Top Menu

10 consejos para combatir la urgencia urinaria

10 consejos útiles para combatir la urgencia urinaria

Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¿Sueles tener fuertes ganas de orinar y necesitas apresurarte para ir al servicio?

¿Sientes que tu vejiga marca el ritmo de las actividades de tu vida diaria?

Si llegas a un baño público y está ocupado, ¿temes no ser capaz de retener la orina y sufrir un escape?

La urgencia urinaria está presente en el día a día de muchas mujeres y hombres, sometiéndoles a una amenaza constante que interfiere en sus planes, desplazamientos, horarios, relaciones sociales…, y convirtiéndose en una alteración que impacta de manera importante su calidad de vida.

Con estos 10 consejos para combatir la urgencia urinaria conseguirás que tu vejiga deje de ser tu peor enemiga, ganando en autoconfianza y libertad de movimiento. 

1. Entrena tu suelo pélvico

Uno de los pasos fundamentales para asegurar la continencia de esfínteres y aliviar la sensación de urgencia urinaria es tener unos músculos perineales en forma.

Ya te hemos contado las importantes funciones que lleva a cabo el suelo pélvico. Pero para desarrollarlas correctamente necesita gozar de una buena salud.

Si tu musculatura del suelo pélvico está debilitada o no tiene un tono adecuado, no ejercerá su función de sostén de forma eficaz, y no sólo eso: te estarás convirtiendo en firme candidata a sufrir una disfunción perineal como la incontinencia urinaria o fecal,el prolapso.

Por ello, te animo a que comiences hoy mismo a entrenar tu suelo pélvico y, con ello, conseguir:

  • Aumentar el tiempo de almacenamiento de orina en tu vejiga hasta que sientes ganas de orinar.
  • Una fuerte y eficaz contracción de tu musculatura perineal para combatir la urgencia urinaria: reduciendo la sensación de urgencia y conteniendo la orina hasta llegar al servicio.

Eso sí, el entrenamiento del suelo pélvico para que sea efectivo debe cumplir una serie de requisitos, entre ellos la correcta ejecución de los ejercicios y la constancia.

2. Conoce tu rutina miccional

Cuando un paciente acude a consulta por un problema de urgencia urinaria, el especialista (ya sea urólogo, fisioterapeuta de suelo pélvico, médico de familia o matrona) debe llevar a cabo una serie de preguntas para averiguar cómo es su ritmo vesical.

¿Cuánto líquido ingieres al día? ¿Cuántas veces haces pis? ¿Qué volumen de orina eliminas en cada micción? ¿Necesitas levantarte por la noche para ir al WC? ¿Hay algún momento del día en el que vayas más al servicio, por la mañana o por la tarde?

Estas son algunas de las cuestiones que nos proporcionan información para conocer el patrón de la vejiga del paciente. Pero, sobre todo, es de gran utilidad llevar a cabo un diario vesical: un registro de 24 horas en el que anotas todas las micciones, sus volúmenes, la sensación de urgencia que acompaña y la presencia o no de escapes de orina.

Si quieres conocer cómo es tu rutina miccional, te recomiendo hacer tú misma un diario vesical. Si quieres, puedes descargarte el diario miccional de En Suelo Firme aquí, imprimirlo y rellenarlo como te explico en este post. 

3. Comienza un entrenamiento vesical

Además de entrenar los músculos de tu suelo pélvico, uno de los pilares fundamentales en el tratamiento fisioterápico de la urgencia urinaria es llevar a cabo un entrenamiento vesical, es decir, unas técnicas encaminadas a aumentar el control de tu vejiga y reeducarla.

Cuando hayas completado el diario vesical y conozcas cada cuánto tiempo sueles hacer pis, en qué situaciones sientes urgencia y en qué otras no, si vas al WC por si acaso y luego no consigues orinar más que unas gotitas…, tu especialista tendrá información suficiente para pautarte una serie de acciones y aumentar el tiempo entre micciones, así como guiarte en cuáles son necesarias y cuáles no.

La micción es un proceso complejo que todos deberíamos conocer. Sabiendo cuál es el funcionamiento fisiológico de la vejiga (como te explico al final de este post) podemos saber cuándo algo no va bien, y recurrir a las ténicas de entrenamiento vesical para combatir la urgencia urinaria.

4. Deja de ir al WC por si acaso

¿Vas a salir de casa o del trabajo y antes pasas por el baño para ver si haces pis?

Si sueles hacer esto habitualmente, acudir al WC para vaciar tu vejiga sin tener realmente ganas de orinar, estás contribuyendo a que esta víscera pélvica, cuya función es el almacenamiento de orina antes de su expulsión, tenga cada vez menos capacidad para almacenar.

Y esto se traduce en que cada vez sentirás más urgencia urinaria ya que, con poquito que se llene, como tu vejiga no está acostumbrada a distenderse para almacenar cantidades fisiológicas de orina, antes te enviará señales para que vayas a hacer pis.

