Top Menu

Preparar el suelo pélvico para el parto

Cómo preparar el suelo pélvico para el parto

Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+4Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¿Quieres llegar al parto con tu suelo pélvico en óptimas condiciones para disminuir el riesgo de episiotomía y daño perineal?

En el post de hoy te damos las claves para que puedas preparar tu pelvis, tus tejidos y la musculatura de tu suelo pélvico para llegar al día del parto en las mejores condiciones para sobrellevar el proceso habiendo hecho todo lo que está en tus manos.

Debes saber que dar a luz de la forma más natural posible manteniendo un periné intacto y sin que aparezca ningún problema para la madre, ni para el feto es algo que nadie puede prever, ni garantizarte de antemano al 100%.

Hay multitud de factores que influyen en este proceso, tanto por parte de la madre, como del feto, del entorno o las condiciones en las que se dé a luz.

Por ejemplo y tal y como ya hemos visto en este otro post: Parto y movimiento: las mejores posturas para dar a luz, tanto la postura como la movilidad durante el parto influyen directamente en el dolor que sienta la madre, el bienestar del feto y las posibilidades de lesiones en el periné.

Elabora tu Plan de Parto

Plan de Parto y NacimientoSi bien es cierto que hoy en día en la gran mayoría de hospitales occidentales, la madre a la hora de parir está en manos del criterio y decisiones que tome el equipo médico que la atiende, cada vez más se están empezando a concienciar y respetar las preferencias personales que esa madre lleve plasmadas en su Plan de Parto.

Si quieres descargarte el Plan de Parto y Nacimiento del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad del Gobierno de España, échale un vistazo a nuestra sección de Guías haciendo click aquí.

Por lo tanto, el primer paso que puedes dar para llegar al día del parto lo más tranquila y empoderada posible es que te informes, te asesores, conozcas las ventajas e inconvenientes de tal o cual práctica y decidas por ti misma.

Describe en tu plan de parto cuáles son tus preferencias personales que quieres que se respeten en la medida de lo posible, siempre que tu parto sea eutócico, es decir, sin riesgos ni problemas, y asegúrate de que los profesionales que te van a atender lo leen y lo conocen.

Preparación de la pelvis y el suelo pélvico para el parto

En el vídeo que a continuación te transcribimos, nuestra compañera Laura Rojas, fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, nos va a contar en detalle cómo podemos trabajar la pelvis, los tejidos y la musculatura del suelo pélvico para que estos se encuentren en el mejor estado posible para afrontar el parto.

Transcripción del vídeo:

Hola, soy Laura Rojas, fisioterapeuta y colaboradora de Fisioterapia Online.

En este vídeo voy a explicarte cómo preparar tu suelo pélvico para el parto.

La Fisioterapia Obstétrica tiene muchos beneficios que aportar a la futura mamá.

En este vídeo voy a comentarte algunas de las prácticas que puedes realizar durante el embarazo para que el día del parto transcurra de la mejor manera posible y tenga las mínimas consecuencias sobre tu suelo pélvico.

Cuida tu postura durante el embarazo

En primer lugar y como ya te he contado en otros vídeos, el suelo pélvico durante el embarazo sufre una serie de presiones por el aumento del volumen del abdomen.

Si quieres conocer más, te invito a que veas esos vídeos y otros en los que te hablo de la importancia de la higiene postural.

Es muy importante durante este periodo que cuidemos la postura para que nuestra lumbar, nuestro abdomen y nuestro suelo pélvico trabajen en equipo.

Ahora en concreto vamos a pasar a trabajar unos ejercicios sobre una pelota de fitness, sobre un fitball, para que en primer lugar desmoldemos nuestra pelvis, la mantengamos libre, que se pueda mover con facilidad.

Practica ejercicios para movilizar tu pelvis

Es muy importante que durante el embarazo te mantengas activa, si tu médico no te ha prescrito lo contrario, para que tus músculos, tus articulaciones se encuentren liberadas y el día del parto te encuentres lo más móvil posible.

Cuando nos sentamos sobre una pelota de fitball estamos aumentando la superficie de contacto de nuestro suelo pélvico. Esto te va a ayudar a trabajar la propiocepción, en primer lugar, y sobre todo a realizar movimientos ue desmolden la pelvis.

