu situación. Un abrazo y mucho ánimo!

  7. antonia Viernes, 25 de septiembre de 2015 at 15:02 #

    Megusta como lo explican todo

  8. jose Sábado, 10 de octubre de 2015 at 0:19 #

    Me dieron omnic ocas para la relajación de los músculos que ofrecen resistencia al flujo de orina. Tengo molestias en el perineo y me encuentro afectado tanto urinariamente como sexualmente. Orino poco, no vacío bien la vejiga, y el chorro suele ser débil. Pôr eso me ha recetado este medicamento. Estoy esperando resonancias nuevas con contraste para fundamentar la causa, el urologo culpa a una hernia l5s1 pero según los traumatologos esa hernia no es lo suficientemente grande para ocasionar tales síntomas. ¿La relajación contribuirá a la mejor calidad del acto sexual y las erecciones?

    • Laura Rojas Viernes, 23 de octubre de 2015 at 11:28 #

      Hola Jose:
      Un músculo sano es aquel que tiene la fuerza, el tono y la flexibilidad adecuados. Cuando un músculo no se relaja como debe, aparecen las complicaciones. La hipertonía de suelo pélvico puede ser una de las causas detrás de tu sintomatología. Espera a los resultados del urólogo y a conocer su opinión, pero no pierdas de vista la posibilidad de acudir a un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico que pueda ayudarte con la posible hipertonía perineal y las molestias que comentas. Recuperar la capacidad de tu musculatura para relajarse, contribuirá a un mejor vaciado y, si no hay ningún otro problema asociado, a mejorar las relaciones sexuales. Un abrazo y mucho ánimo.

  9. JOSE Jueves, 3 de diciembre de 2015 at 18:14 #

    Muchas gracias, ¿conoces a algun fisioterapeuta de suelo pelvico en La Plata, Argentina? ¿Crees que los masajes perineales podrían ayudarme con la retención y disfunción sexual? Todo parece indicar que estos trastornos son de orden neurológico por algún nervio dañado.

    • Laura Rojas Viernes, 4 de diciembre de 2015 at 10:54 #

      Estimado Jose:

      Te respondemos por correo electrónico a tu consulta. Muchas gracias.

      • JOSE Lunes, 4 de julio de 2016 at 3:29 #

        Finalmente, me he relizado una EMG de suelo pelvico y me dice que tengo una denervacion del nervio pudendo izquierdo. SIrve la osteopatia?

  10. Erik Martes, 29 de diciembre de 2015 at 7:37 #

    Hola
    Podrían recomendarme un fisioterapeuta de suelo pelvico en Guadalajara México, todo parece indicar q tengo atrapamiento de nervio pudendo y quisiera q me revisara un profesional en la materia ya q hasta el momento mi neurólogo solo se la pasa haciéndome pruebas y ningún diagnostico definitivo pero x los síntomas es casi seguro q tengo esto.
    Gracias

  11. loli ares mallo Martes, 2 de febrero de 2016 at 0:30 #

    Hola, me llamo Loli y llevo 5 años con proctalgia y coccigodinia. Todo empezó después del shock emocional e inicio de la menopausia. También como tenía incontinencia utilicé las bolas chinas más tiempo del indicado, lo que pienso que provocó hipertonía en el suelo pélvico. El dolor anal era insoportable, acudí a fisioterapia de suelo pélvico indicada por el proctólogo y, aunque la mejoría fue lenta, el dolor ya no es insoportable. Pero todavía, después de cinco años con tratamiento continuado, no puedo sentarme sin notar molestias en la zona anal, siempre tengo que utilizar un cojín especial. Ningún medico sabe explicarme exactamente lo que me ocurre, es todo un peregrinar de especialista en especialista. Ahora, después de investigar en internet y con información que me dan las fisioterapeutas voy a acudir a un nuevo neurólogo y realizar una electromiografía de suelo pélvico para saber si puede estar afectado el nervio pudendo. Pienso que también hubo un problema de hipertonía de suelo pélvico que afectó al músculo elevador del ano y de ahí el dolor insoportable que padecí durante años. Veré ahora si con la nueva prueba sé algo más sobre mi problema porque, por ahora, nadie me ha dado un diagnostico claro.

