Top Menu

Cómo hacer el masaje perineal

¿Cómo hacer el masaje perineal?

Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+6Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

El masaje perineal es un procedimiento que las parteras utilizaban ya en épocas muy antiguas durante el parto.

En la actualidad se recomienda su utilización en primíparas y a partir de la semana 35 de gestación.

Estudios científicos afirman que se trata de un método válido para reducir el número de desgarros o episiotomías.

¿Quieres saber en qué consiste? Te explico cómo realizarlo.

Como ya te adelanté en el artículo sobre embarazo y suelo pélvico, durante el embarazo el periné femenino debe adaptarse a las transformaciones propias de este periodo, llegando a su punto culminante el día del parto. Por ello es importante tomar conciencia de la musculatura perineal, masajearla y flexibilizarla durante el embarazo.

Asimismo, en el posparto es aconsejable continuar con los cuidados del periné, a fin de restablecer la funcionalidad de todas sus estructuras.

El masaje perineal puede empezar a realizarse a partir de la semana 35.

Se trata de un sencillo procedimiento con el que estarás preparando los músculos y tejidos que rodean tu vagina para facilitar el paso de la cabeza del bebé y para limitar o disminuir el riesgo de episiotomía o desgarro de estos músculos durante el parto.

Asimismo, el masaje perineal te ayudará a prepararte para las sensaciones de presión y estiramiento que acompañan el descenso de la cabeza del bebé por el canal del parto.

Conociendo estas sensaciones, te será más fácil relajarte en lugar de tensar la musculatura, con lo que favorecerás el alumbramiento.

Antes de empezar, ¿cómo está tu musculatura perineal?

Puede ser que tu musculatura perineal esté más tonificada de lo normal o que, por el contrario, presente un tono más bajo de lo normal.

Es importante que conozcas cuál es el estado de tu musculatura y para ello, lo mejor es acudir a un especialista para que te realice una valoración perineal no más tarde del sexto mes de embarazo.

De este modo, si tu periné presenta más tono de lo normal, el masaje perineal está aún más indicado, y es conveniente que aprendas a relajarlo para facilitar el paso del bebé.

En caso de que tu periné esté hipotónico, sería conveniente aprender a fortalecerlo mediante una reeducación prenatal.

Sea cual sea tu situación, debes realizar ejercicios de autoconciencia del suelo pélvico y tonificar el periné profundo con un doble objetivo: preparar esta musculatura para el parto y prevenir las posibles complicaciones que puedan surgir en el posparto.

El masaje perineal, paso a paso

Antes de empezar, uno de los factores más importantes para realizar un buen masaje perineal es encontrar el momento adecuado, así como un lugar tranquilo y agradable en el que te encuentres cómoda y relajada, y donde, durante el tiempo que dure el masaje, nada ni nadie te interrumpa.

Este es un momento para ti, para cuidarte, para preparar tu cuerpo a la llegada del bebé.

Conseguido lo anterior, recuerda siempre tres reglas básicas: manos limpias, uñas recortadas e higiene genital para evitar al máximo las infecciones.

Aceite masaje perineal

Aceite específico para masaje perineal de Weleda con ingredientes 100% naturales. Para comprar haz CLICK en la imagen.

En cuanto a la postura, elige la que te sea más cómoda.

Puedes realizar el masaje de pie (con una pierna elevada sobre una silla), sentada en posición ginecológica sobre un cojín (aunque a medida que avance el embarazo y aumentes de volumen, te será más difícil acceder a la zona perineal estando sentada) o tumbada con las piernas separadas.

Las primeras veces, si lo necesitas, puedes ayudarte de un espejo para ubicar mejor la vagina y el periné.

Por último, tienes que elegir un aceite vegetal y muy nutritivo que hidrate bien la mucosa vaginal.

Los más indicados son aquellos que llevan caléndula, onagra, aloe vera, rosa mosqueta o aguacate.

Elige el que más te guste. En herbolarios, farmacias o parafarmacias los encontrarás fácilmente.

Dos tipos de masaje perineal

El masaje perineal consta de dos fases:

  • Masaje perineal externo: se trata de un movimiento suave que se realiza en el espacio entre la vagina y el ano. Usando los pulgares, masajea la zona externa de la vagina con movimientos semicirculares hacia arriba y hacia abajo para activar la circulación de esa zona.
  • Masaje perineal interno: consiste en masajear las paredes vaginales tratando de flexibilizar y estirar esta musculatura. Para ello, introduce los pulgares en tu vagina unos 4 cm. y realiza un movimiento de derecha a izquierda, intentando estirar la zona, como abriendo la salida hasta que notes un escozor. Es lo que sentirás cuando la cabeza de tu bebé intente salir. Imagina que en el interior de la vagina están los puntos cardinales (Norte, Sur, Este y Oeste). La idea es masajear la salida de la vagina, a la vez que estiras con tus pulgares a modo de gancho hacia un lado y hacia afuera en forma de U, primero hacia el sur, en dirección al ano, y después hacia el este y hacia el oeste. Procura no hacerlo hacia el norte, donde está la uretra, podrías sufrir riesgo de infección.

En este vídeo tienes un buen ejemplo sobre cómo realizar correctamente el masaje perineal:

Toma nota

  • Masajea de 5 a 10 minutos cada día a partir de la semana 35.
  • Puede que las primeras veces te resulte extraña la sensación de estiramiento al efectuar los masajes, pero esta impresión desaparece al cabo de unos días practicándolo.
  • El masaje perineal no es contraproducente para el bebé y a ti te reportará muchos beneficios, entre ellos aumentar la conciencia de tu propio cuerpo y de tus sensaciones, algo que sin duda te ayudará a afrontar el parto de una forma más relajada.
  • En cualquier caso, si sientes dolor o estás molesta, detén el masaje e inténtalo en otro momento y si el dolor o molestia persiste, consúltalo con tu especialista.
  • Y recuerda: mientras esperas la llegada del bebé y una vez que éste llegue al mundo, todo el tiempo y cuidados que le dediques a tu periné serán muy bien empleados.