¿Qué movimientos vamos a practicar?

En primer lugar, la anteversión y la retroversión.

Para realizar estos movimientos te aconsejo que estires tu espalda, que hagas una autoelongación como si crecieras hacia el techo manteniendo la cabeza erguida, que nuestra columna no se extienda en exceso hacia delante, que no se flexione la lumbar, no se extienda, eso lo vamos a hacer después en el ejercicio pero la primera posición, la posición de partida, es la pelis neutra y la autoelongación del tronco.

En esta posición vamos a mantener una respiración tranquila, a medida que movemos la pelvis hacia delante y hacia atrás, hacia delante y hacia atrás.

Yo mientras voy hablando, pero tu cuando lo realices puedes respirar tranquilamente.

No te pongas en apnea, no contengas la respiración.

Respira tranquilamente.

Utiliza estos ejercicios para relajarte.

Puedes respirar tranquila en anteversión y retroversión.

Otro de los movimientos que van a servir para desmoldar la pelvis es realizar un símbolo de infinito con tu pelvis.

Es como dibujar ochos hacia un lado y hacia el otro.

Vas a ayudar a desmoldar la pelvis, vas a mantener las caderas, vamos a flexibilizar toda esta zona aumentando el movimiento.

Aparte de que es muy relajante, ya te digo que vas a ganar movilidad y es muy importante que toda tu pelvis, toda tu musculatura del suelo pélvico mantengas una buena conciencia de ello, es decir, una propiocepción, y la mantengas activa.

También es importante que sepas que cuando estás en una posición erguida, en sedestación erguida, estás manteniendo activo tu músculo transverso del abdomen.

Te recomiendo que en el día a día lo actives.

¿Cómo?

Pensando en que llevas tu ombligo hacia dentro y hacia arriba, como si abrazaras al bebé, como te explico en otro vídeo para activar el músculo transverso del abdomen (Suelo pélvico en el embarazo: las 3 claves y 6 consejos imprescindibles).

Inclúyelo, como te decía, en tu día a día y cuando realices estos ejercicios siéntelo también.

Cuando vas a retroversión, el músculo transverso se encuentra relajado, cuando me activo, el músculo transverso se contrae.

Practica el masaje perineal para elastificar los tejidos

Voy a pasar a explicarte otro de los cuidados básicos del suelo pélvico durante el embarazo, que va a repercutir el día del parto.

Es el masaje perineal

Como te decía, en la preparación del suelo pélvico para el parto va a ser de gran ayuda que aprendas a realizar el masaje perineal.

Los fisioterapeutas enseñamos este masaje a las pacientes en consulta para que luego lo puedan realizar ellas en casa con ayuda de su pareja o, si no se sienten cómodas somos los fisios los que podemos realizar este masaje.

Voy a darte las pautas para que lo realices correctamente:

En primer lugar, vamos a mantener la higiene íntima, vamos a lavar bien las manos y las uñas siempre bien recortadas para no dañar nuestro suelo pélvico.

Si quieres, antes de empezar a realizar el masaje perineal puedes darte un baño caliente, utilizar compresas calientes para relajar esa zona, para aumentar el riego sanguíneo y que el masaje, después, lo apliques con mayor facilidad.

Elige una posición en la que te encuentres cómoda.

A medida en que el volumen del abdomen aumenta, seguramente te cueste encontrar esa posición en la que te encuentres cómoda, pero simplemente puedes elevar una pierna sobre una superficie.

Puedes realizar el masaje perineal en esta posición o bien sentada con las dos piernas flexionadas, flexión de rodilla y cadera, que tu puedas acceder a tu zona del suelo pélvico.

Con cojines, cuidando bien la espalda, etc.

Intenta que durante el tiempo que dura esta práctica tu postura esté tranquila.

Busca un lugar recogido e íntimo en el que puedas dedicarte unos minutos para realizar el masaje.

Vamos a comenzar el masaje perineal de una manera externa y realizando semicírculos en la zona perineal.