  12. Virginia Martes, 2 de febrero de 2016 at 11:53 #

    Hola, Loli:
    Me llamo Virginia y he padecido y padezco síntomas muy parecidos a los tuyos con el agravante de que tengo una Cistopatía intersticial crónica severa… Imagino que has probado y pensado mil cosas, pero aún así puedes probar con otra fisioterapeuta, es buenísima también la meditación y todas las terapias anti estrés.. Tus músculos se irán relajando poco a poco y notarás mejoría. .. Yo también estoy esperando el resultado del pudendo. . A ver qué te dicen a ti. Te deseo que encuentres mejoría porque sé que vivir así es un suplicio.. Suerte, saludos.

  13. Loli Miércoles, 3 de febrero de 2016 at 16:20 #

    Gracias, Virginia por tus consejos, yo estoy mejorando, tengo que decirlo, gracias a la fisioterapia, porque los médicos a los que fui, traumatología, neurología, medicina interna, proctología.. o bien no tenían ni idea porque no me veían nada, o bien era una coccigodinia (trauma) o bien una proctalgia fugax (proctología). El neurólogo fue el que me derivó al fisioterapeuta y osteopatía, gracias a ellos que tratan cóccix y suelo pélvico estoy mejor. Por lo menos no tengo ese dolor anal que me martirizaba diariamente durante todo el día y desaparecía bien entrada la noche. Ahora, como al sentarme todavía siento dolor aunque este acolchado el asiento, voy a ver si haciendo el electromiograma de suelo pélvico pueda estar afectado el pudendo. Un saludo y os iré contando.

    • Loli Ares mallo Lunes, 4 de julio de 2016 at 9:02 #

      Hola Virginia ya tengo el resultado del electromiograma de suelo pélvico que revela atrapamiento del pudendo. Ahora quieren repetirme la resonancia magnética en esa zona por si se puede ver el lugar exacto donde está atrapado e irritado. Mientras, sigo con fisioterapia y empezaré con meditación y relajación como tú me dices esperando mejorar cada día un poco más. Os iré informando. Si alguien sabe de algún especialista en España en neuralgia del pudendo que me lo haga saber. Estoy dispuesta a buscar una solución a mi problema por que me limita enormemente!!! Un saludo y suerte a todos.

      • Mª Luz Lunes, 4 de julio de 2016 at 11:36 #

        el doctor Fernando Itza de Madrid

  14. Mar Domingo, 7 de febrero de 2016 at 18:59 #

    Mil gracias por el post. Yo llevo 7 meses sin usar pastillas etc. para el dolor menstrual, puesto que consumía unos 10 por cada regla. Y en la escucha de mi cuerpo me percaté de que respirando abdominalmente el dolor iba desapareciendo poco a poco. Otro remedio que encontré por mi misma es el orgasmo. Me provoco orgasmos clitorianos y el dolor desaparece ipso facto, durante unas 8 horas. ¿Tiene que ver el dolor menstrual con la tensión del suelo pélvico? ¿Es por esto que respirar así y el orgasmo me alivia a los niveles de un ibuprofeno? Estoy encantada de estar dejando de sentir que mi regla es una enfermedad y vivirla como el orgullo de ser mujer.

  15. Carlos Miércoles, 17 de febrero de 2016 at 1:13 #

    Hola, me han ayudado mucho todos los contenidos de esta página y me gustaría ver si conocen a algún fisioterapeuta en cd de México. Muchas Gracias y saludos

  16. Marta Martes, 22 de marzo de 2016 at 12:09 #

    Hola, Desde hace un año y medio tengo problemas de hipertonía de suelo pélvico, con los síntomas que conlleva, dolor en el sacro que me baja a la pierna izquierda y me provoca debilidad y puedo andar poco, dolor al sentarme, etc. A veces mejoro y se pasa un poco, otras empeoro. Un ginecólogo especializado me diagnosticó dolor neuropático a nivel de nervio pudendo y nervio femorocutáneo posterior y síndrome de elevador de ano. Mi pregunta es ¿podríais recomendarme algún buen fisioterapeuta de suelo pélvico en Madrid? No me he atrevido a ir a ninguno, porque mi cuerpo es muy sensible y cuando me han tratado fisios normales como no sean muy hábiles y me escuchen me pongo malísima. Además, me quiero quedar embarazada y ya soy mayor, así que tampoco puedo esperar más, por lo que necesitaría un tratamiento suave que fuera compatible con mi tratamiento de reproducción asistida. Gracias. Marta