¿Cuándo vas a empezar con el masaje perineal? ¿Lo has probado ya? ¿Cuáles han sido tus sensaciones? ¿Has tenido alguna dificultad? Si quieres compartir tu experiencia conmigo y con todas las mujeres que, como tú, han sido o van a ser mamás y cuidan de su suelo pélvico, deja aquí tu comentario. Nos encantará leerte y responder a tus dudas.

Y si no quieres perderte nuestros artículos semanales, ¡suscríbete a nuestra newsletter!

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+6Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

, , ,

8 comentarios para ¿Cómo hacer el masaje perineal?

  1. Embarazada Viernes, 15 de abril de 2016 at 17:24 #

    Gracias por toda la información compartida en este post

  2. María Jesús Lunes, 4 de julio de 2016 at 9:40 #

    Muchas gracias por el post, tiene toda la información que necesitaba. Una pregunta: ¿por qué empezarlo en la semana 35 y no antes? Yo pensaba empezarlo en la 30, ¿cuanto antes mejor o no?

    • Laura Rojas Lunes, 11 de julio de 2016 at 12:41 #

      Hola María Jesús:
      Muchas gracias por tus palabras. La fecha en la que comenzar el masaje es orientativa, solemos recomendaros empezar a partir de la 32-35, porque son las fechas con las que se han obtenido resultados en los estudios científicos hasta el momento. Recordarte que no sólo es importante el masaje perineal de cara a un buen parto, por lo que hay “muchas” cosas (ejercicios posturales, movilización de pelvis, tonificación de transverso, estiramientos de musculatura acortada, ejercicios de suelo pélvico, etc.) que puedes hacer hasta la semana 32 y a partir de esta comenzar con el masaje perineal. Un fuerte abrazo y que vaya todo fenomenal!!

  3. Rocio Miércoles, 12 de octubre de 2016 at 19:02 #

    Hola Laura,

    ¿Si todavía no estás embarazada se puede ir preparando el perineo?

    Gracias de antemano,
    Rocío.

  4. Esther Sábado, 15 de octubre de 2016 at 21:31 #

    Yo llevo haciéndolo una semana, pero ni antes haciéndomelo yo, ni ahora que me lo hace mi pareja porque a mí ya me resulta muy incómodo, noto esa sensación de escozor. Lo que noto es mucha presión, casi insoportable, aguanto pero me es imposible relajarme, me resulta muy desagradable. No sé si lo estamos haciendo mal, si estamos introduciendo los dedos demasiado adentro o qué, pero no noto que el dolor disminuya con los días. Además al principio, cuando introduce los dedos, veo las estrellas, noto como si me pinchasen o como si me estuvieran introduciendo algo puntiagudo.

  5. Eva Lunes, 21 de noviembre de 2016 at 23:56 #

    A mi me resulta imposible hacérmelo a mi misma. No me llego con los dos pulgares ni de lejos, y tampoco con uno. Mi pareja no puede hacérmelo siempre así que no se que hacer, yo lo intento pero siempre acabo frustrada porque no puedo llegar en ninguna postura =(

    • Laura Rojas Miércoles, 23 de noviembre de 2016 at 11:21 #

      Querida Eva:
      La realización del masaje, en ningún caso, debe acabar frustrándonos, resultar incómodo o suponer un suplicio. El objetivo de este masaje es autoexplorarse, mejorar la relación con nuestro propio cuerpo, con nuestro periné, conocer nuestra musculatura vaginal y perineal, sentir las diferencias entre relajación y tensión, y masajear estos tejidos -relajadamente, sin agobios- a fin de mejorar su irrigación y conocernos más.
      El hecho de realizar el masaje a conciencia y a diario no va a asegurarte un periné íntegro en el parto, pues este hecho depende de otros factores además de la preparación del periné por medio del masaje. Así que tranquila, no te preocupes, deja de hacerlo, pues vale más que estés feliz y tranquila, que acabar disgustada cada vez que lo intentas. Si tu pareja no puede practicártelo con regularidad, pero sientes que te apetecería seguir intentándolo, puedes acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, que te ayude y aconseje, no sólo con el masaje, sino con otros elementos importantes durante el embarazo y que sea este fisioterapeuta quien te recomiende lo más adecuado para tu situación.
      Te mando un fuerte abrazo, Eva, y fuera agobios! A disfrutar de esta etapa irrepetible 🙂

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cómo prepararse para el parto - Estación Wellness - Martes, 19 de julio de 2016

    […] Internet hay muchos vídeos de cómo realizarlo (una vez más os remito a esta web: http://www.ensuelofirme.com/como-hacer-el-masaje-perineal) y seguramente en todas las clases de educación maternal se explique el procedimiento, pero una […]

Deja un comentario

A los efectos de lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, usted queda informado y presta su consentimiento para que sus datos personales sean utilizados con la finalidad de gestionar correctamente el uso del foro. Los datos serán conservados de modo confidencial y no comunicados a terceras empresas o personas.

Si se nos proporcionan datos de terceros, la persona que lo haga deberá, bajo su responsabilidad, informar al afectado de lo dispuesto en esta cláusula y obtener previamente su consentimiento. En todo caso, pueden ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la siguiente dirección de e-mail: info@ensuelofirme.com