Por lo tanto, la máxima es: “No vayas al baño por si acaso”. 

5. Irritantes de la vejiga: ponles cara y elimínalos

Algunas personas notan cómo los síntomas de su urgencia urinaria empeoran cuando consumen ciertas sustancias, alimentos o bebidas. En estos casos, lo ideal es reducir o eliminar su consumo.

Estos son algunos de los productos que con más frecuencia los pacientes refieren como irritantes de la vejiga:

  • Alcohol
  • Chocolate
  • Especias
  • Edulcorantes como el aspartamo
  • Bebidas carbonatadas
  • Frutas ácidas y zumos
  • Cebolla
  • Vinagre

Si no tienes identificado el efecto que estas sustancias provocan en tu urgencia urinaria, te recomiendo que pruebes a eliminarlos de tu dieta durante unas semanas.

Si sientes mejoría, ya tienes un truco más para mejorar la relación con tu vejiga 😉

6. Di adiós a la cafeína

Lo siento. La diosa cafeína debería estar incluida en el listado de irritantes vesicales del apartado anterior… pero debido a su potente efecto diurético (actúa sobre las células de la pared de la vejiga, haciendo que ésta se llene antes), se merece un epígrafe aparte.

Si bien es cierto que algunos pacientes no refieren que sus síntomas empeoren al tomar café o té, si la urgencia urinaria afecta realmente a tu día a día, merece la pena que pruebes a eliminar esa taza de café o de té (la teína también repercute en tu vejiga), especialmente si vas a salir a la calle y no vas a tener un baño cerca.

10 consejos efectivos para combatir la urgencia urinaria

Algunas sustancias como la cafeína actúan irritando la vejiga y aumentando la sensación urgente de orinar. Disminuir o eliminar su consumo durante unas semanas y comprobar qué efecto tiene sobre tu sintomatología es uno de los primeros pasos para combatir la urgencia urinaria.

7. Identifica los momentos de urgencia

¿Notas que las ganas de orinar aumentan con factores como el estrés, los cambios de temperatura o los viajes?

¿Es abrir un grifo para lavarte las manos o los dientes y sentir que tu vejiga ya está de nuevo mandando señales?

Es esencial identificar cuáles son los momentos del día o las situaciones de tu vida en las que la urgencia urinaria aparece y trastoca tus planes.

Muchos de esos momentos de urgencia también son similares entre mujeres y hombres diagnosticados con vejiga hiperactiva o urgencia urinaria, pero otros serán tan personales como cada paciente:

  • Llegar al portal de casa, al ascensor, o justo en el momento de abrir la puerta de casa o del baño.
  • Bajar la ropa interior para sentarte en la taza del váter.
  • El ruido o la vista del agua correr.
  • El tiempo húmedo y/o frío.
  • Las relaciones sexuales.
  • Los viajes, por la angustia asociada a no saber cuándo podremos parar a hacer pis.
  • El estrés.

Tómate tu tiempo para observar e identificar cuáles son, para ti, esos momentos y situaciones que desencadenan la urgencia urinaria. Ser consciente de ello te permitirá lidiar con la ansiedad anticipatoria, estar preparado para cuando se produzca el momento de urgencia,  y afrontarlo con técnicas como las que nos contaba María en este post.

8. Combate el estreñimiento, los gases y la hinchazón

No me canso de repetir el gran impacto que el estreñimiento tiene sobre el suelo pélvico. Si aún no sabes a qué me refiero, este post te pondrá al día para que hagas todo lo que esté en tu mano y evites el estreñimiento.

Pero, además de ser un factor que debilita tu suelo pélvico (tanto por el peso del almacenamiento de heces que tus músculos han de soportar, como por el esfuerzo que muchas veces se ha de realizar para evacuar), es un enemigo para tu vejiga, ya que el recto ocupado por material fecal o por gases resta espacio a tu vejiga y aumenta la presión sobre ella. 

Además de seguir unas pautas saludables como las que te sugiero en el post sobre el estreñimiento, te interesará saber que hay accesorios, como el Squatty Potty (del que te hablamos en profundidad en este artículo) que te ayudan a modificar la postura en el WC y mejoran de manera notable la calidad de vida de las personas con dificultades para evacuar.

10 consejos útiles para combatir la urgencia urinaria

El ruido o la vista del agua correr es uno de los factores que, con más frecuencia, producen un aumento súbito de las ganas de orinar. Identificando los momentos clave en los que la urgencia urinaria aparece, podrás anticiparte para manejarlos adecuadamente.

9. Recurrir a la medicación

Si nada de lo anterior funciona, si sientes que la urgencia urinaria no mejora con ninguna de las técnicas que pruebas, habla con tu médico para que valore la necesidad de prescribir una medicación específica para el tratamiento de la vejiga hiperactiva.