  17. Mª LUZ Domingo, 10 de abril de 2016 at 20:29 #

    Hola, me ha diagnosticado un especialista en dolor crónico pélvico, síndrome de elevador del ano, síndrome del oblicuo abdominal, algunas cicatrices de esfinterotomía y espisiotomía dolororas, restrictivas e hipertróficas y síndrome ansioso depresivo reactivo. Estaba realizando una rehabilitación para debilitamiento y prolapso grado I de suelo pélvico para mejorar el tono y la fuerza, biofeedback, haciendo series de contracciones puntuales y continuas y relajaciones anales y abdominales hipopresivos. Me han dicho que estos ejercicios están contraindicados, que no los haga, que me pueden perjudicar, que lo que debo hacer son estiramientos, infiltraciones, etc. ¿Es esto así?. Gracias.

  18. mireya Domingo, 5 de junio de 2016 at 0:09 #

    Buen día. Mi pregunta es el estreñimiento afecta al suelo pélvico y el levantar cosas pesadas?

  19. susana Sábado, 11 de junio de 2016 at 1:04 #

    Me ha encantado!! Hay una formación muy buena que habla sobre todo esto. Me han resonado muchas cosas que vi en ese curso. Se llama PERINÉ, INTEGRACIÓN Y MOVIMIENTO de Nuria Vives! Muy recomendable y las mejoras conseguidas son evidentes! Ojalá ayude esto a mucha gente. Gracias!

  20. Carlos M. Sábado, 16 de julio de 2016 at 23:08 #

    Hola, María
    Muchas gracias por este post, es una ayuda útil. Me gustaría hacerle una consulta: Me extirparon el colon hace 4 meses y hace un mes me hicieron la reconstrucción con parte del intestino delgado. El caso es que llevo grapas en el ano y me duele bastante de vez en cuando. A la vez, me está costando recuperar la postura erguida, todavía voy muy encorvado y de cualquier manera aguanto poco tiempo de pie sin dolores intensos en la baja espalda. En mi caso, qué ejercicios centrados en la parte final del conducto digestivo (ya que ya no tengo intestino grueso propiamente dicho), además de los del suelo pélvico que ya empiezo a practicar, serían los más recomendables para aliviar el dolor del recto y el ano?
    Si de pasada sabe aconsejarme sobre cómo mejorar mi postura teniendo en cuenta que mi zona abdominal está frágil y no me gustaría forzar le estaría muy agradecido. Gracias.

  21. fernando Sábado, 23 de julio de 2016 at 22:44 #

    Buenas tardes Jose. En Argentina, donde se realiza el estudio del nervio pudendo? Encontraste especialista para tratar el tema? Muchas gracias. Un abrazo.

  22. Rocío Martes, 2 de agosto de 2016 at 14:30 #

    Hola,
    Soy Rocío, hace casi 30 meses me di un golpe con la esquina de una mesa baja en el coxis. No puedo sentarme ni permanecer de pie estática. Llevo un largo recorrido por decenas de médicos de todo tipo, no saben lo que tengo. Me hicieron electromiograma en Madrid, me trataron físicos. Podría ser algo del nervio pudendo. En septiembre voy a Francia al Dr. Khalfallah. Un saludo a todos

  23. Tita Martes, 23 de agosto de 2016 at 20:11 #

    Hola, necesito encontrar un centro de fisioterapia del suelo pelvico en Mar del plata, Madariaga o en Pinamar? . Alguien sabe ?

    • Nini Domingo, 9 de octubre de 2016 at 22:06 #

      Hola Tita, yo tambien necesito encontrar en esas zonas soy de Pinamar….Sabes de alguien?