Voy a mostrarte en esta pelvis, en esta maqueta de los músculos perineales para que lo puedas comprender mejor.

Vamos a enseñarlo a la cámara, vamos a hacer un zoom y vamos a ver a qué me estoy refiriendo.

Aquí podemos observar el periné anterior y el periné posterior.

Vamos a olvidarnos por un momento de esta parte.

Esto sería el esfínter anal. Nos olvidamos y nos vamos a centrar en la abertura vaginal, la horquilla vulvar.

El masaje perineal tiene como objetivo elastificar estos tejidos.

Eslastificar la horquilla vulvar a modo superficial y por dentro ir elastificando los tejidos vaginales.

Vamos a realizar primero esos semicírculos que te comentaba para aumentar la circulación en la zona externa y, luego el masaje perineal propiamente dicho, vamos a imaginar (olvídate de esta parte como te decía) que aquí se sitúa el Norte geográfico, Sur, Este y Oeste.

Vamos a llevar nuestros pulgares, yo lo hago en la superficie, pero tu imagínate que los has introducido ya en la vagina.

Introduciendo los pulgares en la vagina vas a llevarlos en dirección Sur.

Vas a notar cómo tu musculatura está un poquito tensa, como que esta zona tira.

Esa tirantez es normal.

A medida que realices el masaje perineal te vas a ir acostumbrando a esa sensación.

Tienes que llevar los pulgares en dirección Sur y después hacia los lados en dirección Este y Oeste.

Vuelvo a explicártelo: dirección Sur y abrimos hacia los lados, por dentro.

Yo estoy a nivel superficial, pero este masaje perineal es interno.

Introduces los pulgares y vas abriendo esta zona.

Vas elastificando como si fuera una “U”, así.

Lo repetiremos unas cuantas veces elastificando bien.

Al principio tendrás que descender bien esta musculatura, la horquilla vulvar, ahí y luego hacia los lados.

Creo que de esta manera lo habrás comprendido un poquito mejor.

Más características.

Como te decía, primero el masaje externo haciendo semicírculos para aumentar la circulación y luego, pulgares hacia el Sur, como te explicaba en la maqueta, y después Este y Oeste.

Una cosa es que moleste, que sientas tirantez en esta musculatura y otra cosa es que aparezca dolor.

Si aparece dolor, detén el masaje, continúalo en otro momento, pero si este dolor persiste, te recomiendo que visites a un fisioterapeuta de suelo pélvico que pueda valorar si esto se debe a un aumento del tono o a que hay puntos de tensión, que hay bandas tensas, etc. que él o ella te ayudará a tratar.

Pero, sí, sé consciente de que el masaje al principio va a ser una sensación un poquito molesta pero no de dolor.

Hay que diferenciarlo bien.

Para realizar el masaje te aconsejo que vayas a una farmacia y que adquieras un aceite vegetal que sea muy nutritivo.

Hay un montón de ellos y puedes elegir el que más te guste de rosa mosqueta, onagra, aguacate, … Elige el que más te guste.

Puedes practicar el masaje entre cinco y diez minutos al día y puedes empezarlo desde la semana treinta y dos treinta y cinco.

Yo te recomiendo que realices el masaje para prevenir en el día del parto posibles desgarros y episiotomías y elastifiques bien esta zona.

Es coste cero y puedes ayudar mucho al día del parto.

Familiarízate con la fase expulsiva practicando con el Epi-No

Otra de las opciones que está teniendo muy buenos resultados con las embarazadas es la utilización del dispositivo Epi-No.

El Epi-No, como te muestro en esta imagen, es un dispositivo diseñado en Alemania.

EPI-NO-Delphine-Plus

Epi-No Delphine Plus biofeedback para preparar el suelo pélvico para el parto y fortalecer en la recuperación posparto. Lo puedes adquirir en nuestra tienda.

Es un biofeedback que consta de una perilla que va hinchando este globo, esta sonda que se introduce en la vagina.

Vamos hinchándolo, esto de aquí es un medidor de presión, y podemos realizar distintas fases de entrenamiento con el Epi-No.

Te las voy a contar.

Podemos comenzar a utilizarlo tres semanas antes del parto, una o dos veces al día, diez a veinte minutos.