Esta medicación inhibe las contracciones involuntarias del músculo detrusor de la vejiga mediante un bloqueo de los receptores que activan la contracción de dicho músculo y, de esa forma, inhibir la sensación de necesidad imperiosa de orinar.

Son los llamados fármacos antimuscarínicos, los anticolinérgicos, como la tolterodina, la fesoterodina o la solifenacina, que actúan sobre los receptores muscarínicos de la vejiga, y cuya efectividad ha sido demostrada en la reducción de los episodios de urgencia e incontinencia diaria y nocturna.

Sin embargo, el uso de este tipo de fármacos lleva asociados efectos secundarios desagradables para el paciente, como visión borrosa, sequedad de ojos y de boca, y estreñimiento.

En ocasiones, estos medicamentos pueden ser de utilidad como elemento paralelo a un plan de entrenamiento vesical y de la musculatura del suelo pélvico, pero debido a los efectos secundarios que a menudo refieren los pacientes que los toman, es preciso probar antes con opciones terapéuticas de menor impacto.

10. Acude a un especialista

Por último, aunque no por ello menos importante, si crees que tu vejiga tiraniza tu vida diaria, has de acudir a un profesional que estudie tu caso y te ayude a mejorar. El síndrome de vejiga hiperactiva y la urgencia urinaria se pueden abordar desde distintos frentes: con tratamiento fisioterápico, desde la Psicología, con tratamiento farmacológico prescrito por un médico, etc.

En ocasiones, será necesario compatibilizar todas estas vías, pero en otros casos notarás mejoría sólo con entrenar tu suelo pélvico y reeducar tu dinámica vesical. ¡No pierdes nada por probarlo, así que empieza hoy mismo a cuidar tu suelo pélvico!

Los consejos que he compartido contigo en el artículo de hoy demuestran ser eficaces en la mayoría de los pacientes que vemos en consulta, pero nunca deben ser tomados como sustituto de la prescripción de un profesional sanitario sobre una condición física particular.

Si te ha gustado este artículo y crees que puede ayudar a alguien, por favor, ¡no te olvides de compartirlo en las redes sociales! 🙂 

Y si no quieres perderte ninguno de nuestros posts semanales, ya sabes, ¡suscríbete a nuestra newsletter!

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
Es sencillo compartir...Share on Facebook0Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

, , , ,

2 comentarios para 10 consejos útiles para combatir la urgencia urinaria

  1. gloria Miércoles, 29 de abril de 2015 at 22:59 #

    Hola ,lo mío mas que un comentario es una pregunta o duda:
    Yo soy educadora infantil y siempre me han dicho que a la hora de quitar un pañal hay que ir sentando al niño cada x tiempo, a mi me ha dado siempre resultado, pero al leer vuestro articulo me ha surgido la duda de que si lo estaré haciendo bien o no es bueno obligarle ,entre comillas, sin que el tenga ganas.

    Muchas gracias por vuestros artículos, me parecen super interesantes

    • Laura Rojas Jueves, 30 de abril de 2015 at 13:14 #

      ¡Hola Gloria!
      Qué interesante la duda que planteas. Hasta donde tengo conocimiento, sobre todo en el terreno personal (puesto que el ámbito infantil no es mi especialidad profesional), he comprobado que el método que comentas resulta eficaz para crear en el niño el hábito de orinar en el WC. Los especialistas recomiendan, para evitar los escapes de orina en niños, que al principio se les ponga a hacer pis cada hora; si controlan bien en este tiempo, aumentarlo a hora y media; después, a dos horas y, así, hasta que llega el momento en que el niño, sistemáticamente, nos avisa de cuándo siente deseo de orinar. Además, durante los dos años siguientes a quitar el pañal, hemos de estar pendientes de que no pasen más de 3-4 horas sin que el niño vaya al baño.
      En cuanto a lo que NO se debe hacer: forzar al niño a hacer pis en función de nuestra conveniencia. Quiero decir, por ejemplo: vamos a salir de casa y le ponemos a hacer pis (cuando había hecho hacía poco tiempo) sólo para evitar que no nos diga en pleno paseo “Mami, tengo ganas de hacer pis”. Hay que darle la oportunidad de identificar el deseo miccional, y no adaptarlo a nuestros planes sólo para evitar que nos interrumpa nuestros quehaceres.
      Espero haber aclarado tu duda, Gloria.
      Un abrazo y muchas gracias por dejarnos tu comentario.

Deja un comentario

A los efectos de lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, usted queda informado y presta su consentimiento para que sus datos personales sean utilizados con la finalidad de gestionar correctamente el uso del foro. Los datos serán conservados de modo confidencial y no comunicados a terceras empresas o personas.

Si se nos proporcionan datos de terceros, la persona que lo haga deberá, bajo su responsabilidad, informar al afectado de lo dispuesto en esta cláusula y obtener previamente su consentimiento. En todo caso, pueden ejercerse los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la siguiente dirección de e-mail: info@ensuelofirme.com