  24. Fabiola Páez S Miércoles, 7 de septiembre de 2016 at 23:38 #

    Me ha gustado mucho cómo han desarrollado el tema, muchas gracias! Tengo las siguientes preguntas: Cuando explican el ejercicio de Kegel inverso que simula un ascensor, se sigue haciendo respiración diafragmática? Dónde se inhala y dónde es exhala? Cuántas veces seguidas debo hacer de este ejercicio.

    Igual duda tengo en el ejercicio donde se intenta alargar el suelo pélvico, que se explica lo del pubis y lo del cóccix.

  25. A. A. Martes, 13 de septiembre de 2016 at 21:12 #

    Hola,
    Tengo problemas en las relaciones sexuales, me cuesta mucho la penetración. No hizo falta comentarlo con la comadrona, puesto que al realizar la exploración ya se dio cuenta, me dijo que estaba muy tensa y me preguntó por ello. Me pidió que contrajese y relajase la zona, pero no supe (la primera vez, luego ya sí). También me dijo que debía practicar ejercicios de Kegel para futuras incontinencias, etc. Y aquí mi duda.
    Entiendo que estoy tensa, y por eso los problemas a la hora de la penetración. Pero luego me comenta lo de la incontinencia. En el artículo mencionáis los Kegel inversos, y ya no me queda claro cuales debo practicar.
    Un saludo y gracias

    • luz Lunes, 24 de octubre de 2016 at 22:14 #

      Hola,
      yo estoy casi segura que lo que tienes es un problema de vaginismo. Lo suyo es que vayas a un psicólogo, con tu marido si quieres, se lo expliques y que te diga y si es así te mandará técnicas de relajación. En cuanto a los ejercicios de Kegel, asegúrate de cuáles son y no te fies mucho mientras no tengas un diagnóstico, pues son contraindicados en muchas ocasiones, al contrario de lo que se piensa.
      De todas formas, supongo que te responderá Laura. También puedes acudir a una fisioterapeuta especializada en suelo pélvico.
      Saludos.

  26. Carlos Jaramillo Sábado, 17 de septiembre de 2016 at 10:54 #

    Deseando éxitos y salud.
    Soy hombre de 50 años, en 2012 me extrajeron ependimoma en la médula a la altura de l12 si s2, como secuelas de la operación sufro de contracción perineal y suelo pellico, en estos 4 años los músculos se han venido fortaleciendo dificultando mi excreción,vivo en Medellin Colombia y no he logrado encontrar un especialista que me oriente y ayude. Se me tensiona el suelo pelvico con estar parado o caminar, esto me impide hasta nadar ya que con el movimiento de las piernas se tensiona también.
    he leído tu articulo y me ha servido, he logrado disminuir el uso de la sonda.
    Por palpación, me doy cuenta que los musculos al rededor del año se encuentran con tono aumentado, siento tension en la parte interna de los gluteos (Parte serca a la linea de la cola y tambien en el musculo que va del hueso isquion y el femur.

    Mis preguntas
    – ¿La terapia butolimica seria una posibilidad para mejorar la excresion?
    – ¿Existen ejercicios de estiramiento para estos músculos que al realizarlos regularmente ayuden a la relajación de esta zona?
    – De ser posible conocen de alguien en Colombia que me pueda apoyar?

    Agradezco su atención-

  27. Andres Vazquez Miércoles, 28 de septiembre de 2016 at 0:34 #

    Hola, soy futbolista profesional y me desempeño como portero, desde hace ya casi 6 meses siento un dolor en esta zona y no me ha dejado estar a mi máximo potencial, curiosamente empecé a sentir este dolor después de andar un día en bicicleta, unos días después oriné con sangre, pero solo una vez. Resulta que el dolor a veces aparece de la nada cuando voy caminando a un paso acelerado, cuando choco mis caderas contra el suelo, es decir, cuando hago mis lanzamientos de portero, cuando intento correr a velocidad y esto me para, porque no me permite alcanzar mi máxima velocidad, el dolor suele ser intenso cuando hago mis ejercicios de portero. El doctor del equipo me recomendó hacer ejercicios de Kegel pero no los he probado aún. Creen que me servirán estos ejercicios o mi dolor proviene de otra zona? Saludos espero su pronta respuesta.