Vamos a dividir en tres fases el trabajo preparto y una última fase, una cuarta fase para que lo utilices después del parto.

Primero vamos a trabajar el suelo pélvico

Ya hay más vídeos en este portal en los que te explico cómo contraer y relajar la musculatura perineal, los famosos ejercicios de Kegel, pero esta es una forma de realizar los Kegel con un valor añadido, con una motivación.

El Epi-No te va a indicar con qué presión estás realizando estos ejercicios, con qué fuerza y eso te va a motivar a la hora de realizarlos porque verás cómo estás mejorando.

En una segunda fase vamos a trabajar el estiramiento del suelo pélvico

Es como intentábamos hacer con el masaje perineal, la elastificación de los tejidos, pero con este aparato.

Al ir hinchándolo, la perilla va a aumentar de volumen y vamos sintiendo cómo los músculos vaginales se van elastificando.

También lo bueno de este dispositivo es que vamos acostumbrando a las paredes vaginales a esa sensación de paso de la cabeza del bebé, esa amplitud de la zona.

Experimentamos, como te decía, la sensación de dilatación.

Por último, ¿qué podemos practicar con el Epi-No que es algo que a las mamás les resta mucha ansiedad para luego el día del parto?

Por último podemos practicar el expulsivo

La segunda fase del parto, ese momento en el que la cabeza del bebé sale al exterior.

¿Cómo puedes practicarlo?

Cuando el balón ya se ha hinchado, vas a intentar relajar tu musculatura y dejar que el balón se expulse.

Es una forma para practicar.

Evidentemente no es como el día del parto y la salida de la cabeza del bebé, pero es una sensación que te puedes ir familiarizando con ella.

Seguro que te va a resultar interesante.

Por último, cuando el bebé ya ha llegado a este mundo y cuando quieres recuperar la fuerza y el tono de tus músculos, puedes utilizar el Epi-No.

Por eso es muy interesante, porque nos sirve tanto antes como después del parto.

Puedes utilizarlo para recuperar la musculatura, no en los primeros días, no en las primeras semanas de recuperación posparto, puesto que para esas semanas hay otro tipo de indicaciones desde la Fisioterapia.

Pero el Epi-No, ya más adelante pasada la cuarentena, puedes utilizarlo para realizar ejercicios de suelo pélvico y recuperar la musculatura.

Pues esto es todo lo que quería contarte y espero que pongas en práctica los consejos que te he dado para el día del parto, que realices las movilizaciones de la pelvis que hemos aprendido con el fitball, que realices el masaje perineal y que si te ha gustado el dispositivo Epi-No también te pongas con ello y lo practiques como te comentaba.

Si quieres ampliar información sobre temas de suelo pélvico y tener un montón de consejos al respecto, te invito a que visites la página www.ensuelofirme.com

Y para ver vídeos de cómo practicar los ejercicios de Kegel durante el embarazo los encontrarás aquí en este tu portal de Fisioterapia Online.

Si te ha parecido útil este post y crees que puede ayudar a más mujeres, compártelo en las redes sociales.

Si además no quieres perderte ninguno de nuestros artículos semanales ni las ventajas exclusivas para nuestros suscriptores, ¡apúntate gratis a nuestra newsletter!

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+4Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

,

Un comentario para Cómo preparar el suelo pélvico para el parto

  1. Maria Sábado, 14 de mayo de 2016 at 13:03 #

    Buenos días! Me gustaría saber de qué tamaño es la pelota para poder comprarme una que sea adecuada. Al informarme he visto que existen distintos tamaños.
    Muchas gracias.

Deja un comentario

A los efectos de lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, usted queda informado y presta su consentimiento para que sus datos personales sean utilizados con la finalidad de gestionar correctamente el uso del foro. Los datos serán conservados de modo confidencial y no comunicados a terceras empresas o personas.

Si se nos proporcionan datos de terceros, la persona que lo haga deberá, bajo su responsabilidad, informar al afectado de lo dispuesto en esta cláusula y obtener previamente su consentimiento. En todo caso, pueden ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la siguiente dirección de e-mail: info@ensuelofirme.com