    • Laura Rojas Miércoles, 28 de septiembre de 2016 at 10:01 #

      Estimado Andrés:
      Lamento decirle que a través de esta vía (por la cual es imposible realizar una valoración física) y con la poca precisión sobre la zona concreta de su dolor (tras leerle no sé si se refiere a dolor en el periné, en la ingle, en el pubis…), no puedo afirmar si es conveniente para usted realizar o no ejercicios de Kegel.
      Para empezar, mi recomendación es siempre acudir a un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, y en su caso, más aún, ya que, como comenta, las molestias le están impidiendo dar el máximo rendimiento a nivel profesional.
      Cuando existe un dolor, una molestia, hay que averiguar de dónde procede y qué lo desencadena. “Recetar” ejercicios de Kegel sin una previa valoración completa no es lo más recomendable. Puede que los necesite, no digo que no, pero sin explorarle hacerle esa recomendación puede ser perjudicial.
      Si lo desea, puede escribirnos a info@ensuelofirme.com facilitándonos su lugar de residencia e intentaremos ayudarle a encontrar un profesional especializado lo más cercano a usted.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias por compartir su caso con nosotras.

  28. Fabiola Páez Miércoles, 5 de octubre de 2016 at 18:48 #

    No entiendo por qué el comentario que dejé en días pasados no salió publicado, ni tuve ninguna respuesta. Era sobre la exactitud en la respiración diafragmática, relativo a los ejercicios que ustedes citan y en qué momento inhalar y exhalar, pues se trata de los de Kegel inversos, que tienen algo de complejidad.
    Gracias!

    • María Jueves, 6 de octubre de 2016 at 12:28 #

      Hola Fabiola, recibimos diariamente decenas de mensajes, emails y consultas en este blog, en nuestro email y en nuestras redes sociales (Facebook, Twitter, etc.) y siempre intentamos responder a todos individualmente. Sentimos muchísimo no poder hacerlo todo de manera inmediata. Lo que no hacemos en ningún caso es realizar diagnósticos ni prescripciones personalizadas. Para saber exactamente si cualquiera de las recomendaciones genéricas que damos en este blog son seguras y las más adecuadas para su caso concreto, debe acudir a un especialista que diagnostique el origen de sus síntomas y le paute un tratamiento determinado de una duración apropiada para Vd. En cualquier caso, tomamos nota de sus dudas y las intentaremos resolver de manera genérica, insisto, lo antes posible. Muchas gracias por su consulta!

  29. Nini Domingo, 9 de octubre de 2016 at 22:21 #

    Hace 6 meses tuve un parto complicado con forceps. episiotomia y desgarro, tengo rectocistocele leve. Hace 3 meses que siento una presion y pesadez en el ano, molestias en el esfinter. Por las noches me despierto porque siento como esa zona involuntariamente hace fuerza como para defecar, es como si tuviera vida propia…se contractura sola, y aunque trato de relajarla se vuelve a contracturar. Temo que sea un problema en el nervio pudendo, tiene cura?, los sintomas que tengo son parecidos. He pensado en realizarme una vaginoplastia para que me estrechen la vagina, corrijan los prolapsos (sin malla)y vuelvan a coser la episiotomia que me ha quedado muy tensa y se metio hacia adentro. opinan de la vaginoplastia es recomendable?. Queria saber si me pueden recomendar cirujanos especializados en vaginoplastia, soy de Bs As, Argentina

Deja un comentario

A los efectos de lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, usted queda informado y presta su consentimiento para que sus datos personales sean utilizados con la finalidad de gestionar correctamente el uso del foro. Los datos serán conservados de modo confidencial y no comunicados a terceras empresas o personas.

Si se nos proporcionan datos de terceros, la persona que lo haga deberá, bajo su responsabilidad, informar al afectado de lo dispuesto en esta cláusula y obtener previamente su consentimiento. En todo caso, pueden ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la siguiente dirección de e-mail: info@ensuelofirme.com